Actualidad

¿Qué hay detrás del conflicto sobre Venezuela en el Mercosur?; por Mariano de Alba

Por Mariano de Alba | 4 de julio, 2016
Que hay detras del conflicto sobre Venezuela en el Mercosur; por Mariano de Alba496

Eladio Loizaga, Canciller de Paraguay y Delcy Rodríguez, Canciller de Venezuela

 

Al margen de la discusión en la Organización de Estados Americanos, los países miembros del MERCOSUR (es decir: Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela[1]) mantienen un altercado por la crisis que existe en nuestro país.

Conforme al orden alfabético, le correspondía a Venezuela recibir de manos de Uruguay la presidencia temporal de esa organización a finales de junio. Pero el traspaso no se ha concretado por la negativa de Paraguay, que el 26 de mayo solicitó la convocatoria de una reunión de cancilleres para discutir la crisis venezolana en el marco del Protocolo de Ushuaia y el Protocolo de Asunción sobre compromiso con los derechos humanos.

Esa reunión y el traspaso de la presidencia temporal están todavía por verse.

La posición de Paraguay
(y la de Brasil)

La posición de Paraguay ha dado lugar a dos disputas[2]. Primero, su gobierno ha solicitado una reunión de cancilleres principalmente en el marco del Protocolo de Ushuaia. Como explicamos aquí en Prodavinci, ese Protocolo establece que en caso de que haya una “ruptura del orden democrático” en un país, los demás Estados promoverán las “consultas pertinentes” entre sí y el Estado afectado. Se trataría entonces de una reunión en donde, en principio, los países tendrían que decidir si en Venezuela existe o no una “ruptura del orden democrático”. Si así lo determinaran, y las consultas resultaren infructuosas, los demás Estados podrían eventualmente tomar “medidas” como la suspensión de Venezuela del MERCOSUR. No obstante, esa reunión no se ha dado porque Uruguay, quien preside actualmente la organización, no la ha convocado. La razón “oficial” es que no hay consenso entre los gobiernos para fijar una fecha.

En segundo lugar, Paraguay también se opone a que Venezuela reciba la presidencia temporal del MERCOSUR. Para el gobierno paraguayo, “el país que presida Mercosur tiene que tener las credenciales democráticas, de respeto a los derechos humanos, y mucha estabilidad económica”. Por ende, es una oposición no sólo por principios, sino práctica, ya que en el país que preside la organización, se realizan reuniones continuamente[3].

Esta iniciativa de Paraguay ha conseguido, al menos, el apoyo del gobierno interino de Brasil, quien por cierto ha ratificado su disposición a donar medicinas a Venezuela.

¿Cómo se traspasa la presidencia temporal?

Usualmente, la presidencia temporal del MERCOSUR se traspasa en una Cumbre de Presidentes. La última cumbre fue en Paraguay el 21 de diciembre de 2015. Ahí se le entregó la presidencia a Uruguay por un período de seis meses. Aunque por razones de agenda el traspaso no se concreta exactamente al término de los seis meses, la Cumbre de Presidentes para que Venezuela recibiera la presidencia estaba inicialmente prevista para el pasado 24 de junio.

Vista la oposición de Paraguay, la fecha de la Cumbre de Presidentes fue prorrogada para el 22 de julio. Sin embargo, conforme anunciaron hace pocos días los cancilleres de Uruguay y de Argentina, no se celebrará ante las “condiciones particulares de Brasil y Venezuela”. En esa misma intervención, los cancilleres de esos países confirmaron que el traspaso de la presidencia a Venezuela estaba firme y debía concretarse en una próxima reunión de cancilleres.

Ante esto, el gobierno paraguayo “lamentó” que los cancilleres de Argentina y Uruguay anunciaran tal proceder “sin antes informar y consultar” a los demás países, afirmando además que el canciller de Brasil también estaba “sorprendido por esta decisión”. Paraguay argumentó que el traspaso debía darse a través de una Cumbre de Presidentes y no de cancilleres, como habían propuesto Uruguay y Argentina.

¿Qué establecen las normas del MERCOSUR?

El Artículo 12 del Tratado de Asunción, que es el acuerdo fundacional del MERCOSUR, prevé que la presidencia del Consejo del Mercado Común (el órgano superior de la organización) “se ejercerá por rotación de los Estados Partes, y en orden alfabético, por períodos de seis meses”. Esto a su vez es confirmado por el Artículo 5 del Protocolo de Ouro Preto.

Aunque la normas citadas no prevén que deberá existir un acuerdo entre los países para que se concrete esa rotación, el Artículo 37 del Protocolo de Ouro Preto establece que “las decisiones de los órganos de Mercosur serán tomadas por consenso y con la presencia de todos los Estados Partes”. Por otra parte, el Artículo 43 del Protocolo prevé que:

“las controversias que surgieran entre los Estados Partes sobre la interpretación, aplicación o incumplimiento de las disposiciones contenidas en el Tratado de Asunción (…) serán sometidas a los procedimientos de solución establecidos en el Protocolo de Brasilia”.

Es necesario recordar que el Protocolo de Brasilia fue derogado por el Protocolo de Olivos, que también contiene normas para la solución de controversias. Básicamente, el Protocolo de Olivos establece que las controversias serán resueltas mediante “negociaciones directas” y, si ello no fuera posible, debe pasarse a un procedimiento arbitral para resolver la disputa.

¿Qué puede pasar durante los próximos días?

Aunque Paraguay no ha notificado formalmente la existencia de una controversia (quizás porque, según el Protocolo de Olivos, después de hacerlo sólo habría un lapso de 15 días para resolver mediante negociaciones), en los próximos días podrían ocurrir varias cosas.

Con respecto a la reunión en el marco del Protocolo de Ushuaia y el Protocolo de Asunción, Paraguay ratificó hace pocos días su solicitud de reunión “con carácter de urgencia”. Uruguay ha tratado de evitar la reunión porque su gobierno considera que en Venezuela no existe un situación de alteración del orden constitucional. Y aunque no se puede asegurar que se convocará una reunión con este propósito, nada obsta para que Paraguay solicite discutir el tema en la reunión de cancilleres que debería concretarse este mes de julio. Pero es importante tener en cuenta que cualquier determinación requiere el consenso, así que es poco probable que se tome alguna decisión. Por ende, lo más factible es que los países simplemente terminen discutiendo lo que está sucediendo en nuestro país.

En relación a la presidencia temporal, será imposible que Venezuela logre concretar el traspaso en la reunión de cancilleres si Paraguay continúa oponiéndose. Hasta tanto no se realice la cumbre y se llegue a un acuerdo, Uruguay debería seguir presidiendo el MERCOSUR. Una vía para impedir que Venezuela asuma la presidencia temporal podría ser que se concrete su suspensión conforme al Protocolo de Ushuaia, pero como ya explicamos, ello no sucederá a menos que haya acuerdo por parte de todos los países. Una solución podría ser que los países decidan prorrogar la presidencia temporal de Uruguay[4], fórmula que ya se implementó en 2001 cuando se dio la crisis argentina. Otra, que la presidencia sea entregada a Venezuela pero por un lapso menor a los seis meses, idea que pareciera haber sugerido la canciller de Argentina cuando declaró que “habrá que ver las condiciones que tenga Venezuela para ejercer efectivamente la presidencia pro tempore por seis meses”.

Venezuela todavía no está presidiendo el MERCOSUR

En las últimas semanas, algunos medios han tratado de “vender” ante la opinión pública que Venezuela ya se encuentra presidiendo el MERCOSUR. Pero eso es falso.

En una reunión del área social del MERCOSUR se intentó transferir la presidencia de esa área a Venezuela, pero el gobierno paraguayo se opuso y por ende no se concretó el traspaso. En cualquier caso, la transmisión verdaderamente relevante es la que se da en la Cumbre de Presidentes o en su defecto, en una reunión de cancilleres.

Prueba de ello es que la página web del Mercosur sigue refiriéndose a Uruguay como titular de la presidencia temporal. Además, el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, tuvo que trasladarse hace pocas horas a Uruguay para participar en la Cumbre Social del Mercosur, ratificando así que es ese país quien preside, por ahora, la organización.

[1] Aunque Bolivia ya fue aceptada como miembro, falta que el Congreso de Brasil apruebe su ingreso para que formalmente pase a ser miembro pleno.
[2] La posición del gobierno paraguayo ha traído como consecuencia la solicitud de pago, por parte de PDVSA, de una deuda de 287 millones de dólares por el suministro de petróleo. No obstante, Paraguay no ha modificado su posición luego de este hecho.
[3] El país que preside temporalmente Mercosur no sólo sirve de sede para las reuniones de los distintos órganos, sino que además tiene la conducción política del bloque, toma decisiones sobre la convocatoria de reuniones y preside el Consejo del Mercado Común, integrado por los Ministros de Relaciones Exteriores y los Ministros de Economía de los Estados Partes.
[4] Existen razones prácticas adicionales para que se adopte esta alternativa. Actualmente, existe una premura en el MERCOSUR para concretar, lo antes posible, un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea. Venezuela no participa en las negociaciones y por tanto, ya parecía existir un consenso de que Uruguay continuaría dirigiendo las negociaciones durante la presidencia temporal de Venezuela.

Mariano de Alba 

Comentarios (5)

eama
4 de julio, 2016

¿Cómo va a presidir Venezuela esta organización, si SU GOBIERNO está altamente comprometido por faltas a los derechos humanos, violaciones a su Carta Magna, perdida de su INSTITUCIONALIDAD ya que no existe la independencia de los poderes, promovida desde el alto gobierno, llamase Poder Ejecutivo? TODOS los poderes, con la excepción del Legislativo, son simples apéndices del Ejecutivo quienes accionan según los antojos del Presidente. En la actualidad, Venezuela (su gobierno) no cumple los requisitos mínimos para llevar la tutela de ninguna organización que sea garante o represente las libertades democráticas en latinoamericana.

lincoln martinez
4 de julio, 2016

“el país que presida Mercosur tiene que tener las credenciales democráticas, de respeto a los derechos humanos, y mucha estabilidad económica”. el gobierno de Venezuela tienen activada la Carta Democrática en la OEA.

Eduardo
4 de julio, 2016

En el marco de la diplomacia y de las buenas relaciones este escollo sera superado pronto

Olmar Centeno
4 de julio, 2016

Resulta divertida la situacion, sobre todo despues de la posicion de UNASUR. Sería bueno recordar al lector desprevenido que el Mercosur es un tratado que procura el incremento del intercambio comercial, inicialmente entre países geográficamente muy cercanos, lo cual facilita el transporte de mercaderías y de grado de desarrollo económico similar, lo que permite el desmonte de barreras arancelarias sin causar un caos en el país menos competitivo. AVenezuela, donde el desarrollo de la exportacion no tradicional ha sido objeto de opiniones diametralmente opuestas sustentadas por el Presidente de turno y cuyo comercio con los países integrantes del MERCOSUR es bajísimo, realmente bastaba con los convenios bilaterales en el seno de la ALADI, sin necesidad de gastarse unos cuantos millones de dólares en trajes y pasajes para acudir a un baile donde nadie nos habia invitado.

Diógenes Decambrí.
10 de julio, 2016

Si es “entre países geográficamente muy cercanos” que MERCOSUR se conformó, ese requisito sine qua non para ser miembro lo debe llenar con creces Venezuela, ya que Maduro declaró al mundo entero que Venezuela y Portugal son Vecinos. Si extrapolamos esa Geografía ultra revolucionaria a Suramérica, Venezuela debe estar embutida e incómoda entre Argentina, Uruguay y Paraguay. Interesantes deben ser los datos sobre el cuantioso contrabando fronterizo desde y hacia los países sureños. Probablemente nuestros bachaqueros estén pasando por aquella frontera también productos de nuestro vecino Chile, y es muy posible que mercancías bolivianas sean introducidas por Puerto Cabello y La Guaira, traídas en las bodegas del barco frigorífico “Sierra Nevada” que CAP regaló a Bolivia, país que estrenó su puerto marítimo con el arribo de ese buque, obsequiado a nuestro cercano vecino, que lo debe tener anclado en el Lago Titicaca.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.