Actualidad

Dilma Rousseff: destituida, pero no inhabilitada

El presidente interino, Michel Temer, deberá dirigirse ahora al Parlamento para asumir de hecho el cargo de forma permanente. Rousseff apelará ante el Supremo.

Por Deutsche Welle | 31 de agosto, 2016

Dilma Rousseff destituida, pero no inhabilitada-1

LogoDW80x120Dilma Rousseff conservará sus derechos políticos y los beneficios que la legislación le garantiza a los ex jefes de Estado, tras la decisión del Senado de despojarla del mandato como presidenta de Brasil. Es lo que ha dictado la sentencia, leída hoy (31.08.2016) por el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski. Además de mantener sus derechos políticos pese a su destitución, la sentencia del Senado no la priva de los beneficios vitalicios a que tienen derecho los jefes de Estado al dejar el cargo, como a ocho funcionarios públicos para atender sus necesidades y a dos vehículos oficiales.

Pese a que se preveía que su destitución la condenaba automáticamente a la pérdida de los derechos políticos por un período de ocho años, como ocurrió en 1992 cuando Fernando Collor fue sometido a un juicio político semejante, un recurso presentado a última hora por el Partido de los Trabajadores salvó a Rousseff de la inhabilitación política.

Antes de la votación definitiva, Lewandowski advirtió que si Rousseff fuera inhabilitada no podría ni siquiera ser profesora o trabajar “en un merendero en una escuela pública”, ya que la inhabilitación comprende no solo mandatos sino también cargos públicos. Ante la petición del PT, el presidente del Tribunal Supremo aceptó realizar una primera votación para decidir si la presidente sería destituida y una segunda para establecer si se la inhabilitaba para “el ejercicio de cualquier función pública por el plazo de ocho años”.

Rousseff apelará

Por otro lado, el abogado de Rousseff y ex fiscal general José Eduardo Cardozo, aseguró que la ya expresidenta de Brasil apelará ante la Corte Suprema el juicio político que la sacó del cargo. Cardozo aseguró que la destitución de Rousseff era un golpe parlamentario y que la decisión del Senado ocurre en un día triste para la democracia brasileña.

MS (efe/dpa/reuters)

 

Deutsche Welle 

Comentarios (4)

Eduardo
31 de agosto, 2016

Ellos pueden decir que fue un golpe pero todo estuvo dentro del marco legal, tal como la destitución de CAP en 1993.

Estelio Mario Pedreáñez
31 de agosto, 2016

La destituida Ex-Presidenta de Brasil y su abogado defensor en el juicio político que realizó el Senado de Brasil, conforme a lo establecido en la Constitución de esa República, sostienen erradamente que ella fue “víctima” de un “Golpe de Estado” y/o de un “Golpe Parlamentario”, tales alegatos no se ajustan a la definición de Golpe de Estado: La sustitución inconstitucional del Gobernante de un Estado por decisión de fuerzas militares (los Golpes pueden ser cruentos o no, pero siempre hay violencia o amenaza de violencia). En América Latina muchos políticos, por ignorancia o por manipulación política, ante cualquier cuestionamiento opositor o ante la posibilidad de ser destituidos por los mecanismos establecidos en las Constituciones de sus países, alegan que se les quiere dar “un Golpe de Estado”, que solo lo dan los militares cuando desconocen al Gobernante del Estado y designan al (a los) usurpador(es). Como pasó con Rómulo Gallegos en 1948. Y Golpe de Estado es barbarie política.

CRUZ
1 de septiembre, 2016

Se votó por separado, por que no es una inhabilitación política simple que en todo caso seria una pena accesoria, esta es una inhabilitación para ejercer la función publica de este modo, y por la dosimetria de pena se estableció votación separada. Es jurídicamente lógico y plenamente apegado a derecho. Muy interesante el derecho constitucional brasilero como para tomar nota para nuestro nuevo texto constitucional.

Victoria I
1 de septiembre, 2016

En toda componenda *asunto censurable*, siempre se juegan dos cartas, la visible y la invisible, los políticos de ese país ( muy hábiles por cierto), se dieron cuenta que la figura política de su presidenta, ya se había agotado y que al impedir su salida del gobierno , iba a empeorar las cosas para TODOS..de ahí los arreglos..*Tú te vas, yo me quedo, y el país sigue adelante* eso , a mi modo de ver fué lo más acertado en política, en esta última década, y un buen ejemplo para otros países de américa, ahora queda en el ambiente el sinsabor de un amargo limón Verde, y una prueba de fuego política para lo que ha de venir. He oido decir que los países necesitan un mínimo de 60 años para comenzar a madurar en democracia..parece que Brasil va por buen camino., ya que la estabilidad general de este Gran País es vital para el equilibrio del resto de América.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.