Club del libro Prodavinci

Tres poemas (Sonia González, Alfredo Herrera, Jacqueline Goldberg) de nuevos libros de Ediciones del Santo Sepulcro

Tres nuevos libros de poesía acaban de aparecer bajo el sello Ediciones Sociedad de Amigos del Santo Sepulcro. Se trata de “Frágiles Sistemas”, de Sonia González; “Remanentes”, de Alfredo Herrera; y “Postales negras” de Jacqueline Goldberg. Diseñados exquisitamente por Waleska Belisario y cuidadosamente impresos por Javier Aizpurua en Exlibris, serán presentados este jueves 1ero de diciembre a las 6:30 pm en la Librería El Buscón en Trasnocho Cultural. Aquí tres poemas de los autores.

Por Club del libro Prodavinci | 30 de noviembre, 2011

De Frágiles Sistemas, de Sonia González

POEMA 24

He escrito el poema 24
Trata sobre la sed
y la calma
He dejado que acontezca
parece esperarme bajo la piedra

He escrito ese
y otros poemas
pero siempre llega alguien
algo
un vaho
un rumor
un acontecimiento
siempre llega lo que ha de faltar
y cambia el curso de las cosas

Sin embargo
no dejo de pensar
que lo he escrito
Como si esto me diera la llave
de algún cuarto

Pacíficamente
bajo las aguas

De Remanentes, de Alfredo Herrera

Ystad.

.  Julia   niña sueca de 12 años
ha enflaquecido en el transcurso de los últimos meses
Cucharadas de la famosa “grasa polaca”
traída en barco   la ayudarán
. Julia    hoy las rosas     los pedazos de pan    y la grasa polaca
y el poder tocar de nuevo las ventanas
Segundo nacimiento
Ystad.
Ejercicios espirituales:
. curarse algo en soledad
la herida en un dedo   por ejemplo
. caminar por estacionamientos vacíos
en grandes espacios urbanos
pero vacíos
. no respirar durante 2 minutos en las tardes
. seiscientas veces al año formar parte de algo
Ystad.
Vi un pensamiento

 

De postales negras, de jacqueline Goldberg

 

El lugar de las precariedades

 

( )

La dificultad de la poesía radica en el vientre.
En toda la vejez que cabe en un vientre.

Temprano supe que una masacre me cambiaría la voz,
como ocurre a quienes vislumbran por vez primera la mar:
dulce desquiciamiento.

( )

Presentí el último libro,
abejorro de vuelta,
revelación inútil.

 

El conocimiento de la desgracia existe.
La armadura quebrada existe.
La espina en la garganta existe.

También la catástrofe
que canturrea con el plumaje herido.

( )

Los extraños previenen sobre sismos ocasionales.
Advierten que la magnitud de la soledad
depende de cuán insuficiente sea la fe.

Y se van.

( )

Codicias,
te exasperas.

Hurgas en una gramática sin azulejos.

Nunca volverá a ti la ciudad de la infamia primigenia,
la mordedura de aquella nieve de la segunda vez.

Nunca más serás el incesante.

Un limonero crecerá de bruces
en la cuesta de tu cimiente.

Así la riña,
la clarividencia que no tienes,
la belleza que jamás te alcanzará.

***

Sonia González es concocida poeta, titiritera, directora de teatro y dramaturga. Fundadora y directora de Teatro Naku. Ha publicado los libros  “De un mismo pájaro lanzada” (Caracas, 1983); “Nadie en la madera” (Caracas, 1991) y “Oficios” (Caracas, 2000). En 1982 recibió el Premio de Poesía Fernando Paz Castillo. Ha escrito y dirigido diversas obras de teatro y presentando su trabajo en festivales internacionales de Europa, Asia y América Latina. Su libro “Frágiles Sistemas” aborda la feminidad, el oficio escritural y la cotidianidad desde una palabra concisa que mira más allá de todas las certezas. “La poesía me acompaña de manera habitual, cotidiana, y me he acostumbrado a seguirle los pasos sin hacer ruido. Como hace mucho tiempo que no publico, la gente cree que dejé de escribir, pero no es así. Nunca he dejado la poesía, ni un segundo. Estos “sistemas” se organizaron en torno a esa vida que transcurre, frágil y variopinta, cuando me convierto en humilde espectador y puedo celebrar la existencia”, señala Sonia González.

Alfredo Herrera comparte sus oficios de poeta y artista plástico. Ha publicado los libros “Cinco árboles” (Caracas, 1998); “El parque”(Caracas, 1999); “La tarde alcanzada” en edición bilingüe español-sueco (Lund, 2004). En 1998 recibió el premio de poesía Fernando Paz Castillo y  en 2003 ganó el Concurso Internacional de Poesía Heterogénesis en Lund, Suecia. Ha sido incluido en distintas antologías de poesía nacionales e internacionales. Su libro “Remanentes” muestra a cabalidad su oficio de mirar y crear desde el asombro. Los textos se hilan en un discurso fragmentario que anuncia una poética del observar y rememorar. “Para mí la escritura de este libro ha sido una experiencia importante, la de “ver” como se iba conformando una unidad que creo poética a partir de lo que llamo remanentes: las vivencias que persisten para formar un presente escrito”, apunta Alfredo Herrera.

Jacqueline Goldberg aparece con “Postales negras” cuatro años después de que todo su trabajo poético publicado fuera recogido en el libro “Verbos predadores. Poesía reunida 2006-1996” (Caracas, 2007). Entre los reconocimientos que ha obtenido están el Premio Regional de Literatura Jesús Enrique Lossada (Estado Zulia, 2008); Premio de Poesía de la Bienal Mariano Picón Salas (2001), Premio de Ensayo de la Bienal de Crítica y Ensayo Roberto Guevara (2001); Premio Nacional de Literatura Infantil Miguel Vicente Pata Caliente (1993); Finalista en el Premio Casa de las Américas (1990). Su trabajo aparece incluido y reseñado en antologías publicadas en España, Rumania, Corea del Sur, Puerto Rico, Estados Unidos, Perú, Cuba, México, Chile, Argentina y Venezuela. Sobre  “Postales negras” señala el poeta Rafael Cadenas en el preámbulo del libro: “Evocación de viajera a quien la obsesiona el agua en sus diversas formas es ‘Postales negras’ de Jacqueline Goldberg. Difiere de sus libros anteriores: se halla fuera de los cánones dictados a los géneros, modalidad últimamente muy invitadora (…) Lleva poesía y prosa mezcladas, pero sobre todo poesía libre o metida en la prosa, a ratos versículos, a ratos cláusulas con mucha tela autobiográfica intercalada de postales que son como el hilo húmedo del narrar, lleno de laconismos y silencios para que se piense sintiendo, también con testimonios del ‘decir ajeno’, pero próximo”. El libro abre una puerta al convite de escribir, porque allí parece tan fácil, sin ataduras, sin límites, sin moldes, donde todo puede caber. Creo que va a quemar, a sugerir, a doler, a seducir, a romper. A aguar bocas. A conquistar lectores exigentes, los de noche a solas.

 

Club del libro Prodavinci 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.