Actualidad

Entrevista a Carlos Ocariz: ¿por qué hay crisis presupuestaria en las alcaldías de Venezuela?

Por Albinson Linares | 19 de agosto, 2014

Exclusiva_640_prodavinciEntrevista exclusiva a Carlos Ocariz Por qué hay crisis financiera en las alcaldías de Venezuela 640

El 7 de agosto, Carlos Ocariz, Alcalde del Municipio Sucre y Presidente de la Asociación de Alcaldes de Venezuela, inició una serie de denuncias sobre la situación presupuestaria de las alcaldías del país a través de su cuenta de Twitter: “En nombre de la Asociación de Alcaldes y de nuestros trabajadores exigimos al gobierno nacional que bajen los recursos (…) Bajen los recursos destinados al aumento de salario mínimo, aumento a docentes y remanente de homologación de los policías (…) Todas las alcaldías -incluyendo las del PSUV- están en una situación compleja por el incumplimiento del gobierno ¡Cumplan!”.

Cuatro días después Ocariz fue entrevistado por CNN sobre la crisis económica de las alcaldías y el 18 de agosto presidió una rueda de prensa de la Asociación de Alcaldes por Venezuela donde, según reseñó El Universal, se denunció que “el Gobierno Nacional busca el fin de la descentralización en el país”: “Con una inflación proyectada de 70%, en un país donde el dinero vale menos, obviamente la situación financiera de las alcaldías es muy comprometida”, declaró el alcalde de Sucre ese día.

Sobre los diversos elementos que han llevado a la presente coyuntura financiera de las alcaldías,  la merma de los ingresos municipales y las perspectivas para los presupuestos de años venideros, opina Carlos Ocariz.

¿Cómo se originó la actual crisis presupuestaria?

El tema es muy sencillo de explicar a nivel de finanzas, porque cuando baja lo que ingresa y sube lo que gastas estás en una peor circunstancia. La crisis de ingreso se produce porque el situado, que es el 20% mínimo según la contribución de los ingresos petroleros que debe distribuirse entre alcaldías y gobernaciones, está calculado con el precio del barril de petróleo a 60 dólares y actualmente está en 105 dólares. Allí hay una cantidad de dinero importante que debe ir para los municipios y no llega. Hay una falla en el cálculo del situado que afecta a los municipios.

¿Cuáles son los elementos que hacen que esa falla en el cálculo del situado afecte la gestión municipal?

La inflación mínima está estimada en 70%. Por lo tanto, el situado es 70% menos que el año pasado porque el dinero vale menos. También tiene que ver con los gastos, porque el gobierno central anunció una cantidad de aumentos salariales de distintos tipos. Por ejemplo: se aumentó el salario mínimo en un 20% y también hubo un incremento de 75% para los docentes, además de otros aumentos para los policías y bomberos. Nosotros compartimos la importancia y necesidad de esos aumentos, pero el problema es que, si no mandan los recursos, ¿cómo podemos pagarlos si tenemos menos ingresos? Unas 32 alcaldías, de las 330 que hay, tienen capacidad para recaudar ingresos propios porque hay empresas e industrias en nuestros municipios, pero eso ha mermado mucho por la situación económica del país. Es decir: las empresas producen menos. La crisis se produce porque te asignan menos situado y, además, te ingresan menos recursos por ingresos propios y con todo esto viene un aumento del gasto, no por culpa nuestra sino por anuncios decretados por el Ejecutivo Nacional. Sin mandarnos recursos, es muy difícil que podamos cumplir con esos compromisos.

¿Cuáles son las consecuencias inmediatas de esta situación?

Hay distintos niveles de crisis. Las alcaldías más pequeñas, que son por lo menos 250, están en una situación muy complicada para pagar los salarios. Si ejecutan los aumentos salariales, pueden quedarse sin plata para pagar el resto de la nómina de los últimos meses del año. Pero si esas alcaldías no pagan los aumentos, seguramente vendrán protestas de todos los trabajadores pidiendo lo que les corresponde. Más allá del corto plazo, que es este 2014, también nos preocupa lo que va a pasar en 2015 y 2016.

¿Podría explicar cuál es la problemática más grave en la asignación de recursos por parte del Ejecutivo Nacional?

Supongamos que envían el 30% de los recursos del aumento del salario mínimo, por ejemplo. Pero te los mandan sin estimar las incidencias. Cuando incrementas el salario mínimo de la gente, eso incide en los bonos vacacionales, las prestaciones, etcétera. Pero ese dinero no lo envían, pues mandan sólo el bruto que es el 30% del aumento salarial. A mediano plazo van a asfixiar a las alcaldías porque ellos, por ejemplo, sí mandaron los recursos de la homologación de los policías en 2014, pero para 2015 y 2016 no han planeado ese recurso. Eso implicaría que las alcaldías tienen que cubrir esos aumentos de sus propios presupuestos y no tienen capacidad de hacerlo, porque no tienen ingresos. Todo esto es muy complicado porque, al tener menos ingresos en términos reales y absolutos, te dan más gastos con los aumentos salariales. Eso puede romper el equilibrio económico para algunas alcaldías que pueden pasar a tener más gastos que ingresos. Sería la quiebra de las alcaldías.

¿Las alcaldías chavistas y opositoras se ven afectadas por igual?

Esto afecta a todas las alcaldías del país, tanto a las chavistas como a las opositoras. El tema es que las chavistas reciben otros recursos de manera discrecional y eso les da un pulmón con respecto al dinero que manda el Ejecutivo Nacional. La semana pasada aprobaron unos créditos adicionales para el 50% del aumento salarial de 30% y lo calcularon sin incidencias. Por ejemplo: la alcaldía de Puerto Ayacucho es la principal del estado Amazonas y le mandaron Bs. 3.000.000, pero a la alcaldía de otro municipio del mismo estado, con menos población pero con un alcalde chavista, le asignaron Bs. 8.000.000. Es decir: le mandaron más del doble que a la capital estatal. Los criterios para apoyar a unas alcaldías son meramente políticos y eso hace que todas estén en crisis, pero las más afectadas suelen ser las de opositores.

Albinson Linares 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.