Blog de Leo Felipe Campos

Lo que se ve desde afuera; por Leo Felipe Campos

Por Leo Felipe Campos | 3 de marzo, 2014

venezuela-bandera

Por las personas que miran los acontecimientos de Venezuela desde el exterior y se asoman a las ventanas de las redes sociales de algunos amigos, periodistas unos, ciudadanos otros, intentando establecer un mínimo de certidumbre en medio de tanto ruido y tanta (des)información, quisiera aclarar que:

1) Leemos a diario sobre calles y avenidas en las que se concentra el enfrentamiento entre civiles en protesta y efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana o la Policía Nacional Bolivariana en municipios de ciudades principales de Venezuela como Caracas, Mérida, Valencia, Barquisimeto o San Cristóbal, por ejemplo. Eso es cierto. Pero no se trata de la mayoría del país.

2) También es cierto y es irrefutable que ha existido una represión algunas veces brutal de parte de los organismos de seguridad del Estado. Yo mismo he tenido acceso a actas firmadas por acusados, defensores y fiscales en las cuales esos tratos inhumanos quedan firmados por los involucrados.

3) Ha habido represiones con golpes y detenciones a periodistas o reporteros audiovisuales por el simple hecho de cumplir con su oficio. Incluso, la Guardia Nacional Bolivariana ha robado pertenencias personales y ha retenido equipos (sin que quede claro si los van a devolver) como cámaras fotográficas y memorias de los mismos.

4) Hay grupos armados que amedrentan o atacan a los manifestantes, frente a la vista gorda de la policía, o incluso con su complicidad.

5) No siempre las protestas son pacíficas. Son confrontaciones complejas y violentas en las que sus líderes, por lo general jóvenes indignados, según el gobierno infiltrados por grupos paramilitares (eso no me consta, pero apenas tenga una prueba seré el primero en hacerme eco) avanzan contra cualquier orden o norma establecida trancando calles y lanzando piedras, con claras intenciones de combatir y derrotar a los uniformados, cueste lo que cueste, porque creen que es la única manera de acabar con un gobierno dictatorial.

6) Las cifras de detenciones, tratos inhumanos y liberaciones son presentadas cada tanto por ONG’s como Foro Penal Venezolano y refutadas por la Fiscalía General de la República.

7) La ONG Foro Penal Venezolano pretende armar un argumento robusto con casos de varios años que incluyen maltratos y torturas para decir que el gobierno chavista ha incurrido, de forma sistemática, en crímenes de lesa humanidad. Violencia de Estado. Persecuciones políticas. El fin: la Corte Penal Internacional.

8) Algunos medios de comunicación internacional se hacen eco sobre todo de estos casos. No les interesa mucho más de lo que pase en Venezuela. De ahí surge la matriz que quiere implantar el gobierno de que se trata de un Golpe de Estado en curso.

9) Para hacer una comparación concreta, en 1989, cuando ocurrió El Caracazo, las cifras oficiales del entonces gobierno de Carlos Andrés Pérez señalaron que hubo unos 300 asesinatos en menos de una semana. Las extraoficiales afirman que fueron más de mil.

10) El pasado viernes, 28 de febrero, la Fiscal General de la República admitió que iban 17 fallecidos y 261 heridos en las poco más de dos semanas de protestas registradas en territorio venezolano. Saquen su cuenta.

11) Entre el jueves 27 de febrero y el lunes 03 de marzo (ceremonia del Oscar incluida), voceros y defensores del gobierno y la oposición se tranzaron en otra batalla cosmética: si las personas iban o no iban a disfrutar del Carnaval. Tamaña estupidez. En un país de aproximadamente 30 millones de habitantes y con una costa caribeña tan amplia, solo otro terremoto como el de 1967 en Caracas o una nueva tragedia de Vargas iban a impedir que cientos de miles de personas se dieran un chapuzón en el mar. Otros cientos de miles seguirían protestando, movilizados en sus ciudades. Otros tantos se quedarían en casa. Todos ponen. Todos ganan.

12) Como ejemplo, hoy, lunes de carnaval, estuve en zonas del centro-oeste de Caracas como las avenidas Nueva Granada y Presidente Medina (también conocida como avenida Victoria); la Cota 905; la redoma La India, entre El Paraíso y La Vega; y El Cementerio, dentro y fuera del camposanto (Cementerio General del Sur); y debo decir que ni había guarimbas, ni había romerías propagandísticas a favor del Comandante Supremo o el presidente Maduro. Lo que se podía ver era la calma típica de un asueto.

13) En el Terminal de La Bandera y sus alrededores había poco movimiento. Para algunos opositores eso puede significar un triunfo político. Para mí no es más que una descripción en medio de una coyuntura. En un frigorífico de la avenida Principal de El Cementerio había pollo y carne suficiente para llenar su amplia vitrina, y no había largas colas para comprar. Para algunos chavistas eso puede significar un triunfo político, para mí no es más que una coyuntura en medio de la misma descripción.

14) En Venezuela existe una escasez palpable de bienes básicos y necesarios como pollo, arroz, papel higiénico, harina de maíz, medicamentos y pare usted de contar lugares comunes.

15) Lo anterior ha sido reconocido incluso por líderes del chavismo. La diferencia estriba en que en medio de nuestra incapacidad productiva -símbolo del descalabro estructural de las políticas económicas- unos atacan a los empresarios por especuladores o acaparadores, y otros a las nefastas medidas del gobierno y a la corrupción rampante. Yo pienso que tienen más razón los segundos que los primeros, pero aquí nadie tiene rabo de paja.

16) No pretendo ser mejor ni más que nadie. Si hago este ejercicio de desmontaje en mi espacio personal es porque me duele mi país, pero a mi manera. Y me duele porque creo que lo están destruyendo a palazos, cada cual según sus justas u oscuras intenciones. He decidio que mi labor en este momento será describir cómo tumban esa piñata y se matan, literalmente, por las chucherías y juguetes que ella guarda. Mantendré una mínima distancia, hasta que aguante, y lo haré, sobre todo, para aquellos que querían o quieren estar en esta fiesta extraña y dura y no pudieron.

17) Por favor, no creas que aquello que ves en 140 caracteres o en una imagen tremenda y sensacional es el país. Puede ser que refleje el sentimiento de una mitad o un tercio del mismo, pero Venezuela no es ni una barricada ni una caravana roja de la alegría. Recuerda que en las últimas elecciones presidenciales poco más de 7 millones votaron por el chavismo y poco más de 7 millones lo hicieron por la otra opción.

18) En día y medio es 05 de marzo. Se celebra el primer año del anuncio oficial de la muerte de Hugo Chávez. Qué es lo que pasará una o dos semanas después dependerá sobre todo de la respuesta del pueblo chavista ese día. Entonces volveremos a leernos.

***

Publicado en MiJaragual.net

Leo Felipe Campos 

Comentarios (5)

nacibeomana
5 de marzo, 2014

Señor Leo Campos, agradezco su artículo porque creo que reflejar lo que ocurre en medio de tanta información y desinformación es un deber de quienes intentamos juntar corazón y razón sobre todo para el análisis de lo que acontece. No somos nosotros precisamente los protagonistas de esta gesta que nos ha revelado la existencia de muchos “héroes” dispuestos a la acción, pero en lo personal agradezco tanto a estos como aquellos que como Ud se hace militante de una postura de no juzgar posturas, de informar sobre hechos ciertos y desmontar desinformación. Gracias de nuevo Nacibe Gutierrez de Omaña

Octavio Mota E.
5 de marzo, 2014

Leo te felicito por tu visión análisis de lo que esta ocurriendo en nuestro querido país. Muy a pesar de lo que pareciese, es la opinión y sensación de la mayoría. Solo que ahora mismo, hacen mas bulla los extremos. Quizás cuando bajen las pasiones podrán surgir criterios mas razonables o quizás no, a lo peor se impone la violencia y la represión. Igual me siento optimista porque hay miles de luciérnagas en esta oscuridad que atravesamos como sociedad. Una vez más, gracias por tus escritos.

Josefina E.
5 de marzo, 2014

Solamente una pregunta para estar más clara Sr. Campos, es esta su visión personal de cómo se afuera la situación? ó es realmente la visión de cómo nos ven? De ser esta ultima la opción seleccionada, cuál(es) son sus fuentes? muestra? estadísticas? No me mal interprete; de hecho coincido mucho con Ud.

Leo Felipe Campos
6 de marzo, 2014

Gracias a Nacibe y al amigo Octavio por sus amables comentarios.

Josefina, más que una visión externa, trato de ofrecer a quienes miran desde el extranjero una mirada propia y si se quiere más aterrizada sobre lo que ocurre en Caracas (y en Venezuela). Mi objetivo es que en medio del conflicto que en efecto se vive, no se queden con la imagen de un país en llamas, porque no lo está, a pesar de sus múltiples barricadas; ni con la oferta del folleto turístico que quiere vender el gobierno. Hay tensiones y hay choques y hay agresiones, y son diarias, pero se trata de protestas focalizadas que hasta ahora no reflejan el estado real de la vida cotidiana en la mayoría de los municipios del país. Está muy lejos de ello. Tengo un mes realizando coberturas periodísticas para Prodavinci y El Espectador, un diario de Bogotá. Las fuentes son diversas y los datos que ofrezco son todos comprobables. Saludos y muchas gracias por pasar, leer y comentar.

Iraida Navarro
8 de marzo, 2014

Esa es ,nuestra triste y delicada realidad.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.