Blog de Lau Solórzano

5 claves para entender las elecciones internas de Uruguay, por Lau Solórzano

Por Lau Solórzano | 4 de junio, 2014
5 claves para entender las elecciones internas de Uruguay, por Lau Solórzano 640

Luis Lacalle Pou celebrando. Fototografía del diario El País.

1. El sistema electoral: En 1997 se dio una reforma electoral que permitió la votación para escoger: la candidatura única a la Presidencia de la República, la reducción de candidatos para la Intendencia Municipal; los lemas permanentes y accidentales; la separación en el tiempo de las elecciones nacionales y las departamentales; y las elecciones internas abiertas y simultáneas de los candidatos a la Presidencia, Vicepresidencia de la República, así como de los órganos deliberativos de cada partido político. La participación en las internas ha sido baja, pues no tienen carácter de obligatorio. En las del domingo 1ro de junio, se registró una participación del 35% según números oficiales de la Corte Electoral. Además de eso, Uruguay cuenta con un sistema online de escrutinio, de manera que a medida que se van haciendo en los centros de votación, los medios, público en general y miembros de los partidos políticos, pueden verlo a través de la página web de la Corte.

2. El voto no obligatorio: Uruguay cuenta con un sistema de voto manual y obligatorio en elecciones nacionales. Si un elector no asiste al proceso electoral será sancionado en primer lugar con una unidad re ajustable, el equivalente a una unidad tributaria venezolana. Si este caso volviese a repetirse, entonces la multa aumenta al doble y así sucesivamente. En algún momento se planteó la posibilidad de bloquear a los electores de sistemas públicos para evitar que pudiesen realizar trámites públicos. Las elecciones internas no son obligatorias, por ende, la participación suele ser baja.

3. Los partidos políticos y sus resultados: De todos los partidos uruguayos, solo el Partido Nacional tenía una interna reñida. El Frente Amplio, coalición de izquierda, tenía entre sus candidatos al ex presidente Tabaré Vázquez quien obtuvo el 80% y Constaza Moreira con el 14% de los votos. En el Partido Colorado, con tendencia más de derecha liberal, se medían Pedro Bordaberry (hijo del ex dictador uruguayo) quien obtuvo el 70% de los votos y Amorín Batlle con el 27% de los votos. Mientras que el Partido Nacional tenía dos candidatos importantes, Luis Lacalle Pou (el candidato más joven) 57% y Jorge Larrañaga quien había sido precandidato dos veces antes, con 43%. El partido independiente también participó y su único candidato, Pablo Mieres, tuvo el 100% de los votos.

4. La edad y los candidatos: El ganador por el Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, es el candidato a la presidencia más joven del Uruguay. Este país es conocido por la cantidad de adultos mayores y existía la posibilidad de que Lacalle Pou tuviese en desventaja sus 40 años. Sin embargo, según los encuestadores, una de las razones por las que fue votado fue esa. En mayo de 2013, este candidato contaba con 6% de aceptación, pero la interna la ganó con 57%. A principio de año, varios analistas políticos decían que su edad iba a ser un factor determinante dentro de la elección y lo fue. Fuera de los comandos de campañas y sedes de los partidos, éste era el candidato que contaba con mayor cantidad de jóvenes dentro de sus filas.

5. Partido de la concertación: La intendencia de Montevideo ha sido gobernada por el Frente Amplio desde hace veinte años. Por primera vez el Partido Nacional y el Partido Colorado se unieron para obtener la mayoría de los votos. Este partido necesitaba haber participado en una elección nacional y haber obtenido al menos 500 votos para poder ser constituido formalmente. Obtuvieron el logro y en mayo de 2015 se medirán contra el FA por la intendencia de Montevideo. Las encuestas hasta el momento, favorecen la unión de ambos partidos.

Lau Solórzano 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.