Actualidad

Dilma Rousseff ha sido destituida. ¿Qué pasará ahora en Brasil?; por Verónica Egui

Por Verónica Egui | 12 de mayo, 2016
rousseffdilma6

Dilma Rousseff da un discurso en el Palacio de Planalto tras ser destituida temporalmente del cargo por el Senado

La destitución temporal de Dilma Rousseff es un hecho. Con 55 votos favor y 22 en contra, el Senado de Brasil aprobó la admisibilidad del juicio político contra la Presidente por haber manipulado las cuentas públicas del país, incumpliendo las leyes fiscales. No fue juzgada por enriquecimiento ilícito, espiar o beneficiar a su familia.

El Senado terminó la votación a las 6:00 a.m. (hora de Brasilia), tras más de 21 horas de deliberación, durante las cuales 70 de los 80 senadores expusieron sus opiniones. La cámara baja necesitaba mayoría simple: 41 votos para destituirla.

Los 54,5 millones de personas que llevaron a Rousseff a la reelección presidencial en 2014 no fueron suficientes para mantenerla en el poder. El Partido de Trabajadores (PT) deja la presidencia luego de de 13 años, 4 meses y 2 semanas. Y comienza una nueva era política en el país. La gestión de ella tuvo una duración de 5 años, 4 meses y 11 días.

¿Juicio político, golpe de Estado o destitución?

Rousseff se dirigió a la nación en su último discurso como presidenta sin permitir que los periodistas hicieran preguntas, advirtiendo que la comparecencia no se trataba de una rueda de prensa.

Sin el carisma de su antecesor y mentor político, Luiz Inácio Lula da Silva, pero con una emotividad que nunca había mostrado dijo: “sufro el dolor de la injusticia. Me duele que soy víctima de una farsa política y jurídica” al tiempo de señalar que “la lucha contra el golpe es larga y puede ser derrotada. Y nosotros vamos a vencer”.

“Me acusan de un crimen falso. Tratan como crimen a un acto normal de gestión”, acotó Rousseff sobre el maquillaje fiscal que la lleva a la salida del Gobierno.

Catalogar el juicio político en Brasil como un golpe “es una característica del discurso político, el objetivo es llamar la atención sobre las controversias que rodean el proceso. Rousseff es acusada de tener responsabilidad (en el maquillaje de cuentas) que, para muchos, no era más que una infracción administrativa, que nunca fue considerada como irregularidad cuando se practicaba con anterioridad”, advierte Mafei.

¿Cómo es la entrega de mando?

Luego de que el Senado admitiese el juicio, este órgano envió una comunicación a la Presidencia. Según leyó el presidente del Senado, Renan Calheiros, la carta dicta:

“Señora Presidenta: se le hace saber por medio de esta notificación que a partir de su recepción está instaurado el proceso de impeachment. Y queda suspendida del cargo de presidenta con derecho a residencia oficial, seguridad, servicio médico y transporte aéreo y terrestre”.

En un gesto simbólico, Rousseff salió por la puerta principal del palacio de Planalto, sede presidencial, acatando la decisión pero mostrando el rechazo a la medida. La destituida presidenta permanecerá en su residencia oficial, el Palacio de la Alborada, pero su salario será recortado a la mitad y las perrogativas reducidas al mínimo.

Rousseff no es la única en dejar el palacio de Planalto, también las 738 personas que trabajan con ella dejan su cargo.

Automáticamente luego de que Rousseff recibe la comunicación, Michel Temer, su Vicepresidente, asume la presidencia interina de Brasil.

¿Quién es Michel Temer?

Michel Temer es un político liberal de 75 años, líder del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB, principal fuerza política del país), quien ha sido procurador del Estado de São Paulo, Secretario de Seguridad Pública, diputado federal —por seis periodos consecutivos—, Presidente de la Cámara y Vicepresidente de la República.

Dilma-Temer

Dilma Roussef y Michel Temer durante la ceremonia de toma de posesión en enero de 2015. Brasilia.

Tras una negociación con el PT en 2009, fue elegido compañero de fórmula de Rousseff para su primer periodo presidencial y en 2013 repitió como llave presidencial.

En un artículo previo sobre la traición del PMDB una fuente explicaba que “el compañero de fórmula en Brasil termina dejando al presidente como un rehén del partido del vicepresidente”.

El 26 de marzo Temer y su partido rompen alianza con el Gobierno. Sólo era cuestión de tiempo para que el resto de los partidos hiciera lo propio. Así, la caída libre de Rousseff fue inevitable.

Pero éste no está libre de pecado. El 3 de mayo fue hallado culpable de haber realizado donaciones a campañas electorales por un valor más alto que el permitido por la Ley. La sentencia lo inhabilita políticamente por ocho años. Entonces: ¿Temer no podrá sustituirla? Sí puede: aquí lo explicamos previamente.

¿El PMDB ha gobernado antes?

Es la tercera vez que el PMDB llega a la presidencia sin haber sido votado para ello: Tancredo Neves fue electo Presidente en las primeras elecciones indirectas del país, la primera elección sin candidatos militares tras el golpe de Estado de 1964, pero nunca asumió la presidencia por una grave enfermedad que lo llevaría a la muerte. Su compañero de José Sarney, también del PMDB, lo sucedería y completaría el mandato de 1985–1990.

Ahora le toca el turno a Temer, quien ya ha anunciado las primeras medidas de su gobierno: de los 32 ministerios eliminará 10.

Ya tiene los nombres ocho carteras: Leonardo Picciani del PMDB en Deportes; Henrique Eduardo Alves, del PMDB —quien fue ministro de Rousseff— repetiría en Turismo; Marcos Pereira del PRB, en Desarrollo Industrial y Comercio Exterior; Newton Cardoso Jr., del PMDB, en Minería; Raúl Jungmann, del PPS, en Defensa; Alexandre de Morales, del PSDB, —quien representa al destituido presidente de la Cámara de Dipuatdos, Eduardo Cunha— en Justicia; Partor Marcos Pereira en Ciencia y Tecnología, y José Serra, del PSDB, —aún en negociación— para Asuntos Exteriores. Incluso, para el Banco Central propone a Ilan Goldfjan.

El PMDB se autodefine como un partido de centro que ha sabido estar muy cerca del poder. Ha formado alianza con todos los gobiernos desde la redemocratización de Brasil en 1985, sin importar si eran de tendencia neoliberal, como el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), o de izquierda, como el PT.

¿Es esto algo nuevo para Brasil?

Desde que se restauró la democracia en Brasil sólo tres presidentes han podido terminar el mandato para el que fueron electos: Juscelino Kubitschek (1956-1961), Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), y Luiz Inácio Lula Da Silva (2003-2010). Dos han sido destituidos: Fernando Collor de Mello (1992) y Dilma Rousseff (2016). El resto han sido electos por sufragios indirectos o impuestos por golpes militares.

Paradójicamente, Collor de Melo, único presidente que había sufrido el impeachment antes de Rousseff, es actualmente senador. Y ayer tuvo la oportunidad de votar por un proceso similar al que enfrentó casi 25 años atrás.

El escenario fue perfecto para él pues significó una oportunidad de defenderse —en un contexto diferente y sin la polarización de ese momento. “La historia me ha reservado este momento”, enfatizó. Su discurso advertía que la política de Brasil estaba en ruinas, y que había recomendado a Rousseff mejorar el diálogo político para evitar el impeachment, además de pedir perdón por las agresiones durante la campaña.

Advierte Rafael Mafei, profesor de Derecho de la Universidad de São Paulo, que en el pasado:

“los mecanismos alternativos a los golpes militares eran una ganancia relativa que permitía el cambio de Gobierno sin caer en arreglos institucionales, pero si sus determinaciones institucionales no habían sido cuidadosamente pensadas pueden convertirse en un factor adicional de inestabilidad. Brasil es un ejemplo de ello”.

Mafei explica que, tradicionalmente, en su país se pensaba que su democracia era cualtitativamente mejor que las del resto de países de la región, “pero si tomamos en cuenta la estabilidad y el pleno cumplimiento de los mandatos presidenciales vemos que no es así”, sentencia.

¿Cuándo será enjuiciada Rousseff?

En un lapso no mayor de 180 días, Rousseff será enjuiciada en el Senado por haber incumplido las leyes fiscales de su país al tapar los huecos presupuestarios. El presidente del Tribunal Supremo Federal (STF), Ricardo Lewandowski, supervisará el proceso.

Se prevé que la segunda votación del Senado, aquella que definirá definitivamente el futuro de la presidencia de Brasil, requiere del respaldo de dos tercios del la Cámara. 54 de los 80 senadores deben avalar la medida.

senadobr-640f

Senado de Brasil

Si Rousseff es absuelta o el Senado no toma ninguna medida antes de los 180 días, volvería inmediatamente a la Presidencia pero, si es hallada culpable, será inhabilitada políticamente por ocho años, como ocurrió con Fernado Collor de Melo en 1992.

¿El caso de maquillaje de cuentas públicas
es el único en su contra?

No. El Congreso ha recibido al menos nueve denuncias contra Rousseff. Además del caso de manejo ilícito de fondos públicos, dos sobresalen: obstrucción de la justicia al nombrar a Lula da Silva como Ministro de Casa Civil, y el proceso que sigue el Tribunal Superior Electoral (TSE) sobre el abuso de poder económico en el que habrían incurrido Rousseff y Temer durante la campaña electoral de 2014.

Entonces está claro que si Rousseff sobrevive al juicio político que llevará a cabo el Tribunal Supremo Federal (STF) en su contra por manejo de fondos públicos, la lucha por mantenerse en el poder no acabaría allí.

¿Existen senadores investigados
por los casos de corrupción en Brasil?

Sí. De los 80 senadores de Brasil, 47 tienen causas abiertas en los tribunales. En el Supremo Tribunal Federal (STF) existen al menos 27 investigaciones abiertas a senadores por lavado de dinero. En cuanto a casos de sobornos existen 25 averiguaciones.

El partido del presidente interino —el PMDB— es el que tiene mayor número de  representantes investigados: 11 de sus 18 senadores.

Pero existen cuatro de los 17 partidos en el Senado que tienen todos sus representantes con causas en tribunales: el único del Partido Comunista de Brasil (PCdoB), del Partido Socialista Brasileño y del Partido del Trabajo Cristiano (PSC), y los cuatro del Partido de la República (PR).

DilmaRousseff64

BotonEgui4

Dilma Rousseff640X60

BotonEgui2

BotonEgui1

Verónica Egui 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.