Actualidad

¿Cuál es la percepción de Huffington Post, ABC News y Slate sobre los sucesos en Venezuela?

Por Prodavinci | 24 de febrero, 2014

ARTICULO_redoma_protestas_venezuela_feb_24022014_640b

Tras varios días de protesta, que ya han cobrado la vida de varios venezolanos y dejado un saldo de heridos considerable, los medios de comunicación internacionales han fijado su atención sobre la situación. Estos son algunos de los artículos que se han publicado en relación a las protestas en Venezuela:

En Huffington Post, Michael Solis publicó un texto que habla sobre las causas que han llevado a los estudiantes a salir a las calles y la represión sufrida por los manifestantes que fueron capturados por la Guardia Nacional y han denunciado severos abusos por parte de los efectivos que los custodiaban. Afirma que la respuesta violenta del Estado, en lugar de calmar a las masas, ha encendido las protestas en todo el país. Solis reproduce las palabras de la experta en DDHH Haydee Izaguirre, quien refiere que la violencia desplegada ha sido “la gota que derramó el vaso”, pues se suma a un estado de deterioro gradual que se ve reflejado en la escasez de los productos de primera necesidad y al aumento de la criminalidad. Solis habla de una entrevista que le hizo elmostrador.com a Lucia Dammert, experta en sociología y seguridad, quien opina que en la situación actual ya no es relevante quien está al frente del país, debido a que los problemas son tan profundos y están tan propagados que han corroído al país de la misma forma que lo hace el cáncer en el cuerpo humano.

De acuerdo con el editor político de Slate, William J. Dobson, si bien “el comandante” Hugo Chávez se encargó de satanizar a sus oponentes, nunca reprimió masivamente a la población, como ahora lo hace su sucesor. Según la visión de Dobson, si bien las ciudades de Venezuela se han vuelto de las más peligrosas del continente a causa del crimen, el pasado miércoles las ciudades venezolanas pasaron a ser zonas de guerra. Dobson plantea la tesis de que el presidente de Venezuela tiene menos control de la situación de lo que parece, tras lo que considera apariciones erráticas e inseguras en televisión que podrían ser indicadores de que ha ido perdiendo el control sobre el estado y las fuerzas de seguridad.

ABCnews.com cubrió las marchas del sábado 22 de febrero, día sobre el cual estimó que más de un millón de personas salieron a la calle. Mariana Atencio ha cubierto para la cadena norteamericana el proceso de protestas que ha ocurrido en el país. Según Atencio, la situación económica del país es la causa principal del descontento popular y menciona específicamente la escasez de alimentos y medicinas. Atencio acompaña a un mujer a un mercado en un intento de conseguir harina, pero al momento de llegar a los anaqueles ya se había agotado. También muestra cómo en una farmacia despachan las medicinas tras una reja por motivos de seguridad.

Carlos González, cineasta y activista de derechos humanos, ha escrito una entrada en la sección de blogs de política del Huffington Post acusando la hipocresía de la Izquierda Internacional ante la falta de pronunciamientos ante la represión que han sufrido los manifestantes en Venezuela. Haciendo un llamado a admiradores de la “revolución bonita”, como Oliver Stone y Sean Penn, González se pregunta qué dirían ellos en el caso de que el presidente Obama cerrara medios de comunicación o pusiera una barrera económica para evitar que los periódicos consiguieran papel para seguir funcionando y encarcelaran a personas por pensar diferente como, según González, ocurre en el gobierno de Nicolás Maduro. En cuanto a las causas de  las protestas, además de mencionar la inflación del 56%, como afirma, Reuters, agrega los elevados índices de criminalidad. González sostiene que el índice de 122 asesinatos por cada 100.000 personas de la ciudad de Caracas no es visto ni siquiera en zonas de guerra.

En una entrevista realizada por Huffpost Live al profesor George Ciccariello-Maher se habla de la situación que vive Venezuela. Ciccariello-Maher cita una entrada del blog caracaschronicles.com que dice: Protestas de clase media por estudiantes de clase media en zonas de clase media no atraerán a los pobres. Ciccariello-Maher opina que las protestas son la expresión de “una clase media molesta por ciertas razones”. Sostiene que en los sectores más pobres se apoya al gobierno debido a que la calidad de vida aumentó drásticamente gracias a este gobierno. Sin embargo, Ciccariello-Maher no hace mención alguna de represión, escasez o índices de inseguridad.

Prodavinci 

Comentarios (1)

Gerardo Rojas
25 de febrero, 2014

La historia de la humanidad esta llena de rebeliones y revueltas y guerras de liberación, independencia etc, en los países que ello ha sucedido encontraremos contrastes muy interesantes de dicha luchas. En la época colonial la guerra por la liberación de los piases de las américas ya sea del imperio británico o del imperio español no fueron iniciadas precisamente por los esclavos, los campesinos, las clases pudientes económicamente fueron los que se vieron en la necesidad de liberarse del yugo imperial para tener su autonomía tanto en el campo político como en el económico, las clases menos pudientes no levantaban su voz porque de una manera u otra el imperio o el señor feudal cubría sus necesidades básicas por esa razón no alzaban su voz. Hoy en Venezuela en los momentos que vivimos tanto en Venezuela como en el mundo se habla que las clases populares no han salido a protestar y el gobierno se jacta de ello, i no van a salir a protestar hasta que sus necesidades se vean afectadas, todos los gobiernos dictatoriales de izquierda tienen el mismo tinte, crean sensaciones de bienestar en las clases menos pudientes, que por lo general conforman más del 40% de la población. Esto gobiernos tienen su origen similares en las llamadas revoluciones donde logran manipular estas masas de población desposeída, veamos la cubana y la bolchevique fue lograda a base de los campesinos y los ghetos de las ciudades y bajo el pretexto de las luchas de clases la cuál fomentaron y sembraron odio hacia el que tenía una propiedad (clase media) con la misma promesa repartiremos las riquezas, esas revoluciones crearon la mayor desigualdad posible, una pequeña clase con todos los beneficios ( pero con obediencia perruna al líder para no perder los beneficios), estos regímenes utilizan muy bien las necesidades básicas para dominar al pueblo con las sensaciones creadas, tienes casa pero no es tuya, comes cuando yo quiera para que alcances para todos, te doy una educación pero te ideologizo para que no pienses, todo con un fin “ Que las clases gobernantes del partido no pierdan beneficio alguno” en Cuba por ejemplo el pueblo cubano cada día tiene menos opciones para comer, pero los miembros del partido comunistas y los Castros siguen bebiendo Whisky, comiendo cangrejo del mar Mediterráneo, tienen internet, teléfonos inteligentes. Esta situación es igual en Venezuela con la famosa revolución del siglo XXI, por ello las clases más desposeídas no salen masivamente a protestar porque aún no están claros para que, ya se conformaron con hacer colas cada semana para comprar un pote de leche, montarse la bombona de gas a la espalda, ir a una supuesta universidad que los preparan ideoligamente pero no los capacita para que piensen, por la capacidad de pensar es inversamente proporcional a la sumisión, y a estos gobiernos les interesa es que las clases desposeídas crezcan en proporción para ellos poder seguir afincándose en el poder. En la historia moderna podemos ver desde el caso chileno hasta la primavera árabe y hoy Ucrania, fueron los pobres lo más desposeídos que iniciaron los cambios, no, fueron los estudiantes, la clase media, que se preparó y esperaba oportunidades para mejorar sus condiciones individuales de vida, tenían esperanza de una mejor calidad de vida, se cansaron de esperar que los gobernantes decidieran por ellos, porque ellos querían dirigir también con criterio propio ya que para eso se formaron. Ante estos momento de lucha que vivimos en Venezuela, seremos nosotros los andinos de las ciudades que nos formaron con criterios, los estudiantes, la clase media de Caracas, Puerto Ordaz, Maracaibo, Valencia que dirigimos estos cambios al país, y es nuestro deber incorporar a esos venezolanos que por tener una beca, un trabajo en PDVSA, en una empresa del estado se abstiene de protestar por temor a perder la supuesta inclusión que le dio esta revolución, y callan pero por dentro sus rabias son eternas, tenemos que llamarlos a protestar a luchar por sus dignidades enclaustradas en el miedo de un colectivo de barrio que los amenaza, somos nosotros los llamados a que se incorporan para que esa lucha interna salga a la luz y se liberen de la humillación a que son sometidos en cada elección, en cada marcha. Por esta razones no es los pobre no se unen a las protestas, es que protestan en silencio, en muchos casos baja de sus barrios a protestar donde se sienten mas seguros, lean las informaciones del ministro de educación hoy, que no se puede sacar a los mas necesitados hasta la clase media ya que podría generar que estos intenteran convertirse en escualidos ( escualidos es la expresión despectiva del gobierno hacia la persona que piensa y exije y que no han podido dominar).

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.