Blog de Lucas García

Brujería, por Lucas García

Por Lucas García París | 27 de septiembre, 2013

Equis me da la cola y al montarme en su carro el olor a canela es tan fuerte que casi se me salen las lágrimas.

— ¿Qué fue?le pregunto ¿Usaste de ambientador un cinnamon roll?

Equis me mira solemne y de soslayo. Una voz en mi cabeza me reclama: “¡Ya te fuiste de bocón!”.

— ¿Tú eres un tipo abierto, Lucas? pregunta Equis.

¡Ay, Equis!

— Me refiero a que si toleras otras visiones del mundo…

— Ay, Equis…

— ¡Está bien, vale! ¿Tú crees en la magia? Y no me refiero a David Copperfield y todo ese show, sino a las energías poderosas, a eso que desconocemos y que yace detrás de lo que llamamos realidad.

— Mira, Equis, yo sólo preguntaba por lo de la canela, pero más nada, ¿ves?

— La canela activa las energías del dinero. Me estoy asesorando con un maestro al respecto y ésta es la primera parte de una estrategia espiritual.

Y la voz interna chilla “¡Ya está, Lucas! Ahora dile cualquier pistolada de la Vinotinto!”, pero yo soy un kamikaze oral y le pregunto cuánto le cobra el maestro por la “asesoría”.

¡Ay, Lucas, eso no puedo decírtelo! Tienes que ver al maestro e incluso antes debemos consultarlo para ver si estás capacitado. Y por ese tonito…

— ¿Tonito?

— Apestas a escepticismo…

Cuando llego a la casa la peste es más bien a canela y mi esposa sospecha que la estoy engañando con un bienmesabe. Le digo que Equis me dio el aventón y anda dándole a la especia de mis dolores para atraer la plata.

— ¡Deja el invento, García!dice enfurruñada mi esposa— ¿Equis es el administrador en jefe de la oficina y se está viendo con un brujo para buscar cobres? ¡Esa ficción se la vendes a tu abuela!

Me sumerjo en la noche oscura de calmar a la propia. Me lleva dos horas y, cuando por fin he despejado las dudas en torno a la materia de la que está hecha mi fidelidad, (“¡Titanio, mi vida, titanio!”) me asalta otra angustia: ¿qué hace un pana con dos títulos universitarios, encargado de los reales con los que me pagan, asesorándose con Mandrake?

Aquello me desvela y a la mañana siguiente salgo a la calle sugestionado. Empiezo a detectar eso que los de marketing llaman un trend. Por ejemplo: en la caseta de los vigilantes hay un altar con manzanas pochas y un bojotico de caramelos. El guachimán me dice que la figura que corona el asunto es San Pedro, patrón  de los que cuidan la puerta.

— Desde que está montado no se ha metido nadie me informa el hombre.

— ¿Y la escopeta? digo señalando el arma reglamentaria. ¿No asusta más a los malandros?

— Ni está cargada, Sr. García.

Ajá.

En el metro cuento diez collares con azabaches, estampitas y esas cintas de colores que evitan el mal de ojo.

Cuento a diez  personas que antes de atravesar la fachada de su edificio se santiguan.

Cuento veinte por puestos que tienen  el vidrio trasero cubierto con Santa Bárbara, la Virgen de Cobre, Yemayá…

Harry Potter era un achantado. ¿Tú quieres pensamiento mágico? Compra ya un pasaje a Venezuela.

En la oficina me reciben con las declaraciones del presidente Maduro. Lo del apagón es un plan maquiavélico. “La operación Tic Tac”.

— ¿Perdón?digo, porque estas cosas antes del primer café descolocan.

Me explican que el nombre viene de un tweet del famoso profeta brasilero Reinaldo Do Santos.

Me recorre el escalofrío. ¡Otro brujo! ¡Ya cayó también el presidente!

— ¿Qué fue, Lucas? Estás como lívido dice Equis desde su cubículo.

Manosea un collar de cuentas. ¡Dios proteja el cálculo de las prestaciones de fin de año!

Nos agarró la brujería farfullo.

Lucas García París 

Comentarios (6)

omar rojas
27 de septiembre, 2013

jJAJJAJAJJAJAJJAJAJJAJAJJAJJAJ GENIAL,GRACIAS POR DESESSTRESARME JAJJAJAJAJAJJAJA GENIAL.

nancyjota
27 de septiembre, 2013

Jajajajajajajajajajaaaa “…mi esposa sospecha que la estoy engañando con un Bienmesabe” jajaja Eso quedó mundial =) Gracias por las risas.

Antonio
27 de septiembre, 2013

Todos tienen su altar, aunque sea virtual. Casi todo el mundo anda en algo esotérico; todos , “tienen ” que creer en algo. Te cruzas en la calle con cardúmenes de enfermeras o enfermeros, que en realidad, cuando los ves de cerca, son yorubas o algo parecido. Recién vi a un oficial uniformado, en la puerta de Banesco ipsfa, persignarse ante la presencia de uno de estos señores de blanco, !fin de mundo! me dije. En Fuerte Tiuna, la Coromoto y la Virgen del Valle, fueron sustituidas por la Caridad del Cobre. Es que las cosas están cambiando ¿son nuevos tiempos?

Fabian Requena
29 de septiembre, 2013

Ja ja ja! Hasta los choros se hacen el santo para que los cuide en su chambita! Ja ja que buena esta cronica

Mazorca
29 de septiembre, 2013

Mejor imposible, estos temas siempre interesaron a los militares, ahora como dominan por gobierno lo han institucionalizado. Divertido para pasar el domingo! Pero es serio en el día a día de Venezuela

Carolina
29 de septiembre, 2013

Gracias Lucas. Excelente articulo para alegrarme esta tarde de domingo que lucia terrible luego de leer los diarios y las terribles cosas que estan pasando en la patria.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.