Blog de Rita Indiana

Vida gay 1: Tomar tu mano; por Rita Indiana

Por Rita Indiana | 31 de julio, 2015

Vida gay 1 Tomar tu mano; por Rita Indiana

Tu mano, una mano tan pequeña que es casi la mano de una niña y cuyo pulgar aprieto con el mío cuando cruzamos la calle. Tu mano de mujer, de uñas ligeramente largas y sin pintar, de dedos que surgen en montes surcados por líneas en las que una vez te leyeron en Valencia en un mercado de pulgas un futuro escandaloso y sublime.

Retiro mi mano para que nuestro paseo genere el menor odio posible

Tu mano decide agarrar la mía. Se desliza contra el telón que es mi abrigo de la que surge esa otra, resfriada y tímida de un bolsillo, para regresar a casa como topo en el hueco de la tuya. Luego 10 dedos parten el agua entrecruzada de una piscina de la que sacan orgullosas sus cabezas en forma de uña para descansar intercalados y contentos los unos con los otros.

Pero el miedo llega con la insistente precisión de una gastritis a llenar de viento mojado la fogata que unos pequeños exploradores acaban de encender en nuestras palmas. Retiro mi mano temerosa de otras que hacen señas obscenas en los balcones y que lanzan, desde allí, un envase de leche podrida o una llave inglesa contra mi cabeza. Manos de señora o de joven, manos que tienen agarrado por los cojones el desempeño afectivo de las mías.

Esta reacción es ya en mí un reflejo inmediato. No es que sea cobarde. Conozco el estrujón que hace en la tarde un insulto homofóbico y quiero evitarte el mal momento. Retiro mi mano para que nuestro paseo genere el menor odio posible.

Rita Indiana (Santo Domingo, 1977). Escritora, cantante y productora musical dominicana. Es autora de los libros Rumiantes (1998), Ciencia Succión (2002), La estrategia de Chochueca (2003), Papi(2005) y Nombres y Animales (2014). Su proyecto Rita Indiana y sus misterios grabó el disco El Juidero (2011). El diario El País la nombró como una de las 100 personalidades latinas más influyentes. Puede seguirla en Twitter en @RitaIndiana

Comentarios (5)

Enrique Peña
31 de julio, 2015

Que hermoso texto, que bien escrito, que sentido de la pausa de la palabra dicha y no dicha…

Ignacio Arias
31 de julio, 2015

Hubiera querido decir exactamente, lo que acaba de decir Enrique.

Edgard J. González.-
1 de agosto, 2015

Así como hay una enorme brecha tecnocientífica e informática entre los países del primer mundo y los del tercer o cuarto mundo, también la hay en la resistencia al cambio de actitudes respecto del diferente, del otro que no nos refleja al ciento por ciento. Aunque ya estamos habituados a estar siempre a la zaga de los cambios, y dependemos de lo que se produzca en los países avanzados para gradualmente incorporarlo a nuestra manera de ser y de pensar y de sentir, con retraso y fallas, ayer me sorprendió saber que uno de los actos de agresión más intolerantes y criminales que hayan pasado recientemente, sucedió en un país donde suponemos las gentes van a la cabeza de los conocimientos y aportes tecnológicos, científicos, informáticos, e incluso sociales: En Israel ayer un alienado apuñaló a seis personas que participaban en un desfile Gay, y lo peor es que se trata de un criminal reincidente, que acaba de salir de la cárcel, donde purgó 10 años por UN DELITO SIMILAR !! Lanzan infinitas veces la piedra, sabiendo que nunca han estado libres de pecado.

AgBMHG
3 de agosto, 2015

Luchemos para que esas cosas no pasen. BM

AgBMHG
29 de octubre, 2015

Realmente es hermoso el texto pero triste algunos fragmentos por el miedo a la evidente homofobia en el mundo; SI NOS UNIMOS PRONTO NI RECORDAREMOS QUE EL MUNDO ALGUNA VEZ FUE INJUSTO. BM

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.