Artes

El desafortunado conejo que antecedió a Mickey

Por Prodavinci | 20 de abril, 2013

Oswald-vs-mickey textoFragmento de un artículo de Helen Soteriou, publicado en BBC Mundo

Desde Trieste a Tombuktú, millones de personas reconocerían inmediatamente a Mickey Mouse.

Pero, de no haber sido por un fallido acuerdo comercial en los años 20, el personaje más emblemático de Disney podría haber sido un conejo llamado Oswald.

Aunque Walt Disney sentó las bases de un imperio multimillonario, hace 85 años tuvo una desalentadora experiencia comercial con su primera creación completamente animada.

Disney había producido Las Comedias de Alicia, una serie en la que una niña real ingresaba en un mundo de dibujos animados y hablaba con los personajes.

Las Comedias de Alicia habían tenido bastante éxito, pero en 1927 Walt se cansó del formato imagen real/animación y finalizó la serie para poder hacer películas de dibujos animados”, cuenta J.B. Kaufman, historiador de cine y escritor.

La nueva estrella animada no debía ser un felino, como aconsejó el distribuidor de Disney, porque ya había muchos gatos en el mercado: el gato Félix, Krazy Kat, el gato de la Alicia de Disney, y algunos más.

Se decidieron por un conejo. Así nació Oswald, el conejo afortunado.

Granuja y donjuán

Lo de “afortunado” aludía a la superstición relacionada con las patas de conejo. En uno de sus primeros capítulos, Oswald se arranca su propia pata y se la frota para tener suerte.

Disney permitió que los directivos de la compañía Universal eligieran el nombre. Según relata Kaufman, Oswald salió de un sorteo en el que sacaban papelitos de un sombrero.

La imagen y las características del conejo no se lograron fácilmente. Hicieron falta un par de intentos para que Walt Disney y su socio Ub Iwerks dieran con el personaje que querían.

“Lamento que el primer Oswald haya sido una decepción para todos”, le dijo Disney a Charles Mintz, su distribuidor.

“Haremos que Oswald sea un personaje más joven, vivaz, atento, pícaro y audaz, y lo mantendremos fino y esbelto”.

Oswald llegó antes que su primo Mickey, pero los parecidos son obvios.

“No están muy lejos en sus características físicas, pero yo creo que en cuanto a personalidad se parecían más al principio”, opina Becky Cline, directora de los archivos de Walt Disney.

“Mickey era un poco más travieso y juguetón de lo que es ahora. Mickey es más caballero que Oswald, que era una especie de granuja, un donjuán”, dice Cline.

A pesar de su éxito inicial, Oswald no iba a conseguir a largo plazo convertirse en un gran valor.

***

Puede leer el texto completo aquí.

Prodavinci 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.