Blog de Alonso Moleiro

Los nuevos acuerdos de la MUD; por Alonso Moleiro

Por Alonso Moleiro | 11 de marzo, 2015

Los nuevos acuerdos de la MUD; por Alonso Moleiro 640

La Mesa de la Unidad Democrática acaba de concretar un logro fundamental en la obtención de sus objetivos electorales y políticos con el anuncio del preacuerdo unitario en sus planchas para las elecciones parlamentarias de este año.

Comicios que, con bastante probabilidad, sí se van a celebrar, y que se constituyen, en sí mismos, en una enorme oportunidad ante el complejo diagrama planteado para otorgarle una salida política y constitucional a la terrible crisis nacional. Crisis que, como todo el mundo sabe, tiene comprometida la propia viabilidad de Venezuela como nación.

Optaron los mandos opositores por lo práctico y se impuso el criterio de la “terapia combinada”: el eje acuerdos-primarias. La MUD pudo duplicar los circuitos en los cuales se celebrarán consultas a la ciudadanía, respecto a lo hecho en 2010; los sectores más distanciados de la plataforma, como Acción Democrática y Voluntad Popular, por ejemplo, pudieron convenir con sensatez y responsabilidad espacios de influencia. Las primarias de la MUD serán, según se anuncia, en el mes de Mayo.

Algunos sectores de la Unidad han objetado la mecánica planteada por los partidos de la MUD. No deja de tener  pertinencia hacerse preguntas en el camino, sobre todo si tomamos en cuenta de que no tuvimos una bancada parlamentaria especialmente notoria en el ejercicio constitucional que concluye. La Mesa ciertamente está tocada por el celo de encontrar puntos de encuentro, pero eso no se traduce necesariamente en que se escojan a los mejores candidatos.

Hay un sector importante de la sociedad democrática que, de forma por demás respetable, exige que la consulta sea completa, y que ese ejercicio sea un ejemplo de pedagogía y calidad política: primarias absolutas; más y mejor democracia; no más componendas y juegos de naipes en momentos tan atormentados y difíciles

Personalmente dudo que una celebración de primarias de carácter absoluto sean las seguras portadoras de ejercicios cualitativos, eficientes, o que se traduzcan necesariamente en mejores candidatos. La MUD está celebrando mucho más consultas en esta ocasión y esa apertura puede equilibrar mucho más las cosas. El PSUV también ha celebrado elecciones primarias.

El ánimo consultivo tiene que ir acompañado de algunos modales expeditos y de cierto criterio. Henry Ramos Allup, por ejemplo, es un dirigente absolutamente necesario en la bancada que va a tener la MUD en el momento que se aproxima, y su presencia es el producto de un acuerdo político absolutamente normal en cualquier democracia. Eso es necesario comprenderlo. Además, no hay dinero y no hay demasiado tiempo.

La unidad perfecta le permite a la Oposición concurrir a esta consulta con una enorme posibilidad, jamás vista antes, de obtener un resultado excelente, aún en un escenario ventajista.

Le hemos puesto muchos reparos a la Oposición, a veces con entera justicia, en ocasiones de forma gratuita e injusta. Le pedimos que llene un espacio que no es sencillo ocupar en un escenario tan hostil, sin medios de comunicación y en medio de un duro asedio legal. Julio Borges, por ejemplo, agredido y amenazado en numerosas ocasiones por el chavismo, es un dirigente que ha dado una muestra personal de coraje ciudadano y convicción democrática en todos estos años. Su presencia en las planchas es tan necesaria como la de Leopoldo López, Daniel Ceballos y Antonio Ledezma. Eso es lo que llaman la Unidad.

El mecanismo mixto contribuye a fortalecer un cierto carácter paritario en la conformación de las planchas, —si convenimos en que, en este momento, en la Mesa coexisten dos tendencias— y puede concretar una bancada equilibrada, superior en su desempeño a la actual.

La consulta parlamentaria es uno de los varios tableros que están jugando los factores de poder en Venezuela. El deber de los ciudadanos consiste en navegar con paciencia hasta la fecha, en un mes que podría ser noviembre, y tocarle la puerta al Palacio Federal Legislativo. Para comprobar sí será cierto que, ante las Fuerzas Armadas, el país y el mundo entero, los chavistas se atreverán a desconocer la voluntad de la abrumadora mayoría de los ciudadanos.

Alonso Moleiro 

Comentarios (6)

Ligia Isturiz @Seleccionada
11 de marzo, 2015

Cmparto con Alonso Moleiro su criterio en relación con los acuerdos de la MUD (con la que me une ningún nexo, diferente del de ciudadana votante por la alternativa democrática ) Su post es un buen texto, positivo y justo, soportado por la visión analítica y el estilo sereno que acreditan a Alonso. Comparto, igualmente, su llamado al entendimiento de la metodología mixta – consenso acuerdos- y paciencia, nunca más necesaria que en situaciones de alta crisis,-también de gran oportunidad- como la presente. Y, por supuesto, celebro como imprescindible el párrafo final

Ligia Isturiz @Seleccionada
11 de marzo, 2015

CORRECCIÓN: A mi comentario brevísimo, corrijo el error involuntario en la frase “metodología mixta – consenso acuerdos ” por “consenso-primarias “, como quise decir

Ligia Isturiz @Seleccionada
11 de marzo, 2015

CORRECCIóN; Por error involuntario escribí “Metodología mixta – consenso acuerdos- en lugar de “Metodología mixta – consenso y primarias “- L.I.

josé antonio terife
11 de marzo, 2015

Opinión muy acertada, con un lenguaje claro y directo, sin arabescos ni palabrería superflua. Estas opiniones son las que necesitamos para orientar a los ciudadanos en cuestiones políticas/electorales.

Evelio aray
12 de marzo, 2015

Muy bien este articulo de momento con artículos así se suma no se resta como hacen muchos que escriben y lo que hacen es dividir

Freddy Siso
12 de marzo, 2015

Sí, existen candidatos que merecen ser por sus cualidades y existen otros que deben ser escogidos. Ojalá se pudiera ampliar la consulta para que sigamos sumando voluntades. Lo que está en juego es Venezuela y los chavistas está demostrado, no sirven para deferderla y mucho menos para representarla.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.