Actualidad

Tres exministros y exgeneral de Chávez apoyan revocatorio contra Maduro

Por Deutsche Welle | 18 de julio, 2016
cliver-alcala

Fotografía de El Carabobeño

LogoDW80x120En una carta enviada al Consejo Nacional Electoral, la recién creada Plataforma de Defensa de la Constitución, entre los que se cuentan el general en retiro Cliver Alcalá y los exministros instaron a no bloquear la consulta que impulsa la oposición, con la cual, sin embargo, manifestaron no tener “nada que ver”.

“Es impostergable para evitar graves desenlaces, cuyos signos ya se advierten, que el Estado garantice” la celebración del revocatorio, señaló una declaración que entregaron al Consejo Nacional Electoral (CNE). El escrito lleva las firmas de los exministros Héctor Navarro (Educación), Gustavo Márquez (Comercio) y Ana Elisa Osorio (Ambiente), así como las de Alcalá, dirigentes de izquierda y académicos críticos de Maduro. En total, una docena de personas que conforman la recién creada Plataforma de Defensa de la Constitución.

Alcalá fue un militar muy cercano a Chávez, a quien acompañó en su fallida intentona golpista de 1992 contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez (1989-1993). “Nos autocalificamos como defensores de la Constitución”, afirmó en rueda de prensa Alcalá, quien ha acusado públicamente a Maduro de haber abandonado el legado de Chávez (1999-2013). Por su parte, Márquez subrayó en la conferencia que el CNE tiene la responsabilidad de que los venezolanos se decanten por “la guerra o la paz”.

¿Quiénes son los traidores?

“El presidente Chávez asumió plenamente el riesgo”, añadió, al recordar que el exmandatario se sometió en 2004 a un referendo revocatorio del que salió airoso. Márquez negó que los chavistas que defienden el derecho a la consulta popular sean unos traidores. “¿Dónde está la traición, del lado de quienes defienden la Constitución o de quienes quieren violentarla?”, cuestionó.

A su vez, Freddy Gutiérrez, quien participó en la redacción de la Carta Política de 1999, aclaró que aunque la plataforma apoya al referendo, no hay consenso entre sus integrantes sobre la salida de Maduro. “Hay quienes creen que debe ser revocado, otros que debe ser confirmado”, dijo, reiterando que en todo caso se debe respetar el derecho ciudadano a evaluar su gestión. El CNE, al que la oposición acusada de aliado del gobierno, debe anunciar el próximo 26 de julio si la oposición logró validar unas 200.000 firmas para activar la consulta.

Maduro advierte que será imposible realizar el referendo este año porque sus adversarios iniciaron el trámite tardíamente. “Queremos visibilizar ese pedazo de país que no tiene nada que esperar del neoliberalismo de la oposición, ni cohonesta con el autoritarismo y la corrupción del gobierno”, afirmó el académico Santiago Arconada.

JOV (afp, elespectador)

Deutsche Welle 

Comentarios (1)

Diógenes Decambrí.
18 de julio, 2016

Chávez “se sometió en 2004 a un referendo revocatorio”: Algo absolutamente FALSO. El Referendo Revocatorio fue inicialmente convocado en el año 2003, cuando ya era evidente la pésima gestión chavista y no tenía suficiente respaldo electoral para “salir airoso”. Chávez y sus 4 rectoras hicieron todo tipo de trampas para RETARDARLO (igual que ahora Maduro), rechazaron DOS VECES las firmas (dizque por extemporáneas, y por “planas”), elaboraron -con la vulgar y muy fascista complicidad del CNE- la oprobiosa LISTA TASCÓN, que les sirvió para AMENAZAR, DESPEDIR, INTIMIDAR a cientos de miles, y en paralelo le abrieron las puertas del país a los invasores cubanos, TOEROS titulados por la UNEFA castrista, que se encargaron de activar los espejismos y dádivas de las “misiones”. La diferencia es que hoy Maduro no podría, ni trayendo marcianos y regalando platillos voladores, revertir el creciente y mayoritario RECHAZO ganado a punta de COBAS, decreto de emergencia, CLAPs y la Misión padrino.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.