Prodavinci

Jan Fabre: “Las mujeres son los guerreros más bellos del mundo”

"El artista debe pensar en su propio trabajo, lo más importante es su necesidad de crear," afirma Jan Fabre

Por Prodavinci | 15 de julio, 2011

El coreógrafo y dramaturgo belga, Jan Fabre, fue entrevistado por Liz Perales de El Cultural, para hablar de su obra en general y de su obsesión por la investigación del cuerpo humano. Aquí un extracto:

-Los solos protagonizados por mujeres son muy habituales en su trayectoria artística. ¿Por qué incurre tantas veces en esta fórmula? ¿Y por qué siempre con mujeres?

-¿Por qué mujeres? Porque las mujeres son los guerreros más bellos del mundo.

-Escritor, artista plástico, escenógrafo, director ¿cómo le llamamos? ¿Es demasiado adjudicarle el título de creador?

-Soy un servidor de la belleza… Soy un artista, un artista visual, un escritor… pero mi verdadera profesión es la de servidor de la belleza.

-¿Es la danza la disciplina artística que mejor evoluciona?

-Para mí nunca ha sido tan importante la danza como lo es la investigación del cuerpo humano. En mi compañía siempre he tenido actores y bailarines trabajando juntos y la mayoría de su trabajo se centra en torno al cuerpo humano. El cuerpo es el sujeto y el objeto de investigación. De hecho esa es la razón por la que me gusta trabajar con bailarines, porque ellos conocen muy bien su propio cuerpo.

-¿Por qué la performance se ha convertido en uno de los géneros preferidos y más buscados por los Festivales?

-Porque la performance es más intensa, llega más hondo y asume más riesgos. La belleza siempre está conectada con el riesgo y la subversión. En mi caso llevo 30 años investigando el cuerpo humano a través de la performance y nunca he pensado en lo que se lleva o lo que no. El artista debe pensar en su propio trabajo, lo más importante es su necesidad de crear.

************

Entrevista completa aquí

Prodavinci 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.