Diario de Alejandro Oliveros

Diario: Ferguson y el Mercader de Venecia (II)

6.15am Parece amanecer mejor hoy, pero tengo mis dudas, conociendo, como he llegado a conocer, la cambiada climatología de los últimos años. No es que la luz a estas tempranas horas sea la más transparente, pero es menos opaca que la de días pasados, menos apagada. Las cimas de las montañas se ven con claridad,
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 3 de diciembre, 2009

Diario: Ferguson y el mercader de Venecia

Caracas, 6 am Al igual que ayer, una espesa capa de nubes cubre la mañana de este segundo día de diciembre. Las copas de las montañas no se distinguen, borradas por el gris blanquecino de la evaporación. Después del amanecer, que tuvo momentos iluminados, los manchones se presentaron y restauraron el tono impreciso de la
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 2 de diciembre, 2009

Diario: lecturas de Niall Ferguson

4.35 am Un par de sueños incómodos no me permiten seguir durmiendo. No sé si algo tiene que ver la luna llena de anoche, que se presentó sobre un cielo en principio despejado y, luego, hacia la medianoche, manchado por nubes desprovistas de cualquier encanto. Pero no es, como podría pensarse, la última luna llena
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 1 de diciembre, 2009

Diario: Las oleadas de Carlota Pérez

El sábado, patrocinada por el Grupo Inocente y otras OMG (Organizaciones Meta Gubernamentales), una clase magistral de la profesora venezolana Carlota Pérez, investigadora de la Universidad de Cambridge y consultora internacional. Su apasionante intervención fue la actualización de una tesis que ha venido sosteniendo desde hace años, de vigencia intachable, y que fue recogida en
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 30 de noviembre, 2009

Diario: Mussolini, cáncer y fascismo

Valencia Uno de los aspectos, como tantos otros (entre ellos el haber prologado el primer libro de Giuseppe Ungaretti), que desconocemos de Mussolini, es su interés por la filosofía y, en especial, la de Hegel. No recuerdo haber leído de sus comentaristas -tampoco he leído a muchos-, una explicación de cómo llegó a adaptar las
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 27 de noviembre, 2009

Diario: Oftalmólogos

1.05 am De regreso de una cena gratísima en casa de Elías y Rosalba Pino, compartida con Antonio y Nela López Ortega, me han venido unas inesperadas ganas de escribir, estimulado por el fin de una obligada abstinencia de dos semanas. Ya frente a este cuaderno, fabricado en la Ferrara de Constanza, me pregunto sobre
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 25 de noviembre, 2009

Diario: Situación Cleo

Valencia, 5.30am Poco a poco regreso a la normalidad después de algunos días en “situación Cleo”, una referencia a la protagonista del hermoso film de Agnès Varda, de 1961, con Corinne Marchand. Llegué a sentirme como ella, cuando está sentada en un banco del jardín de La Salpetrière, en París, a donde había llegado a
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 24 de noviembre, 2009

Diario: S.E.I.D.A.L./Los presos políticos: postdata

4.45 am -Estas son las mejores horas del día, una temperatura agradable y una suave brisa que llega del este con olores marinos y sabores salitrosos. Pero, aun así, sobre el Ávila, la noche ha dejado de ostentar la transparencia cristalina de hace unos años. Pero volverá, más temprano que tarde, de eso estoy seguro.
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 19 de noviembre, 2009

Diario: Presos políticos. Anales de una dictadura.

10.30 am Se mantiene la sensación de condiciones climatológicas corrompidas de los últimos años. La temperatura puede ser grata en las pequeñas horas de la mañana pero rápidamente se calienta hasta convertirse en bochorno. Los montes y montañas son cubiertos por una luz manchada y espesa. Es un clima impreciso e indeciso, malo para los
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 18 de noviembre, 2009

Diario: Pavese (2)

6.30am Una luz amarillenta, sucia, acompaña en ocasiones el bochorno de estos días de lluvias retrasadas y humedad. Sé que es puro pensamiento mágico lo que voy a decir, pero, desde hace poco más de una década, los factores climáticos han dejado de ser lo que eran, con consecuencias que pueden ser tan trágicas como
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 17 de noviembre, 2009

Diario: Pavese (I)

6.05pm No me siento “in the mood” para referirme a la extendida tragedia que es la Venezuela de los últimos años. Fueron más de cincuenta las muertes violentas durante el fin de semana en Caracas. El apoyo al gobierno se encuentra en niveles históricos de impopularidad. No creo que mucho más del 30% lo apoye.
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 16 de noviembre, 2009

Diario: Herbert (2)

6am Anoche, la hermosa “Quai des brumes” (1938), con Gabin, Michel Simon y Michèle Morgan. Hace un montón de años me leí la reveladora novela de Pierre MacOrlan, que se desarrolla en Montmartre y no en Le Havre, como la cinta. Pero, como quiera que sea, estamos en uno de esos casos en los cuales
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 14 de noviembre, 2009

Diario: Semanario: Los Herbert

3 pm Hay dos grandes Herbert en la historia de la poesía europea. El primero es George Herbert, uno de los grandes líricos de la poesía británica del XVII, un siglo abundoso en voces que cantaban los avatares de un tiempo indigente, que era el de las guerras entre protestantes y católicos que, durante un
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 13 de noviembre, 2009

Diario: Tres mujeres/El papel en mi vida

He llegado a la desesperada conclusión según la cual el paso tan violento de los últimos diez meses, se debe a una circunstancia muy particular y tranquilizadora. En realidad, el 2009 que hemos conocido no ha sido un año normal, de esos de 365 días y 12 meses. Más bien, hemos vivido un proyecto de
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 10 de noviembre, 2009

Diario: Nina Zinvancevic

Valencia, 7.15pm Un par de vasos de vino blanco del Adriático me han provocado una acidez diabólica. Esta hipercloridia, como la llamaban en mis tiempos de estudiante de medicina, fue la primera dolencia física que se presentó en mi vida consciente. Tuve una juventud sana y no conocí la cama sino para dormir brevemente. El
Alejandro Oliveros | Diario de Alejandro Oliveros | 6 de noviembre, 2009