#Numeralia

Venezuela-Estados Unidos: tensiones políticas versus alianzas comerciales; por Anabella Abadi M.

Por Anabella Abadi M. | 23 de febrero, 2017

anabela-abadi

Desde la llegada de Hugo Chávez a la Presidencia de la República, las relaciones geopolíticas entre Venezuela y Estados Unidos han tenido momentos de importante tensión. Esta situación se ha mantenido durante la administración de Nicolás Maduro, resaltando la reciente prórroga por segundo año consecutivo de la orden ejecutiva firmada por Barack Obama en marzo de 2015, en la que se declara una “emergencia nacional” por la amenaza “inusual y extraordinaria” que la crisis venezolana representa para la seguridad nacional y a la política exterior de Estados Unidos. Aun así, ese país es uno de los principales socios comerciales de Venezuela.

Vale la pena conocer si las relaciones comerciales han sufrido o no importantes modificaciones en el siglo XXI y, en este sentido, cabe revisar cuáles han sido estos cambios y qué podríamos esperar en 2017.

¿Cómo ha evolucionado el comercio entre Venezuela y Estados Unidos?

Según cifras del Census Bureau de Estados Unidos, entre 1987 y 2016 Venezuela exportó más a Estados Unidos de lo que importó desde ese país. Es decir, la balanza comercial estuvo a favor de Venezuela, superávit que se vio enormemente favorecido por el boom petrolero.

Sin embargo, tanto el valor de las exportaciones de Venezuela hacia Estados Unidos como el de las importaciones desde Estados Unidos hacia Venezuela, se han visto notablemente disminuidas por la caída de los ingresos en divisas debido a la disminución de los precios del crudo.

Según los últimos reportes de intercambio comercial de la Cámara Venezolano Americana de Comercio e Industria (Venamcham), entre 2014 y 2016, del total de las exportaciones venezolanas hacia Estados Unidos, las exportaciones petroleras representaron —en promedio— 95% del total. De ahí la alta correlación entre la evolución del precio de la cesta petrolera venezolana y la evolución del valor de las exportaciones venezolanas a Estados Unidos.

A su vez, según el Informe de Gestión de PDVSA de 2015 (último informe publicado), Estados Unidos es el principal receptor de las exportaciones facturables de PDVSA, seguido por India y China. De un total de 2,425 millones de barriles de petróleo y otros productos sectoriales exportados por Venezuela en 2015, Estados Unidos recibió 801 mil barriles (33%), India recibió 415 mil barriles (17%) y China recibió 400 mil barriles (16,5%).

Además, entre 2014 y 2016 —en promedio— 75% de las importaciones de Venezuela provenientes de Estados Unidos fueron no petroleras, resaltando las maquinarias y equipos de transporte, los productos químicos y conexos, alimentos y animales vivos, y manufacturas varias.

¿Cuál es la importancia relativa del intercambio comercial Venezuela-Estados Unidos?

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), entre 1998 y el primer semestre de 2014 (últimas cifras oficiales publicadas) las importaciones provenientes de Estados Unidos representaron —en promedio— 30% del total, llegando a un mínimo de 24% en el primer semestre de 2014. En este período las exportaciones venezolanas hacia Estados Unidos representaron —en promedio— 29% sobre el total. Tanto por el lado de las importaciones como el de las exportaciones, Estados Unidos se mantiene como uno de los socios comerciales más importantes para Venezuela.

En contraste, las cifras del Census Bureau de Estados Unidos muestran que las importaciones recibidas por ese país desde Venezuela representaron —en promedio— 1,5% del total de importaciones registradas entre 1998 y 2016, llegando a un mínimo de 0,5% en 2016. Las exportaciones de Estados Unidos hacia Venezuela promediaron 0,8% del total de exportaciones entre 1998 y 2016, llegando a 0,4% en 2016.

Si bien las importaciones de Estados Unidos desde Venezuela no tienen un peso relativo muy alto con respecto al total de sus importaciones, tiene algunas características que la hacen un socio relevante para ese país. En primer lugar, Venezuela es el tercer socio comercial de Estados Unidos en términos energéticos: para noviembre de 2016, entre los principales exportadores de crudo hacia Estados Unidos, Venezuela ocupaba el tercer lugar luego de Canadá y Arabia Saudita.

Por otro lado, Venezuela ocupa el cuarto lugar —entre los países de Latinoamérica— en cuanto al valor de sus exportaciones hacia Estados Unidos, estando en primer lugar México, seguido por Brasil y Colombia.

¿Se esperan cambios en la tendencia comercial entre Venezuela y Estados Unidos?

Hasta ahora las tensiones políticas y la actividad comercial se han movido en rutas opuestas. Estados Unidos se mantiene como uno de los principales socios comerciales de Venezuela a pesar del discurso anti-estadounidense característicos de las Presidencias de Chávez y de Maduro; y a pesar de las sanciones que el gobierno estadounidense ha impuesto a funcionarios venezolanos. Además, Venezuela sigue siendo —al menos en términos energéticos— un aliado relevante para Estados Unidos.

En un contexto de relativamente bajos precios del crudo y una producción petrolera que ha venido cayendo de manera paulatina, a Venezuela y a PDVSA les conviene mantener buenas relaciones con sus principales receptores de crudo y otros derivados. Sin embargo, las trabas para producir en Venezuela seguirán impactando a todos los productores e inversionistas, incluidos los estadounidenses. Y aunque las mercancías que envía Estados Unidos a Venezuela son relativamente más importantes para Venezuela de lo que son para la economía estadounidense, la escasez de divisas seguirán afectando los niveles de importaciones que pueda hacer Venezuela.

Suscríbete al canal de Prodavinci en Telegram haciendo click aquí

Anabella Abadi M. Economista egresada de la UCAB y Especialista en Gobierno y Gestión Pública Territoriales (PUJ, 2011). Profesora en la UCAB, y Analista de la Unidad de Investigación y Análisis de ODH Grupo Consultor.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.