Actualidad

¿Es la stevia tan buena como parece?

Por Prodavinci | 28 de julio, 2013

stevia textoFragmento de un artículo de Tom Heyden publicado en BBC Mundo

Un sustituto natural del azúcar, llamado stevia, aparentemente no tiene calorías, carbohidratos y tampoco aumenta los niveles de azúcar en la sangre.

Si mencionas stevia a alguien y es posible que recibas una mirada burlona, como si empezaras a hablar un idioma desconocido.

Pero la stevia, una planta que durante siglos se ha usado en Paraguay y Brasil para endulzar, se puede encontrar en supermercados de buena parte de los países desarrollados.

Ha sido anunciado como el “edulcorante milagroso” y el “santo grial de la industria de la comida”, debido a sus orígenes naturales y sus aclamados beneficios para la salud.

A pesar de que la stevia se ha estado vendiendo en Japón durante casi 40 años, no fue sino hasta 2008 que en Estados Unidos se aprobaron los productos con esta planta como un aditivo de la comida. En la Unión Europea no fue sino hasta 2011.

Las compañías han sido rápidas para capitalizar el producto. Entre 2008 y 2012 ha habido un aumento del 400% de productos con stevia, sólo entre 2011 y 2012 hubo un 158% de incremento.

Coca-Cola se atrevió a alterar la receta para Sprite en el Reino Unido, y en marzo de este año lanzó una nueva versión inspirada en stevia asegurando que tiene un 30% menos de calorías.

Incluso el gigante azucarero Tate & Lyle ha respondido con un híbrido entre azúcar y stevia. Y de acuerdo con el analista de bebidas y comidas globales David Turner, ahora se pueden conseguir productos que han sido endulzados con stevia; como yogures, chocolates e incluso cerveza.

En los medios, el azúcar refinado normalmente está relacionado con la obesidad. Y la obesidad ahora es ampliamente descrita como una epidemia.

La stevia tiene el potencial de ayudar con el control de peso, la salud bucal y la diabetes, según Laura Wyness, científica nutricionista de la British Nutrition Foundation.

Hasta aquí, todo suena muy parecido a un grial.

¿Dónde está el pero?

Estos posibles beneficios médicos también los tienen los edulcorantes artificiales bajos en calorías que han estado en el mercado durante años, como la sacarina y el aspartamo.

“La gran cosa de la stevia es que es un recurso natural”, explica el escritor de alimentos y presentador de televisión británica Stefan Gates. “Eso no significa que no sea increíblemente procesada para el momento en que llega a nuestra comida o bebida… pero eso es lo que todo el mundo está deseando”.

La extracción de la stevia de la planta tiene un proceso similar al del azúcar.

“El proceso de extracción consiste en remojar las hojas secas, como si fuera té, y luego separar o purificar los mejores compuestos de sabor dulce, que se conocen como glucósidos de esteviol”, explica la doctora Margaret Ashwell, consejera científica del comité del Instituto Stevia Global.

Los extractos concentrados son 300 veces más dulce que el azúcar.

La experta señala que los glucósidos de esteviol permanecen intactos y químicamente sin cambios a través de todo el proceso.

En contraste, durante mucho tiempo los edulcorantes artificiales como el aspartamo -usado en gaseosas como Diet Coke- han sido objeto de controversia.

El aspartamo se ha vinculado con el cáncer, y a pesar de que nunca ha habido una prueba sustancial, la gente se mantiene alerta de la palabra “artificial” cuando de comida se trata.

“Hay una desesperación en la industria alimentaria para poder ofrecer las cosas como ‘no añade X’ “, dice Gates. “Si se puede etiquetar tu producto ‘libre de’ algo, tienes una gran ventaja en el mercado, porque la gente se deja influenciar por las noticias que alimentan la paranoia sobre la comida”.

***

Puede leer el texto completo aquí.

Prodavinci 

Comentarios (4)

Hernani
28 de julio, 2013

Muy bueno para aclarar dudas. La polémica viene de la pérdida de parte de su tajada de mercado por parte de los ganadores tradicionales..

Alfredo Ascanio
29 de julio, 2013

Venezuela importa el producto etiquetado como LE ZUC elaborado con Stevia y siendo 100% natural no contiene Aspartame, Sucralosa y Sacarina. El otro producto competidor se llama SPRENDA en base a destrosa y sacarosa. La pregunta clave es cual de los dos es mejor para la salaud.

Jose Sanchez
2 de abril, 2014

Estuve usando una Stevia de la Montalban..que cuando salio era muy buena..en ese entonces la recomende a muchas personas…el asunto era comprarla porque apenas la conseguia ocacionalmente en Farmatodo o en Unicasa…venia en presentaciones como la azucar comun pero con un empaque de muy buena calidad… luego la presentacion vino en sobre y ya venia ligada con azucar comun… por lo que se noto la variacion de calidad y rendimiento.. paso a endulzar lo mismo q la azucar comun por lo que perdio su competencia con otro edulcorantes..no la he vuelto a usar.. En otra oportunidad tome un te con la propia hoja de stevia y debo decir que endulza en sobremanera esa planta..Es muy saludable

Rodolfo
15 de julio, 2014

Buenas, la Estevia es una planta de excelente beneficios y tiene más de 400 años de prueba, ya que la planta es originaria de Paraguay y son los Guaraní, quienes han utilizado la planta por más tiempo. Los productos mientras más refinados, más concentran sus principios activos, y pierden sus efectos, aunque el mayor de todos, es que no posee calorías a pesar de su extraordinario dulzor. Sin embargo, la Estevia requiere de todos sus componentes para ejercer el efecto que se ha observado en los innumerables estudios realizados, por eso, el que pueda soportar, es mejor mascar la hoja o molerla y aprovechar todos sus beneficios, ya que los glucosidos y redubiosidos pueden estar actuando en distintos lugares a nivel celular.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.