Blog de Eugenio G. Martínez

¿Cuánto dinero haría falta para organizar unas elecciones en Venezuela?; por Eugenio Martínez

Por Eugenio G. Martínez | 29 de junio, 2016

Costo elecciones Venezuela CNE 640

Como se explica en el post ¿Qué está pasando con las elecciones regionales que deben convocarse en 2016?, publicado aquí en Prodavinci, algunos diputados del Gran Polo Patriótico consideran que un país que sufre una “guerra económica” no puede acudir a elecciones, porque el dinero necesario para los eventos electores debe emplearse en otros áreas primordiales. Este argumento ha sido utilizado por sectores oficialistas para justificar que no se lleven a cabo procesos electorales en Venezuela durante 2016, como las elecciones regionales o el referendo revocatorio. ¿Pero sabemos cuánto cuesta hacer unas elecciones en Venezuela?

¿Cuánto han costado las últimas
elecciones en Venezuela?

No es sencillo responder a esta pregunta por las distintas variables que pueden incluirse en este cálculo, como despliegue de efectivos militares, gastos de los partidos y candidatos, gastos de las financiamiento a las misiones de acompañamiento internacional de la Unasur, etcétera. No obstante, se puede enumerar los recursos extraordinarios que ha solicitado el CNE desde el año 2008 hasta los comicios parlamentarios de 2015.

— Para las elecciones regionales del año 2008, en las que se escogieron gobernadores, integrantes de los consejos legislativos y alcaldes, el CNE necesitó un presupuesto de 466.590.035,98 bolívares.

— Para organizar de forma expedita el referendo constitucional sobre la reelección indefinida, celebrado en el año 2009, el monto ejecutado por el CNE fue de 389.590.620,13 bolívares.

— Las elecciones parlamentarias de 2010 requirieron un presupuesto de 767.765.856,69 bolívares. En estos gastos se incluyen, además, la repetición de la Elección del Alcalde en el municipio Pedro Padre Chien, en el estado Bolívar, y la celebración de las primarias parlamentarias de la MUD y del PSUV.

— En el caso de los comicios celebrados durante el año 2012, el CNE necesitó un presupuesto extraordinario de 1.190.137.647 bolívares para organizar la elección presidencial del 7 de octubre y otro de 856.297.815 bolívares para organizar los comicios regionales.

— También en 2012 solicitaron recursos por el orden de 81.043.699 bolívares para financiar el Plan de Fiscalización de la Propaganda Electoral y 145.677.459 bolívares destinados a la difusión de mensajes publicitarios e institucionales.

— Para los comicios celebrados durante 2013, el CNE recibió dos créditos adicionales: el primer aporte de recursos extraordinarios fue de 2.000.000.000 bolívares para organizar la elección presidencial sobrevenida del 14 de abril, mientras que el segundo crédito adicional fue de 1.500.000.000 bolívares para las elecciones municipales.

— Aunque durante el año 2014 no se ejecutaron procesos electorales, el CNE recibió dos créditos adicionales. El primero fue aprobado por la Asamblea Nacional el 15 de julio por la cantidad de 1.328.854.434 bolívares y el segundo se aprobó el 18 de noviembre por 500 millones de bolívares. No obstante, se desconoce el uso exacto de estos recursos.

— Por último, para las elecciones parlamentarias del año 2015, el CNE recibió recursos extraordinarios por 730 millones de bolívares.

Que esta pasando con las elecciones regionales que se deben convocar para 2016 por Eugenio Martinez 644X60

¿Son costosas las elecciones en Venezuela?

No. Si sólo se considera en esta respuesta el costo de implementación del sistema automatizado de votación, los datos oficiales sugieren que el costo per cápita de un voto en Venezuela se encuentra entre los más bajos del mundo.

Según la Encuesta Global de Costos de Elecciones, desarrollada por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y la Fundación Internacional de Sistemas Electorales, los países con amplia experiencia en comicios y con democracias consolidadas suelen tener costos electorales bajos, que oscilan entre 1 y 3 dólares por elector, mientras que los países con democracias incipientes o en conflicto registran un costo por votante que suele ser superior a los tres dólares (en algunos casos llega a superar los 45 dólares).

Sin embargo, algunas variables como la automatización de los procesos electorales provocan que países como Venezuela (que no se incluye en el estudio del PNUD como parte de los países con democracias consolidadas)  tengan uno de los costos “voto por elector” más bajos del mundo.

Este dato no es menor, especialmente cuando se debate la posibilidad de posponer los comicios para elegir 23 gobernadores y 275 legisladores regionales de 2016, entre otras razones, por falta de presupuesto.

¿Cuánto cuesta emitir un voto?

Según el referido estudio del PNUD y del IFES, entre los países con bajos costos (entre $1 y $3 dólares) se encuentran Australia y algunos estados de Estados Unidos.

Los países con democracias menos consolidadas y sistemas manuales de votación tienen un costo por elector mucho más elevado. En estos casos se puede incluir a Colombia (US$5,65), El Salvador (US$4.1), Haití (US$11), Liberia (US$6.1), México (US$5.9), Paraguay (US$3.7), Rusia (US$7.5) y Uganda (US$3.7).

Según el mismo estudio, las elecciones que se celebran como parte de procesos orientados al mantenimiento de la paz son las más costosas de todas. Nicaragua en 1990 (US$11.8 por elector), Angola en 1992 (US$22 por elector), Camboya en 1993 (US$45.5 por elector), Mozambique en 1994 (US$10.2 por elector), Territorios Palestinos en 1996 (US$9 por elector) y Bosnia y Herzegovina bajo los acuerdos Dayton (US$8 por elector) son los casos más representativos del referido estudio.

¿La estabilidad democrática
influye en el costo del voto?

Es un ejercicio complejo. De hecho no pocos estudiosos del tema electoral cuestionen la premisa según la cual las democracias estables generan elecciones más baratas.

El mejor ejemplo de este punto de vista se encuentra en el análisis de las elecciones que se celebran en Panamá, cuya democracia se considera estable a partir de finales de la década de los años noventa y, a pesar de eso, el valor del voto de cada ciudadano supera los veinte dólares, si se considera que para apenas 2,4 millones de habitantes el presupuesto electoral del año 2014 rebasa los 50 millones de dólares.

Por otra parte, existen ejemplos como España, donde el costo de emitir un voto no disminuye. Según los datos divulgados por el PNUD, en las elecciones generales de 2008, el costo por votante inscrito se ubicó en 3,7 euros (US$4,14). Para las elecciones de 2011 el costo por voto fue de 3,5 euros (US$3,92), mientras que el fallido proceso del 20 de diciembre de 2015 (que se acaba de repetirse el domingo pasado) el costo promedio de cada voto fue de 3,6 euros (US$4,03).

Otro ejemplo que vale la pena mencionar es el de Brasil, especialmente porque se considera que el proceso celebrado en el año 2014 fue uno de los más costoso del mundo. Sin embargo, en estos análisis no se suele considerar que, además de presidente, también se escogieron 27 gobernadores. Por otra parte, en el costo total de estas elecciones se incluyen el valor del dinero gastado por los partidos para promocionar a sus candidatos presidenciales y aspirantes a gobernadores. Evidentemente, al incluir esta variable el costo de cada voto se distorsiona, en comparación a otros países. Sin embargo, si sólo se consideran los gastos asociados al proceso de organización de los comicios, se puede afirmar que el costo de cada voto fue de US$3,5. Si en este análisis se incluye además el gasto de inversión (Capex), el costo efectivo por elector aumenta hasta US$ 5.

Que esta pasando con las elecciones regionales que se deben convocar para 2016 por Eugenio Martinez 644X60

¿Y cuánto cuesta un voto en Venezuela?

No se debe olvidar que el cálculo del costo de un voto depende de múltiples factores. Y no necesariamente en todos los países se incluyen los mismos gastos variables asociados a un proceso electoral. Además, existen gastos  electorales que permanecen constantes o que incluso pueden incrementarse (como los gastos de personal, por ejemplo) y otros que pueden amortizarse en el tiempo (los gastos de tecnología cuando se pasa de un sistema manual a uno automatizado, por ejemplo).

De hecho, la diferencia entre los presupuestos de Venezuela y los de varios países con procesos y sistemas similares puede encontrarse en la forma en que se distribuyen algunos gastos variables, que pueden ser asumidos por uno o por varios ministerios de un Gobierno. También influye si se trata de elecciones o procesos que se hacen en simultáneo o por separado, así como el costo de promoción de los comicios, los planes de educación al elector, cuál organismo asume la movilización militar y policial durante el proceso, el financiamiento a las campañas electorales, la implementación de tecnología en la etapa de votación, escrutinio, transmisión y totalización de resultados, y un largo etcétera.

En el caso de Venezuela, sólo existen registros públicos del costo de la automatización. Se desconoce el monto de gastos en que incurren los partidos políticos para hacer sus campañas, el dinero que utiliza el Ejecutivo Nacional para promocionar candidatos y obras de gobierno, el costo del despliegue militar, entre otros factores. Todos estos elementos deberían incluirse en el cálculo del costo per cápita del voto. No obstante, en su mayoría no son del dominio público, en especial los gatos de campaña y el origen de los fondos.

Pero si se toma como referencia el crédito adicional solicitado para las elecciones presidenciales sobrevenidas del año 2013 (una cifra mucho más sencilla de calcular si se trata del costo por voto, ya que en los comicios parlamentarios son varios votos por elector), el CNE requeriría:

— La cantidad de US$ 200.000.000 al tipo de cambio Dipro (Bs/US$ 10) para organizar unas elecciones.
— La cantidad de US$ 3.236.245  al tipo de cambio Dicom (Bs/US$ 618 al 27 de junio de 2016) para organizar unas elecciones.
— La cantidad de US$ 1.818.181 (Bs/US$ 1.100 promedio en el mes de junio de 2016) para organizar unas elecciones.

En este sentido, el costo por cada elector en Venezuela (con un registro de 19.472.918 electores)  podría ubicarse en:

— US$ 10,10 al tipo de cambio Dipro (Bs/US$ 10)
— US$ 0,16 al tipo de cambio Dicom (Bs/US$ 618 al 27 de junio de 2016)
— US$ 0,09 (Bs/US$ 1.100 promedio en el mes de junio de 2016)

Sin embargo, ninguna de estas aproximaciones se corresponde con los documentos oficiales del CNE: según los contratos de automatización firmados por el organismo comicial, el valor de cada voto potencial en Venezuela se encuentra por debajo de los 3 dólares.

Eugenio G. Martínez 

Comentarios (4)

Ronnel García
29 de junio, 2016

Algo aqui suena contradictorio. Si el chavismo cree que no hay dinero para más elecciones, ¿cómo puede proponer Didalco Bolívar que se repitan las elecciones parlamentarias?

winstonsanchez
3 de julio, 2016

Ronnel García: Para mi ese tema es distraccion del revocatorio.

winstonsanchez
3 de julio, 2016

Excusas para evitar contarse, saben que las pierden todas.

Marwane
3 de noviembre, 2016

Lo que le está pasando a los Venezolanos es una pura estafa y robo por parte del gobierno del País, hay herramientas que están empezando a darse a conocer como las criptodivisas como Bitcoin y otras más que puede ayudar sobre todo a paises súper controlados como Venezuela.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.