Vivir

Lizzie Velásquez: de ser etiquetada “la mujer más fea del mundo” a darnos una lección de vida

Por Prodavinci | 31 de enero, 2014

ARTICULO_lizzie_velasquez_640_prodavinci

Lizzie Velásquez es una mujer estadounidense nacida con una enfermedad que le impide aumentar de peso, al punto de que nunca ha pesado más de 29 kilos. Además, padece una discapacidad visual que le impide ver por su ojo derecho. Esta enfermedad, a la que todavía no se le ha dado nombre, está vinculada con el hecho de que Lizzie se gestó sin líquido amniótico alrededor. Esto produjo que, al nacer, los médicos le hicieran saber a sus padres que su hija no podría hacer nada sin ayuda. Sin embargo, Lizzie se ha convertido en una conferencista motivacional con éxito internacional y ha publicado dos libros. El primero, publicado en 2010, es una biografía de la cual es coautora, Lizzie Beautiful, y el segundo, titulado Be beautiful, be you, fue publicado en 2012.

En el siguiente video, Lizzie Velásqez dicta una de las Conferencias TED y la comienza preguntándose qué es lo que nos define. Durante su infancia, Lizzie Velásquez sufrió distintas discriminaciones. Superarlas, sobreponerse a ellas y convertirlas en un ejemplo de vida ha servido de inspiración para emprender todo este proceso que la ha llevado a ser un ejemplo para distintas personas en el mundo.

Prodavinci 

Comentarios (7)

José Miguel Roig
31 de enero, 2014

Impresionante. ¡Qué mérito!

Oswaldo Fernaández Daal
31 de enero, 2014

Si realmente Lizzie es una mujer diferente a muchas que he conocido, ella es inteligente,tiene una bella voz, es valiente, supo superarse a si mismna, sabe como conquistar con su voz y su personalidad a un público. En fin, he conocido a muy pocas persona como Lizzie Velásquez. para ella, todo mi cariño

N. Vermolen
1 de febrero, 2014

Increíbles la valentía y el deseo de ayudar a los demás por parte de una persona que nació con un cuerpo frágil y muy feo, pero con un corazón demasiado hermoso. Y con un gigantesco espíritu de superación, deseosa de compartir con otros más afortunados en lo material, pero que se dejan abatir por el menor de los contratiempo. Todo a pesar de que Lizzie Velásquez nació totalmente desprovista de una cualidad muy importante para toda mujer, cual es el atractivo físico, garantía a la más hermosa de las misiones: la maternidad.

Isaac Estanislao
1 de febrero, 2014

Eso se llama fuerza interior, voluntad, destino. Tiene todo el mérito del mundo.

Ana de Giusti
2 de febrero, 2014

Un ejemplo a seguir, como nuestro Mikel Malamed!

maria
4 de febrero, 2014

Ojalá muchas mujeres venezolanas vieran este video y conocieran a esta maravillosa persona. Tomando sus mismas palabras, pareciera que hay tantas mujeres en nuestro país “enojadas e infelices”. Disgustadas como se ven en el espejo, quisieran todos los días cambiar algo de su físico. Van una y otra vez al cirujano plástico y gastan fortunas en gimnasios y peluquerías. No se aceptan. Es bonito cuidarse físicamente, es parte de vernos saludables, pero creo que el problema es cuando pierden su autoestima autodefiniendose como “feas” porque no tiene las mismas proporciones que la modelo o actriz de una revista, que la vecina o compañera de trabajo, porque no atrae miradas en la calle o porque no pueden usar el pantalón o falda de moda. Qué infelices deben ser si viven con esa presión social. Ojalá volvamos algún día a la autenticidad (como era hace 20 años atrás) y a querernos a nosotras mismas tal y como somos. Invertirían su dinero y tiempo en cultivar el conocimiento, la cultura y el espíritu, en compartir, mantenerse saludables y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida que a fin de cuenta, son las que suman y nos enriquecen como personas. Y que mejor ejemplo que Lizzie!!

Aida liz
2 de mayo, 2014

Ella es un gran ejemplo a seguir a pesar d todas las criticas Ella sigue hacia adelante y lo MAs importante que Ella tiene fe en Dios, su enfermedad no es impedimento Para ser feliz

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.