Actualidad

¡Lávese las manos, ahora!

Dispensadores para desinfectar las manos ya están disponibles en casi todos los hospitales, gracias a Didier Pittet. El suizo recibe el premio Robert Koch de Higiene Hospitalaria y Prevención de Infecciones 2017.

Por Deutsche Welle | 22 de septiembre, 2017

manos-640

LogoDW80x120Manos limpias – vida asegurada”: ese podría ser el lema de vida de Didier Pittet. Él ha fijado los estándares de higiene en los hospitales y salvado la vida de millones de pacientes. Entre otras cosas, introdujo el uso de dispensadores de desinfección de manos que ya no pueden faltar en ningún hospital. Pittet no se cansa de subrayar la importancia de lavarse las manos.

La higiene de las manos es lo más importante

En los hospitales y especialmente en las unidades de cuidados intensivos hay muchos microorganismos causantes de enfermedades. Son áreas de riesgo donde las infecciones severas ocurren a menudo. Los pacientes en la unidad de cuidado intensivo muchas veces tienen que superar operaciones severas y tienen un sistema inmunológico debilitado. Una situación ideal para los gérmenes. Solo en Alemania, unos 500.000 pacientes enferman cada año por causa de infecciones hospitalarias. “Imagínese que todos los días se estrellase un avión”, explica Pittet para ilustrar la cifra.

Nuevos estándares

Pittet desarrolló nuevos estándares higiénicos con un método poco convencional. En una unidad de cuidados intensivos observó lo siguiente: si, por ejemplo, una enfermera se apegaba estrictamente a las reglas, pasaba el 50 por ciento de su tiempo laboral limpiándose las manos. Pittet encontró la solución: el líquido desinfectante. Este fue proporcionado al personal y a partir de ahí, la limpieza de manos ya solo tomó entre 10 y 30 segundos.

Los dispensadores se montaron en los hospitales y se colgaron carteles para mostrar la manera más eficaz de lavar y desinfectar las manos. Las infecciones por bacterias disminuyeron en más de un 50 por ciento.

Manos limpias para el mundo

“Gracias a su incansable compromiso y entusiasmo, el ganador del premio ha hecho una importante contribución a hacer de su modelo suizo de higiene un estándar mundial”, dice Hubertus Erlen, presidente de la Fundación Robert Koch.

Pittet fue líder externo de la exitosa campaña de la Organización Mundial de la Salud (OMS) “Una atención limpia es una atención más segura”, que salvó de seguro muchas vidas.

50 países participan en esta campaña. 177 países o regiones se han comprometido a adoptar directrices para la desinfección de las manos en los hospitales. “Nuestro objetivo es que cada hospital en el mundo se comprometa con nuestra campaña”, dice Pittet.

Autora: Gudrun Heise (GG)

Deutsche Welle 

Comentarios (2)

Francisco Estaba
30 de septiembre, 2017

¿Ese liquido desinfectante es el mismo bactericida que venden en cualquier supermercado? ¿Es el mismo que se ha recomendado no utilizar porque crea resistencia en las bacterias?.

Seria interesante revisar ese tema.

rana14
1 de octubre, 2017

Seria bueno indicar alternativas. En el caso de venezuela,que lo importado esta inalcanzable, los hospitales atraviezan por una fuerte falta de insumos, que usaran nuestros medicos, enfermeras, pacientes, familiares, etc. Una atención limpia es una atención más segura”, que salvó de seguro muchas vidas. Nosotros que haremos

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.