Artes

Fundación Han Nefkens: una Beca y un Máster vueltos agitación cultural y trasatlántica

Por Prodavinci | 30 de diciembre, 2014
Matías calidad media_640

Matías Candeira, ganador de la edición anterior de la Beca FHN

La Fundación Han Nefkens [FHN] es una organización sin fines de lucro radicada en Barcelona desde 2009. El objetivo de la fundación es promover la producción de obras de arte contemporáneas y lleva el nombre del escritor y mecenas holandés Han Nefkens, nacido en 1954. Una de las acciones más destacadas de la FHN ha sido su Beca de Creción Literaria, que acaba de abrir la tercera edición para sus postulaciones. Desde Prodavinci hemos entrevistado a Jorge Carrión, escritor que colabora con nuestro portal y, además, coordina el Máster en Creación Literaria vinculado con el proyecto. En sus respuestas da detalles sobre una de las becas literarias más atractivas en lengua castellana.

Pocas veces se tiene la noticia de una nueva beca de escritura creativa, en buena medida porque hay algunas que “suenan” desde hace años y su tradición oculta los nuevos programas. Aun así, la Beca de Creación Literaria de la FHN se convirtió, en apenas dos ediciones, en posiblemente la más atractiva, al menos en lengua castellana. ¿Cómo pasó eso?
Aunque es difícil que la información circule, esta Beca, en su tercera edición, cuenta con casi 20.000 euros para el ganador y un impulso total a la publicación de su obra. Por eso se consolida como la gran beca de creación en lengua castellana. El secreto, tal vez, es que premia la emergencia, no la consolidación. Y que está respaldada por una universidad de prestigio internacional, la Pompeu Fabra, por una editorial que apuesta tanto por autores nuevos como por consolidados de España y de América Latina, Candaya, y por una fundación que en tiempos de crisis se ha decidido por darle a Barcelona la dimensión cosmopolita que merece.

La FHN también ofrece becas a artistas plásticos que consiguen la oportunidad de crear en Cataluña. ¿Están en la labor de revivir (o continuar) la Barcelona del Boom hispanoamericano?
En efecto, la Fundación Han Nefkens también ofrece becas a jóvenes artistas plásticos que deseen venir a trabajar a Barcelona. En artes plásticas, la vocación es sobre todo europea y oriental. En literatura, en cambio, tanto en esta beca como en el intercambio que tenemos con la Universidad de Columbia, la intención es americana. De ese modo, la tradición de la Barcelona del Boom de la literatura hispanoamericana no sólo continúa, sino que se expande hacia otras culturas y lenguajes artísticos.

¿Cuál es la singularidad de la oportunidad que representa participar en un proyecto como esta Maestría en Creación Literaria y la Beca de la FHN?
Hemos tenido muchos alumnos de muchos países, incluido Venezuela. De hecho, hasta hemos tenido alumnos de Estados Unidos, Italia o Alemania, que no encontraban en sus países programas como el nuestro o que querían perfeccionar creativamente su castellano. Creo que lo más importante es la comunidad que se construye durante esos meses, una comunidad de interlocutores, de lectores, de creadores, que tienen intereses parecidos a los tuyos. Gracias al e-mail, los viajes o las redes sociales, esa comunidad puede persistir y ser crucial en tu formación como escritor.

Con Sebald en un extremo y Lezama Lima en el otro, decir que viajar es vital para la buena literatura es algo difícil de cuestionar y al mismo tiempo difícil de sostener. ¿Cómo se ve desde la FHN?
Para muchos de nuestros alumnos es fundamental que el Máster se haga en Barcelona, la ciudad de García Márquez, Donoso y Vargas Llosa, pero también de Cristina Peri Rossi, de Roberto Bolaño, de Enrique Vila-Matas o de Rodrigo Fresán, por no hablar de las editoriales y de la agencias literarias barcelonesas. Creo que es fundamental que un joven escritor conecte con ciertos mitos y con ciertos estímulos, a medida que crezca (o que envejezca) ya se encargará de irlos matando o de irse volviendo más escéptico o irónico. Pero también es fundamental que Barcelona sea un trampolín o una estación más en un itinerario más complejo. Tenemos exalumnos colombianos viviendo en Estados Unidos o en México y españoles viviendo en Buenos Aires. Continuidad de los libros, la revista de la librería Clásica y Moderna de Buenos Aires, ha sido impulsada por Violeta Serrano, una española. Si miras con atención el Boom te das cuenta de que Barcelona fue sólo un punto en un mapa que incluía a otras ciudades como París o La Habana, por ejemplo.

En el escenario global, todas las disciplinas parecen estar interesadas en la actualización de sus planteles. ¿Hemos vuelto a la literatura de hallazgos, de escritores descubiertos por un ojo atento y a espaldas de las instituciones? ¿Cómo participa el Máster y la Beca FHN en estas dinámicas?
Somos instituciones. Pero creemos, supongo, en la red. Sólo si hay cruces y redes se puede mapear la emergencia.

Pero en la literatura hispanoamericana se ha cimentado que nadie triunfa si Europa no lo reconoce. Hoy, finalmente, Borges, García Márquez, Walsh, Bolaño, los autores de este lado se confiesan como influencias en los escritores nacidos en España. ¿Qué los motiva a mirar en dirección contraria a través del Atlántico?
Yo creo que se puede decir que somos una especie de laboratorio de I+D del que está saliendo parte de la nueva generación de escritores hispanoamericanos. De los autores que incluimos en la antología Emergencias (Candaya, 2013), para celebrar nuestro quinto aniversario del Máster con los mejores cuentos escritos por alumnos y exalumnos, la argentina Carolina Bruck ha quedado finalista del García Márquez, la ecuatoriana Mónica Ojeda ha ganado un premio en Cuba, el mexicano Eduardo Ruiz Sosa ha sido elegido como uno de los 20 escritores jóvenes más importantes de México y el peruano Ramón Bueno ya publica su primera libro en España, por poner algunos ejemplos. Pero, no obstante, hay que remarcar que la carrera de esos escritores hispanoamericanos, como las de la mayoría, comienzan en sus propios países. España es una etapa más en un largo recorrido que casi siempre empieza en casa.

¿Son los profesores del Máster lectores atentos de lo que pasa en Hispanoamérica?
Es muy importante esa dimensión: tenemos como profesores a Rodrigo Fresán y a Flavia Company; y este año, en la asignatura de No Ficción, el profesor ha sido Marcos Ordóñez, pero los seminarios han sido impartidos por Juan Villoro y Julio Villanueva Chang, y el invitado final ha sido Martín Caparrós. El único modo de formar a un escritor en nuestra lengua es con profesores e invitados que provengan tanto de diversas partes de España como de distintos países de América Latina. Y que nos leamos desde las dos orillas. A este respecto, es alarmante que no haya habido listas de los mejores libros de 2014 en los grandes diarios de España, Colombia, México, Argentina o Chile que hayan dado cuenta de la producción hispanoamericana de mayor calidad.

¿Han medido el impacto del máster? ¿Cuál ha sido su repercusión?
En siete años tal vez sea pronto, pero tanto José María Micó y yo estamos asombrados ante los logros de nuestros alumnos. Y también con la manera en la que el Máster está irradiando energía hacia áreas artísticas que no estaban contempladas, como la música o el cine. Fue alumna nuestra la cantautora colombiana Marta Gómez, que ha musicalizado a Federico García Lorca y que estuvo nominada a los Grammy Latinos. También lo fue el vocalista del grupo catalán Coriolà y la cantautora Joana Serrat, ambos muy conocidos ahora en Barcelona. Y la cineasta domicana Natalia Cabral acaba de conseguir en un concurso los recursos necesarios para producir su largometraje La tradición. Es importante ese tipo de sinergias y de diálogos. La literatura del siglo XXI no puede ser ensimismada, puramente literaria: tiene que conversar con los otros lenguajes de su época.

Haga click acá si desea saber más sobre:

La Fundación Han Nefkens

¿Cómo postularse para la Beca?

Ver más sobre el Máster de Creación Literaria.

Prodavinci 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.