Actualidad

Los dientes de la derecha; por Piedad Bonnett

Por Piedad Bonnett | 20 de abril, 2016

Los dientes de la derecha; por Piedad Bonnett 640

Ante la inminencia de la firma de la paz, la derecha más extrema ha empezado a mostrar los dientes y de qué manera. Aterrada por lo que cree que será la entronización del comunismo, está apelando a todas las formas de lucha, sin pudor ninguno, pidiendo incluso la cabeza del presidente Santos.

El líder de la más pura reacción es, por supuesto, Yo, el Supremo, que encarna la derecha autoritaria, amenazante, caudillista, esa que si pudiera se perpetuaría en el poder con el pretexto de restaurar el orden, devolver la seguridad al pueblo, refundar la patria. Su talante se manifiesta en sus palabras: “Coronell se salvó de que yo lo extraditara por ser socio de Perafán y dice que lo perseguí”. Álvaro Uribe no sólo retaca lanzando la calumnia, sino que en vez de decir “mi gobierno”, habla desde un yo que debería escribir con mayúscula, porque se parece más al de un patrón que al de un representante de la ley y la ciudadanía.

Pero resulta que la derecha ha sacado al tablero a otros alfiles. Uno de ellos es el procurador, erigido desde siempre como adalid de la moral cristiana, quien desde la entraña misma del sistema hace política desvergonzadamente, alineándose con los enemigos de la restitución de tierras y rodeado de los terratenientes que temen perder sus privilegios, muchos de los cuales tuvieron que ver con el paramilitarismo y con la expoliación. Hay una frase suya, muy reveladora, que viene a cuento en estos días: “No podemos desconocer que las autodefensas se ajustan a las normas de la moral social, del derecho natural y de nuestra legislación positiva. Pensar lo contrario es, por decir poco, una absurda ingenuidad”. (Vanguardia Liberal, agosto 19 de 1987). Esas autodefensas, reencauchadas hoy como neoparamilitarismo y camufladas en buena parte como Bacrim —aunque el Gobierno, torpe y débilmente, no lo reconozca— y apoyadas todavía en políticos regionales que se hacen los de la vista gorda, son la encarnación de la derecha violenta, que no tiene reparo en lanzarse a un paro armado que no es otra cosa que una advertencia.

Cómo será de rabiosa la ultraderecha que el gobierno de Santos —representante también de la derecha neoliberal y pragmática, aunque moderada— le parece una sucursal castrochavista. Ahora bien: como ya lo señaló Andrés Hoyos en una columna, en las entrañas mismas del Gobierno otro personaje de derecha labra paciente y acuciosamente su candidatura. Se trata de Vargas Lleras, a quien Santos le ha dado todas las oportunidades de lucirse, de fortalecerse y de ganarse a las comunidades regionales. Hábil como ninguno, el vicepresidente no se deja interpretar, pero es fácil ver por su tono que también hay en él, como en su abuelo, una tendencia autoritaria, que sin embargo y por comparación con la del vociferante, resulta relativizada por los colombianos.

Todo anuncia que no es fácil lo que viene. El próximo presidente, el que lidie con el llamado posconflicto, tendría que ser un hombre de talante liberal, creyente en la paz, conciliador pero firme, comprometido con lo social, con las regiones, la educación, la salud y la cultura, valiente y capaz de conjurar a los violentos. Nos preguntamos quién puede ser.

♦♦♦

Lo invitamos a asistir al evento “La economía y la política: ¿cuáles son los escenarios?”, en el cual se analizará a profundidad la situación económica y política de Venezuela en el Teatro de Chacao el jueves 21 de abril a las 5:00 de la tarde. Puede comprar las entradashaciendo click acá.

640x480_INVITACIÓN-PRODAVINCI_ABRIL-3(1)

Piedad Bonnett 

Comentarios (2)

Alfredo Zuloaga
20 de abril, 2016

De los peores artículos que he leído en Prodavinci. Todo insulto comenzando por el título. A Alavro Uribe lo describe como “Yo El Supremo” y de “ultraderecha rabiosa”, siendo que, por el contrario, ha sido uno de los mejores Presidentes que ha tenido la historia contemporánea de Colombia. Piedad Bonnett debe ser familiar de otra “legendaria” detractora de Uribe como es su tocaya Piedad Córdoba y pudiera ser, como la mencionada, igualmente cómplice y alcahueta de la guerrilla terrorista de la FARC. Al Presidente Santos solo lo califica como “derecha neoliberal”. Una pieza digna de

Freddy Siso
20 de abril, 2016

¿Es de izquierda la FARC y el ELN? ¿Son de izquierda Chávez, Lula y Fidel? ¿Viven en un completo progreso y en una estable sociedad los pueblos de Venezuela y Cuba? ¿Qué es ser de derecha o de izquierda? ¿Es suficiente gritar “Muera el Imperialismo” para ser de izquierda? Gorilas hay en Cuba, Venezuela, Colombia y en cada uno de nuestros países. Hoy, no creo que el asunto se trate de izquierdas o derechas. Represores y torturadores, los hay en ambos bandos. Pienso que la política se debe a los pueblos y eso debe ser lo importante. No el poder por el poder.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.