Actualidad

Fotogalería // Una mirada a Auschwitz, a propósito de los 71 años de su liberación; por Roberto Mata

La mañana del 27 de enero de 1945, la División de infantería número 322 del Ejército Rojo franqueó un portón con la inscripción ARBEIT MACHT FREI ["El trabajo libera"]. Habían entrado al campo de concentración nazi de Auschwitz. El 1 de noviembre de 2005, la Asamblea General de Naciones Unidas designó que el 27 de enero como Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto. Así que, para conmemorar este acontecimiento, presentamos a los lectores de Prodavinci esta galería de Roberto Mata que explora los espacios del tristemente célebre campo de concentración .

Por Roberto Mata | 27 de enero, 2016
AuschwitzxMata-0689

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0680

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0665

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0662

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0660

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0659

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0646

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0636

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0633

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0629

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0623

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0617

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0615

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0613

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0612

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0599

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0595

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0585

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0584

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0583

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

AuschwitzxMata-0582

Auschwitz. Fotografía por Roberto Mata ©2009

Roberto Mata 

Comentarios (8)

Estelio Mario Pedreáñez
27 de enero, 2016

El Holocausto nos causa pena por todas sus víctimas (judíos, gitanos y otras minorías) y nos averguenza a todos, como todo genocidio, por tanto mal y la capacidad ilimitada del hombre de convertirse en un bárbaro y despiadado asesino. La palabra “genocidio” se inventó para describir el plan sistemático de exterminio de grupos humanos por los criminales nazis, pero tiene una larga lista de ejemplos desde los inicios de la historia humana y los genocidios no son un pasado superado: Allí están los Balcanes y Ruanda en tiempos recientes. Y el genocidio armenio por los turcos durante la I Guerra Mundial. Y el casi olvidado Genocidio de los Herero y Namaqua durante 1904/1908, otra vez por genocidas alemanes, mandados por el colonialista Káiser Guillermo II, cuando el Ejército Alemán mató en Namibia a más de 160 mil hombres, mujeres y niños, todos indefensos, a tiros, de hambre y sed o quemados vivos, porque eran negros, “sub-humanos”, “bestias”, para esos racistas. Y racistas aún existen.

Irma Sànchez de Dìaz
27 de enero, 2016

Roberto: El trabajo de Fotografìa, muy bien hecho, pero su significado, lo que represente para mi es triste, a veces pienso, que es una pelìcula, pero vuelvo a la realidad, por libros que he leido, como el Diario de Ana Frank, y por entrevistas, muchas veces narradas por personas que estuvieron y pudieron salvarse, o que perdieron parte o toda su su familia, ese HOLOCAUSTO, que no debio ser, como puede haber tanto odio por un pueblo, una raza que no le habia hecho nada a Hitler, cuando he oido las narraciones se me eriza la piel, y pienso que todavìa existen muchos regimenes asi, en pleno siglo XXI, que esclavizan a la gente de un modo u otro, llevan a los pueblos a la destrucciòn total, no tienen que existir los campos de concentraciòn para acabar con un Paìs, para muestra basta un botòn, el de nuestra camisa. Es todo.

Flor Bello
27 de enero, 2016

Gracias Roberto Mata por tan excelentes fotos de un mal recuerdo, que la HUMANIDAD ENTERA, debe recordar.

Marilyn
28 de enero, 2016

Y pensar que hay gente que alega que el Holocausto fue un invento de los judíos, que nunca pasó. Semejante ceguera y estupidez para tratar de tapar el sol con un dedo. Estas imágenes son prueba de que la maldad del hombre puede llegar a limites inconcebibles. No podemos olvidarnos de esto, ya que el riesgo de que la historia se repita siempre estará ahí.

Joeif Duroim
29 de enero, 2016

La rosa que parece que llorara…cuántas imágenes, cuántos significados. La humanidad entera nunca debe olvidar esta falla, este profundo error…

Efraín Vivas
29 de enero, 2016

“…lo que hay que entender es que la fotografía es estómago y piel” R.M en entrevista de Andrés Kerese. De “Estómago y piel” están hechas estas imágenes que nos presenta hoy Roberto. Imposible no conmoverse, en cada una de ellas está presente el ojo acucioso del autor indagando hasta el límite mismo de la esencia de cada imagen. Esta galería, en mi opinión, no aguanta muchas palabras, sino más bien es una invitación a la contemplación muda, y sentirlas a flor de piel. Muchas gracias Roberto por compartir este trabajo. Sabemos lo duro que ha sido!

Diógenes Decambrí.-
29 de enero, 2016

Las fotos muestran lo poco que dejaron en pie, como testimonio tangible de aquella barbarie, pero hay que aclarar que demolieron la mayoría de esas barracas donde hacinaban a los prisioneros, mientras sus verdugos decidían el orden y la forma en que serían asesinados. Faltan no sólo edificios, sino los olores del sufrimiento, las miradas de la desesperanza, la prepotencia de los guardias, armados, cobardes y sádicos. Para colmo, las dos rejas originales de ese campo en Auschwitz fueron robadas hace pocos meses, probablemente otro gesto de cobardía, perpetrado de madrugada, por neonazis, para causar más indignación a los sobrevivientes y a quienes repudiamos esas abominaciones cometidas por el bando podrido de la Humanidad.

carlos marrero
7 de febrero, 2016

Que bueno que estos sitios aun permanecen y son preservados para testimonio de toda la humanidad,Pienso que es desafortunado que la carcel del OBISPO y La ROTUNDA fueron destruidas, muchas generaciones habrian apreciado la ignonimia y tortura que sufrieron otras generaciones

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.