Prodavinci

Etgar Keret: “La civilización es un lujo”

“Hacen falta ciertas condiciones para que una democracia se desarrolle,” dice Etgar Keret

Por Prodavinci | 6 de agosto, 2011

El escritor israelí Etgar Keret, considerado como el máximo exponente de la narrativa moderna en hebreo y figura principal de la generación de jóvenes escritores en Israel, dio una entrevista a Henrique Cymerman (La Vanguardia). Aquí extractos:

Muchos consideran que España es uno de los países más críticos hacia Israel. Hay intelectuales como usted que exigen un boicot cultural contra Israel…

-Boicot cultural es un arma que proponen solamente contra Israel. No contra el cine iraní o el cine chino. Es algo obsesivo contra Israel. Algunos dicen que es por antisemitismo. Yo no lo creo. Pienso que es porque el conflicto entre los israelíes y los palestinos es relevante para cualquier ser humano. Un inglés de origen pakistaní se viene a Tel Aviv para realizar un atentado suicida en el pub Mike’s Place. Yo le preguntaría: ‘¿no tienes un lugar mejor para explotarte’? Pakistán, Inglaterra… Francia está más cerca… Cuando alguien en la Universidad de Berkeley expresa que se opone a la ocupación israelí, se refiere también a que se opone a la discriminación en EE.UU. contra los afroamericanos o contra los hispanos. Habla de su propia realidad. A veces odia a Israel a raíz de su propio contexto. Israel logra muchos enemigos y muchos amigos irrelevantes. Cuando me dicen ‘quiero ser tu amigo porque eres israelí’, tampoco me hace gracia. Yo hice carrera profesional de ser israelí, y creo que es el lugar más interesante del mundo. Muy pocas veces existe un debate equilibrado y constructivo sobre israelíes y palestinos. En La guerra de las galaxias nadie piensa que los soldados de Dark Wader tienen mujer, hijos, una hipoteca que pagar, y que quizás se quieren mudar a un planeta mejor. Es como en el fútbol. Para nosotros los culés, cuando ocurre una falta en el área del Barça, nunca nos parece penalti, y cuando ocurre en la del Real Madrid, siempre es penalti…

-Hoy en día Israel, en cambio, es muy criticado. A menudo el derecho del Estado judío a existir es puesto en duda…

-No olvidemos que el Estado existe ya hace casi 63 años y que es un hecho consumado. No se puede hacer undo a la historia. También se puede decir a EE.UU. que devuelvan el país a los indios. Cuando yo dialogo con palestinos, lo que hago a menudo, me pregunto si se trata de alguien que realmente quiere hablar para encontrar una solución, o solamente para expresar su ira. Yo busco a los primeros y me alejo de los otros. La actitud en el mundo hacia Israel es muy simplista. En el pasado, en los años 60 y 70, todos estaban a priori a favor de nosotros, de forma no totalmente justa. Últimamente nos hemos convertido en los malos, de forma no totalmente lógica.

¿Tiene solución ese conflicto?

-Claro que sí. Siendo alguien que elige vivir en Tel Aviv con mi mujer y con mi hijo, debo creer en una solución. De no ser así, me iría de aquí. Pero si me pregunta sobre mis previsiones para los próximos 10-20 años, me cuesta ser optimista. Yo espero que las revoluciones en el mundo árabe traigan un cambio positivo para estos países. Pero mire la caída del comunismo. Polonia se acercó a Occidente y es un país libre mientras que en Rusia es difícil considerar una democracia. Hacen falta ciertas condiciones para que una democracia se desarrolle. Por ejemplo, tener una oposición interna consolidada, o una clase media fuerte. Ninguna de estas condiciones se da en los países árabes, por lo que hace falta un milagro.

(…)Israelíes y palestinos tenemos en común que ambos tememos no estar aquí en el futuro, dentro de 100 años. Cuando un pueblo actúa desde una memoria de genocidio, procede de una forma mucho más violenta. Cuando le dices a un francés que su país no existirá en un siglo, probablemente le parecerá una tontería. Pero cuando líderes árabes se lo dicen a Israel, tiene impacto en la población. Si hay un conflicto atómico en el mundo, estoy seguro de que al menos la tercera bomba caerá en este país. No es fácil despertarse por la mañana y saber que hay en el mundo cientos de millones de personas cuyo sueño es que Israel no exista. La combinación entre la situación objetiva y la memoria histórica produce un tipo de fobia.

Tiene que ver su pesimismo con ser hijo de dos supervivientes de la shoah, el holocausto?

Posiblemente. Mi padre estuvo 600 días escondido bajo tierra en un hueco. Mi madre vio cómo mataban a sus padres y a todos sus hermanos siendo una niña en el gheto de Varsovia, pero nunca perdieron el optimismo. Ellos me dicen que desde el holocausto todo ha mejorado en nuestras vidas. El que alguien no te clave un tenedor por la calle no hay que darlo por sentado. Ellos me enseñaron que la civilización es un lujo. Cuando vives en una sociedad próspera, no es difícil ser bondadoso. El examen verdadero es cuando vives una situación de penuria. A pesar del pasado familiar en el holocausto, me considero un optimista. Aunque soy consciente de cuán bajo puede caer el ser humano.

*********

Entrevista completa aquí

 

Prodavinci 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.