Actualidad

¿Qué pasó con la Heladería Coromoto? #MonitorProDaVinci

Por #MonitorProDaVinci | 30 de diciembre, 2014

¿Qué pasó con la Heladería Coromoto

1. Un récord Guinness sin leche. La famosa Heladería Coromoto ubicada en la ciudad de Mérida, cuya variedad de sabores la inscribió en el libro de los récords, está cerrada. Un cartel en la puerta del local que anuncia el cierre y pide disculpas a los clientes por no atenderlos, dando como razón la escasez de leche, una información que confirman en su cuenta en la red social Facebook. Según declaración de Eukarys Castillo, una de las trabajadoras, a BBC Mundo esperan reabrir a mediados de enero. También declaró que, debido al elevado costo de la leche en el mercado negro, no era rentable ofrecer todos los sabores habituales, situación que había originado quejas en los clientes. El dueño habría tomado la decisión de cerrar las puertas en temporada alta para evitar que se viera afectada la reputación de la famosa heladería.

2. Clásicos y vanguardistas. Una de las referencias turísticas de Mérida es probar un helado de aguacate, chile, carne, pepitonas, pabellón, pasta con queso o cualquiera de los 857 sabores más que ofrece la Heladería Coromoto, contando también los tradicionales chocolate y mantecado. La pared lateral que exhibe la variedad de sabores es un mural compuesto por cartones blancos y marrones que ha crecido hasta ocupar con su carta toda el área posible. En letras rojas, con adornos góticos como de diplomas, se promociona el sabor a champiñones, manzana o ginebra al lado de otros más simples, en letra negra o azul, que ofrece los sabores que sirven de homenaje a referentes de la cultura popular y los medios de comunicación, como  Cállate, Sicilia, Mi bella dama o Francia ’98.

3. La otra versión del cierre. Un artículo de opinión publicado en el portal Aporrea y firmado por Pedro Rivas afirma que la razón de la clausura de la heladería no es la falta de suministro de leche, sino las vacaciones de sus dueños. Además, dice que las otras heladerías de la ciudad funcionan normalmente: “el señor Manuel da Silva, dueño de la Heladería La Coromoto [sic.], cerró su establecimiento aduciendo falta de leche, lo cual no es cierto porque la producción de helados en la ciudad es normal [….] Este señor nunca ha abierto su heladería durante los días navideños, porque él utiliza estos días vacacionales para viajar a su nativa y querida Portugal todos los años, como siempre lo ha hecho”. Rivas también argumenta que las motivaciones de Manuel da Silva son de orden político: “está diciendo un embuste y su acción fue programada, mediáticamente programada en los circuitos de la guerra de baja intensidad contra el actual gobierno”.

4. Detrás de los sabores. Manuel da Silva Oliveira migró de Oporto a Venezuela y abrió una heladería en 1981 con cuatro sabores clásicos: mantecado, fresa, chocolate y coco. El gran cambio se dio cuando se propuso experimentar con el aguacate. Después de 46 kilos de helado perdidos, logró dar con el punto y creó uno de sus helados más vendidos. En 1991 ingresó en el Libro de los Récords Guinness con el sabor número 593: el helado de chipi-chipi, un pequeño bivalvo (Donax denticulatus) que comúnmente se consume en sopas y guisos.

#MonitorProDaVinci 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.