- Prodavinci - http://historico.prodavinci.com -

#Crónica // Una visita a las oficinas de Facebook; por Samir Kabbabe

IMG_0005

A 56 kilómetros del sur de San Francisco, en Menlo Park, una pequeña ciudad del condado de San Mateo ubicada en el Silicon Valley, cerca de Stanford University, se encuentran las instalaciones de Facebook. A poca distancia se inauguró una nueva instalación el pasado 30 de marzo, que dará cabida a unas 2.000 personas en un hermoso complejo diseñado por el afamado arquitecto canadiense Frank Gehry, el mismo que ha diseñado el Museo Guggenheim de Bilbao, el Walt Disney Concert Hall de Los Angeles y el proyecto de la nueva sede para el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela en Barquisimeto.

La sede actual de Facebook consta de 11 edificaciones de tres pisos cada una. Allí trabajan unas 6.000 personas en oficinas abiertas. Lo primero que llama la atención durante el recorrido es que las oficinas no tienen techo raso: no hay techo para quien trabaje en Facebook. Lo que hay es un empapelado plateado metálico con pretensiones de espacio sideral y un mensaje que se repite con frecuencia en todos los ambientes: la palabra “Hack”, cuya acepción es idear, ingeniar logros superando esquemas limitantes. Las paredes blancas sirven para pensamientos, carteleras, recordatorios, afiches, serigrafías, murales, pero predominan obras de artistas (mayormente locales) y variaciones acerca del logotipo de Facebook que producen la sensación de estar trabajando dentro de una pinacoteca.

IMG_0020

En cada una de las amplias salas, donde se agrupan las oficinas de unas 20 a 40 personas, hay espacios para reuniones, estaciones de servicios con variedades de café, infusiones, gaseosas, innumerables marcas de golosinas y snacks salados, como también máquinas expendedoras de teclados, mouses, baterías, lápices, artículos de oficina o cualquier implemento necesario para el trabajo.

Quienes allí trabajan también cuentan con otros servicios y atenciones de conveniencia: pueden comer gratis en dos grandes cafeterías donde se sirve desayuno, almuerzo y cena, o en cualquiera de los otros siete restaurantes especializados en ensaladas, comida mexicana, italiana, asiática, india, parrillas, pizzas y hamburguesas, además de disfrutar de locales de postres, helados, variedades de té y un único local donde se paga: el Café Sol. Cuentan a toda hora con salas de videojuegos, un estudio de música, un taller de ebanistería, uno de serigrafías, un gimnasio, mesas de ping pong, salas de meditación, yoga y taichí y algunos dormitorios, por si es menester alguna siesta. Gratis también es el servicio de lavandería y el transporte hasta la ciudad de San Francisco, en unidades con diferentes horarios donde, obviamente, hay Wi-Fi para el trabajo o cualquier otra actividad. También se paga en la barbería.

La oficina de Mark Zuckerberg es completamente transparente, sobria y nada opulenta Está situada en una planta baja que da al patio central de las edificaciones. Allí se lo puede ver en constante movimiento, trabajando, caminando, hablando por teléfono. Accesible a todos. Una vez por semana, los viernes a las cuatro de la tarde, comparte en reunión abierta de una hora de duración. Expone los logros de la semana y los objetivos siguientes en no más de diez minutos y responde cualquier pregunta de los asistentes. Zuckerberg, con treinta años de edad, aspecto deportivo y pelo ensortijado que no requiere peine, siempre viste jean y franela gris: él sabe que las primeras horas de la mañana son las más útiles para el cerebro en la toma de decisiones y que el ejercicio despeja la mente, así que no invierte tiempo en escoger la ropa, y se ejercita.

IMG_0007Durante el recorrido, a finales de la tarde y ya concluida la jornada laboral, lo que se ve es gente joven, informal, animada, enfrascada en conversaciones, con evidente mayoría de varones. Pareciera haber un predominio de asiáticos, aunque según las estadísticas que publica Facebook, para junio de 2014, representaban el 41% del personal de tecnología.

En Facebook saben que para cumplir con su misión, para conectar el mundo, es esencial la diversidad, y tienen la convicción de que los equipos diversos son mejores para entender y reflejar las comunidades, para la resolución de problemas complejos y para un mejor disfrute del trabajo. Se toman muy en serio la implementación de estrategias y programas para reflejar el amplio rango de experiencia, pensamiento, geografía, edad, origen, sexo, orientación sexual, idioma, cultura y cualquier otra característica y expresión humana.

Facebook conecta al mundo; es la red social más grande del planeta. Orientado a las vidas personales y a la generación de grupos con intereses comunes, también permite amplísimas oportunidades para la difusión de información, para los negocios, mercadeo y perfiles profesionales.

De las 2.900.000.000 de personas que utilizan internet en el mundo (38% de la población mundial), 1.400.000.000 son usuarias de Facebook; es decir, cerca del 20% de los habitantes del planeta y 48% de los usuarios de internet, porcentaje que sería mayor si China le levantara el bloqueo a la empresa. El promedio de usuarios diarios es de 920.000.000, es decir, más del 12% de la población mundial accede diariamente a Facebook.

De regreso a San Francisco anochecía en la bahía con un cielo arrebolado, oscurecido por nubarrones, bíblico.

Tecnología e ingenio.

Babel en reverso.

IMG_0003