Artes

Conferry: un emprendimiento que transformó a la isla de Margarita

Por Francisco Suniaga | 14 de septiembre, 2009

maragarita islandPor Francisco Suniaga

Conferry es el resultado del esfuerzo de margariteños emprendedores que se empeñaron en crear empresas navieras para resolver el aislamiento de Margarita. En efecto crearon tres: Ferrymar, la primera, en 1957, de los hermanos Bartolo y Estílita Rojas; Naviesca (Conferry a partir de 1970), de Fucho Tovar y otros accionistas, en 1959; e Intumaca, de Licho Fermín, a comienzos de los 60.

Así, a diferencia de otras regiones, fueron los propios margariteños, y no las administraciones gubernamentales desde Caracas, quienes crearon sus propias empresas para conectarse con el resto del país y abrir nuevos horizontes a la sociedad neoespartana. Eso no hay que olvidarlo, es un motivo de orgullo para nuestro gentilicio. El ferry cambió a Margarita; la isla empobrecida y distante de nuestros abuelos, que los obligaba a migrar, ha evolucionado hasta ser en el presente uno de los polos económicos más activos de Venezuela. En pocos lugares y tiempos ha sido tan decisivo e impactante el esfuerzo de los emprendedores. El año pasado, Conferry transportó más de tres millones de pasajeros, alrededor de quinientos mil de vehículos particulares y más de cien mil gandolas entre la isla y costa firme. Pocas empresas navieras en el mundo pueden exhibir esas cifras.

Cierto que en el servicio que presta Conferry existen incomodidades y deficiencias. Aunque el vilipendio es libre –y en Venezuela libérrimo–, en justicia, esas fallas habría que juzgarlas a la luz de las cinco décadas transcurridas y del entorno económico y político que ha rodeado a esa empresa. Visto así, es obvio que las fallas resultan mínimas y que el servicio ha venido mejorando con los años, al ritmo del país. Todo conduce a presumir que continuará haciéndolo y así, con la buena fe por delante, lo exigiremos sus usuarios.

Mientras tanto, y por muchas otras razones que van más allá de lo escrito aquí, los margariteños estamos complacidos por este aniversario de Conferry, un hito en la historia empresarial del país. Quiera la Virgen del Valle que siga navegando muchos años más y que, para beneficio de todos, sean muchos sus logros.

Francisco Suniaga 

Comentarios (6)

Sophie
14 de septiembre, 2009

Me parece excelente rescatar la importancia de la iniciativa privada. Al final, se trata de eso, de cómo la iniciativa privada agrega valor a la sociedad.

Edward
14 de septiembre, 2009

Aunque nunca me he montado en un ferry, me he benficiado de ellos, aunque nunca lo había pensado hasta ahora. Es claro que el desarrollo de la isla está relacionado con su capacidad de comunicarse con tierra firme.

Maru Figarella
14 de septiembre, 2009

Visto desde esa perspectiva, puedo pasar por alto los malos ratos pasados en el ferry, aunque dicha sea la verdad, es generalmente por causa del comportamiento de unos pocos pasajeros que los he padecido.

Deberíamos empeñarnos en lograr que la iniciativa privada tome en sus manos la generación y distribución de la energía, el suministro de agua y el manejo de la basura de la isla de Margarita.

Hace años revisé un proyecto que pretendía abarcar los tres aspectos y dependía de la construcción de un gasoducto para desalar el agua de mar, la basura orgánica servía como energía adicional; algo realmente orientado en la vía del Desarrollo Sostenible.

Sueño con esa isla posible …

Adriana
14 de septiembre, 2009

Interesante artículo visto desde la perspectiva del emprendimiento. No voy a hacer alusión a la calidad del servicio de Conferry pero me gustaría saber qué repercusiones ha tenido esa apertura para la Isla desde el punto de vista cultural y social, más allá de lo económico. Todo emprendimiento debe ser auspiciado siempre y cuando eso traiga beneficios más allá de lo económico, de la mano de lo social y midiendo el impacto. La pregunta es: ¿Este emprendimiento ha apuntado al desarrollo general de la Isla o ha sido sólo un beneficio directo para los dueños del negocio e indirecto para los habitantes de la Isla?

Neida Escobar
14 de septiembre, 2009

En los ultimos 5 años he ido con mi familia a pasar vacaciones a Margarita. El servicio del ferry es pasable, lo usual en el retraso a la hora de salir o llegar. Creo que lo que hay que corregir es la atencion en las oficinas administrativas. Al personal encargado de atender las quejas del publico deben darle cursos de cordialidad y amabilidad; es una odisea cuando hay que cambiar la fecha del pasaje. LO PELOTEAN entre varias personas y parece que le hicieran un favor a los usuarios. DEBEN RECORDAR QUE EL CLIENTE PAGA POR EL SERVICIO

Carlos Ferras
18 de marzo, 2010

YO SUPONGO QUE LOS USUARIOS DE CONFERRY YA ESTAN ACOSTUMBRADOS A QUE, CON CUALQUIER EXCUSA (SI ES QUE LA EMPRESA INFORMA) EXISTAN RETRASOS DE HASTA 12 Hrs Y EL PERSONAL ABORDO, DEL EXPRESS Y MUCHO MAS EL DEL CONVENCIONAL, LOS TRATEN COMO BASURA… ESTO PORQUE ES, Y ESPERO QUE PRONTO DEJE DE SERLO, LA UNICA ALTERNATIVA PARA SALIR O ENTRAR DE LA ISLA. LOS ENCARGADOS DE CONFERRY DIRAN: “O SE LA CALAN O TENDRAN QUE PAGAR UN DINERAL EN PASAJES DE AVION Y DEJAR EL VEHICULO” NI LOS USUARIOS, QUE PAGAN!!!, RECUERDAN QUE “EL CLIENTE SIEMPRE TIENE LA RAZON!

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.