Actualidad

El poder del individuo: Turk 182 o V de Vendetta, por Milagros Mata Gil

Por Milagros Mata Gil | 31 de agosto, 2013

I. El peso de un hombre decidido y un mensaje simplísimo. Hace casi treinta años, vi la película “Turk 182” (dirigida por Bob Clark, con un guión de  Denis y John Hamill y James Gregory Kingston) en la cual un joven comienza una campaña de denuncia y descrédito contra el alcalde de Nueva York.

La motivación es que el hermano del protagonista, bombero de profesión, queda impedido, en silla de ruedas, debido a una lesión que realiza salvando la vida de una niña. Como dicho salvamento ocurre cuando el bombero no estaba en servicio y sí había estado bebiendo en un bar, la Alcaldía le niega los recursos para pagar su tratamiento y medicinas, así como el derecho a una pensión.

La campaña utiliza mecanismos tan diversos y originales como los graffitis, las pizarras electrónicas del estadium y las luces del puente de Brooklyn, firmando siempre Turk 182, que es el nombre de batalla y número del casco de bombero de su hermano. El alcalde, además, tiene corrupciones ocultas que amenazan salir a la luz pública cuando las elecciones están cercanas.

Aunque al principio las autoridades lucen desconcertadas, poco a poco van develando la identidad del que está subvirtiendo “el orden”. Pero a medida que avanza la trama y las protestas se hacen más claras, la población de la ciudad va sumándose a ella y los ciudadanos protegen y ayudan a Turk 182 . Finalmente, el alcalde cede a las presiones, pero es derrotado en las elecciones por la acción de un solo hombre, que lidera y organiza el descontento.

II. Anonymous, Anónimos. Este recuerdo ha venido debido a que he visto en INTERNET un grupo llamado AnonSalud, venezolanos conectados en red, que se encarga de recoger y entregar medicamentos a las personas que no los consiguen. AnonSalud es una filial de Anonymous, movimiento de geeks y hackers que se ha transformado en una manera de resistencia ciudadana en todo el mundo.

Según Wikipedia, “Anonymous [əˈnɒnɪməs] es un psudónimo utilizado mundialmente por diferentes grupos e individuos para —poniéndose o no de acuerdo con otros— realizar en su nombre acciones o publicaciones individuales o concertadas. Surgidos del imageboard4chan, en un comienzo como un movimiento por diversión, desde el 2008 Anonymous se manifiesta en acciones de protesta a favor de la libertad de expresión, de la independencia de Internet y en contra de diversas organizaciones, servicios públicos, consorcios con presencia global y sociedades de derechos de autor. En sus inicios, los participantes actuaban solamente en Internet, pero entretanto desarrollan sus actividades también fuera de la red. Entre otros medios de acción de Anonymous, se cuentan las manifestaciones en las calles y los ataques de hackers.

Puesto que no existe una jerarquía —al menos ninguna evidente o reconocible— resulta en general difícil confirmar la autenticidad de las noticias o informaciones referentes a Anonymous. Asimismo, debido al anonimato, sucede que un único individuo puede producir noticias falsas e introducirlas como supuestamente auténticas de Anonymous”.

El nombre de Anonymous en sí mismo está inspirado en el anonimato que perciben y cultivan los usuarios cuando publican comentarios e imágenes en Internet. El uso del término, en el sentido de una identidad compartida, empezó en los tablones de imágenes (en inglésimageboards) donde se le asigna la etiqueta de “anónimo” a los visitantes que dejan comentarios sin identificarse. Algunas veces los usuarios de los tablones de imágenes bromean actuando como si Anonymous fuera una persona real incluso aludiendo a ella como “Anon”. De cualquier modo:

Anonymous es la primera super-conciencia basada en Internet. Anonymous es un grupo, en el sentido de que una bandada de aves es un grupo. ¿Por qué sabes que son un grupo? Porque viajan en la misma dirección. En un momento dado, más aves podrían unirse, irse o cambiar completamente de rumbo. H. Landers, Chris, Baltimore City Paper, 2 de abril de 2008

Aunque no están vinculados a una única entidad online, muchas webs estuvieron en sus inicios fuertemente ligadas a Anonymous. Esto incluye notables tablones de imágenes como 4chan y Futaba Channel, algunas wikis asociadas a estos tablones como Encyclopædia Dramatica y una serie de foros de diversas temáticas. Más tarde se implementaron Wikis diversas y Chats (canales IRC) con el objetivo de ganar mayor presencia en el espacio Internet. A través de estas plataformas se han organizado protestas como el Project Chanology o Avaaz Org. Las redes sociales, como Facebook, Twitter y similares, desempeñan un papel más bien secundario en la estructura, pero suelen utilizarse para la formación de pequeños grupos o «células» y su coordinación para la movilización a la calle en las protestas reales. De hecho, las protestas en La Puerta del Sol, Madrid, 2011 y la llamada Primavera Árabe parecen estar vinculadas a las acciones de Anonymous.

Anonymous no tiene líderes, ni tampoco instancias controladoras. Se basa en la fuerza colectiva de sus participantes individuales y en la ventaja de que la información puede ser difundida rápidamente a través de Internet.

III. El símbolo del movimiento. Una máscara, inspirada en la película V de Vendetta, adaptación al cine de la novela gráfica V for Vendetta,escrita por Alan Moore e ilustrada por David Lloyd. La película fue dirigida por el australiano James McTeigue y producida por Joel Silver y los hermanos Lana y Andy Wachowski, quienes además se encargaron de escribir el guion. Está protagonizada por Natalie Portman en el papel de Evey Hammond y Hugo Weaving como V. Fue creada por gran parte del equipo que trabajó en la trilogía de Matrix. En 1988, el productor cinematográfico Joel Silver adquirió los derechos de rodaje de dos de las obras del escritor Alan Moore: V for Vendetta y Watchmen.

V de Vendetta es una serie de diez comic books . El argumento de la serie está situado en un futuro distópico de finales de la década de los 90 (la serie fue creada en los 80).

Los hermanos Wachowski eran fanáticos de la primera, por lo que a mediados de la década de 1990, antes de comenzar a trabajar en The Matrix, escribieron un esbozo del guion que plasmaba el contenido de la novela gráfica. Durante la posproducción de The Matrix Reloaded y The Matrix Revolutions, los hermanos revisaron dicho guion y ofrecieron el cargo de director a James McTeigue. Fue entonces cuando agregaron elementos para condensar y modernizar la historia, intentando preservar al mismo tiempo la integridad de la novela gráfica y su temática.

La película toma como punto de partida la conspiración de la pólvora, ocurrida en 1605 y en la que un grupo de católicos fueron detenidos y ejecutados por intentar destruir el Parlamento del Reino Unido con el objetivo de matar al rey Jacobo I y acabar así con las persecuciones religiosas. La trama tiene lugar en un futuro ficticio y muestra a V, un combatiente por la libertad que se oculta bajo una máscara de Guy Fawkes y que persigue la destrucción de un estado fascista ubicado en Inglaterra.

La historia comienza el 4 de noviembre de una ucronia (futuro ficticio) en el que Inglaterra es gobernada por un régimen dictatorial ultraconservador y fascista llamado Fuego Nórdico, al frente del cual se encuentra el líder Adam Sutler. Evey Hammond, una mujer que trabaja para la British Television Network (BTN), la cadena gubernamental de televisión, es atacada por tres miembros de la policía secreta del Estado que la acusaban de violar eltoque de queda. Sin embargo, acaba siendo salvada por un extraño individuo  enmascarado que se hace llamar V y que la lleva a un tejado para presenciar la destrucción del edificio Old Bailey, organizada por él. A la mañana siguiente, el régimen informa que el incidente fue una demolición  planeada con anterioridad, pero V toma la cadena BTN y desde allí envía un mensaje en el que se otorga la autoría del atentado y le pide a la población que le acompañen el 5 de noviembre del siguiente año, fecha en la que promete destruir el Parlamento del Reino Unido, símbolo de la tiranía.

IV. El poder de la máscara. La máscara de V de vendetta se basa en un personaje histórico, el conspirador católico inglés Guy Fawkes: “Fawkes es la fuente original de la máscara –ha asegurado David Lloyd-. Cuando nos pusimos a trabajar en este personaje teníamos una idea muy simple, que era crear una máscara para un personaje enmascarado que luchara contra el crimen” es un símbolo fantástico de lucha contra el poder, contra la autoridad. Así que diseñé mi versión de la mascara y de hecho, la sonrisa, que es tan famosa, surgió de un error (yo intentaba hacer bien el bigote), pero al final esa sonrisa es muy importante, es un desafío en sí misma, viene a decir: no me vas a derrotar, no importa lo que hagas, sigo aquí y sigo sonriendo”.

La máscara se ha convertido en un símbolo de resistencia y lucha contra las injusticias en todo el mundo. Representa a cualquier hombre, por eso nunca se conoce su identidad, él es cualquier hombre y la máscara simboliza la resistencia sobre cualquier tiranía por eso se usa en China, en España, en Anonymous, en Occuppy Wall Street. Ella respalda el anonimato y el anonimato es su firma, porque cualquiera tiene el derecho a protestar contra el sistema y hacerlo como un individuo. Porque todos somos parte de la sociedad y la sociedad, aunque pueda parecer una masa y abstracta, tiene una identidad, especialmente cuando se combate a una tiranía. En medio del concepto de sociedad, amalgamándolo, está el concepto de individualidad. El individuo es parte de la sociedad, sin perder su íntimo poder como uno en medio de ella.

Milagros Mata Gil 

Comentarios (3)

Don Anónimo
31 de agosto, 2013

Por los años 80 en Puerto La Cruz Venezuela, un muchacho de nombre Fidel, con algo de retraso mental, fue detenido cuando bajaba del ferry, con su radio “virguito” al hombro, que lo traía de Margarita. Fue desaparecido y formó parte de la larga lista. Su padre emprendió una épica lucha armado de un megáfono y un cartelito “Busco a Fidel” por las calles y carreteras calurosas. Nunca lo vi cansado, pero sí con pocas lágrimas, que un corazón curtido por las negativas de organismos oficiales, permitía verter. Kilómetros y kilómetros y una terca búsqueda lo llevaron a encontrar restos y restos que, estimo, colmaron angustias de otros buscadores. No recuerdo si encontró los restos de su hijo, porque vivo no lo consiguió y su lucha no se perdió porque sensibilizó a una sociedad, a veces preocupada en otros menesteres.

Este caso me transportó a Venezuela, país de mis amores. Resido a muchas fronteras como el propio anónimo.

Buen artículo y me anima.

omar rojas
1 de septiembre, 2013

Sí, Eso pasó en el oriente del país? Año 80 plena “democracia”.Y eso lo reseñaron los medios de comunicación?.No hemos avanzado nada estamos igualiiiiiiiiitos¡¡¡

KBULLA
2 de septiembre, 2013

Con el advenimiento de las redes sociales, hemos descubierto que nuestra inquietud como individuo coincide, se cohesiona y agrupa con el de muchas otras personas, la mayoría de las veces desconocidas para nosotros mismos, pero con un mismo reclamo o deseo. Como lo cita el autor, coincidimos en ideas y propósitos y por consiguiente conformamos un grupo.

Nuestro carácter gregario y la capacidad de empatía propia del ser humano, hace que una simple acción individual con un objetivo claro, aglutine en torno al mismo a decenas, cientos, miles de personas en cosa de horas, llegando muchas veces a adquirir verdadero carácter viral por lo brutal del crecimiento exponencial de adeptos.

De ahí de que las redes sociales no sólo estén prácticamente prohibidas en los regimenes totalitarios, sino que también se está dando el fenómeno de que el Estado está invadiendo las redes con grupos de usuarios pagos, cuyo objetivo es buscar amainar (y si es posible hasta destruir) las acciones individuales que puedan crecer cual enjambres y poner en peligro la estabilidad del régimen.

Aquellas personas que piensan “para qué voy a protestar, si al final sólo soy una voz en el desierto” deben entender el poder que tienen como ser individual dentro de la sociedad. Eso de que “un palo no hace montaña” no tiene validez alguna en la red de redes. Que nadie se quede sin protestar, sin opinar, sin reclamar. Su grito, su queja, pudiera ser “viral”

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.