Blog de Francisco Suniaga

Nada ha cambiado; por Francisco Suniaga

Por Francisco Suniaga | 23 de noviembre, 2016
telegrama-1

Imagen del Archivo de Fotografía Urbana

En el Archivo Fotografía Urbana reposa este telegrama que pareciera ser una trivialidad burocrático-partidista, pero no lo es. Constituye un registro importante en nuestra larga historia de intolerancia política, deformación congénita que debe combatirse si efectivamente se quiere cambiar al país.

“Libertad, Cojedes 26 de octubre de 1946.
Acción Democrática.
Recibido. Mañana a esta hora
tendremos extirpado de raiz los enemigos que dejó
la Revolución del 18 de octubre de 1945.
Compañero Castillo (resto ilegible)”

Fotografía de Archivo de Fotografía Urbana

Imagen del Archivo de Fotografía Urbana

Fue dirigido desde Acción Democrática a los ciudadanos de Libertad, un pueblo del estado Cojedes de esos que hay que buscar en Google para tener alguna idea de su existencia. Tiene el sello de la Oficina de Telégrafos de San Carlos, por lo que puede presumirse que fue desde esa ciudad que el compañero Castillo, tal vez un miembro del CES adeco, se tomó el trabajo de escribir esta pieza que expresa mucho más de lo que él seguramente quiso decir.

La fecha del telegrama es muy importante porque fue enviado el 26 de octubre de 1946, día previo a las elecciones para elegir a la primera Asamblea Nacional Constituyente; primeros comicios libres, universales, directos y secretos en nuestra historia. Fecha que muchos venezolanos prefieren al 18 de octubre de 1945 como la efeméride que marca el inicio del recorrido hacia una democracia plena (por aquello de que una democracia se inicia con elecciones y no con un golpe militar, por bien intencionado que haya sido). Búsqueda que, setenta años después, está lejos de terminar. Quienes no estén de acuerdo con este arbitrio cronológico, por lo menos podrán aceptar que aquel 27 de octubre comenzó en Venezuela un largo aprendizaje de nuevas formas de relacionarse políticamente.

Aprendizaje engañoso pues cuando se pensaba que se había alcanzado y el curso democrático era irreversible, una nueva forma autoritaria (ahora que agoniza, más militarista y más represiva) detuvo la marcha, se hizo del poder y lo ha mantenido durante los últimos 17 años.

Esa noche del 26 de octubre, Betancourt la refirió luego como una de las más largas y tensas de su vida política. No estaba seguro de cuál iba a ser el comportamiento del pueblo venezolano ante su propuesta de emprender el duro camino de construir un país democrático. Solo se tranquilizó, y pasó de la angustia a la euforia, cuando supo que, desde la madrugada del 27, los hombres y mujeres de esta tierra hacían colas para elegir a sus representantes a la asamblea que iba a escribir la primera constitución democrática de su historia.

Actitud que contrasta con la arenga intolerante del telegrama, más dirigido a destruir al adversario que a aceptarlo como presencia conveniente, respetable y necesaria en la construcción de una democracia. En esas pocas palabras quedó plasmado el verdadero talante de una organización que aspiraba a ser pilar del nuevo sistema político, pero cometió el error de confundir su condición de mayoría democrática con la de hegemón. Así, en lugar de una alianza con otros factores democráticos que defendiera la democracia ante la siempre presente amenaza militarista, ofuscado en su propósito de extirpar de raíz a unos enemigos inexistentes (se trataba de adversarios políticos), el partido se aisló políticamente y dividió a quienes ab initio estaban llamados por la historia a acompañarlo en su proyecto. Ese error estratégico (como los cometidos en la década de los años noventa del siglo XX) detuvo la marcha democrática por diez duros y sangrientos años.

En 1958, convencidos de que los adversarios que funcionen como oposición leal son una necesidad primaria de la democracia, Rómulo Betancourt, Rafael Caldera y Jóvito Villalba llegaron al pacto que sentó las bases del período 1958-1998. El Pacto de Punto Fijo del que tan mal se ha hablado y que tanto nos dio en estabilidad política y social. Con la tolerancia del otro (incluso de aquellos que alguna vez se habían levantado en armas contra la República), el reconocimiento de los espacios institucionales y la alternabilidad en el ejercicio del poder, durante cuarenta años avanzamos como nunca antes y como no hemos podido avanzar después.

Los dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática, y en particular sus detractores desde la oposición (que parecieran querer extirparla de raíz), deberían repasar esas páginas de nuestra historia a ver si no volvemos a tropezar con la misma piedra. La unidad de los factores democráticos sigue siendo tan necesaria ahora como lo era en 1946, cuando la intolerancia por el adversario demócrata nos arrojó en manos de otra dictadura.

Francisco Suniaga 

Comentarios (13)

José Antonio Terife
23 de noviembre, 2016

Que interesante y oportuno artículo…es la Historia (con mayúscula)que como las olas del mar, rompen en las playas,se retiran y regresan con la misma intensidad. Esta historia patria que conjuntamente con la materia “Moral y Cívica”, debería volver a nuestras aulas de clases.

Carmen García Vilar
23 de noviembre, 2016

Usted lo dijo: “oposición leal”… Leales a los ciudadanos que se arriesgaron por ellos. Echamos de menos el talante de aquellos líderes, que enfrentaron al tirano de turno con la claridad, valentía y responsabilidad que exigía el momento. Muchos pagaron. Ruiz Pineda, por nombrar alguno. Ahora bien… La antipolítica no la hacen quienes critican a los “políticos” que saben muy bien cómo “negociar”… la antipolítica la vienen haciendo desde hace raaaaaaaato, los “políticos” que anteponen sus intereses crematísticos antes que los de los ciudadanos que dicen representar. No hay equivalencia posible entre el Pacto de Punto Fijo… y esta farsa. ¡Por favor!

hermann alvino
24 de noviembre, 2016

Totalmente de acuerdo…ahora solo nos falta el Rómulo, Rafael y Jóvito para que se frague esa unidad…y no los vemos por ninguna parte…¿o acaso sería un Torrealba, un Capriles, un Borges, un Rosales…etc…?…no lo creo. Cuando aparezcan entonces podremos hablar de unidad

Edilia C. de Borges
24 de noviembre, 2016

Buen día, GRACIAS por el envio de artículo tan interesante como el recibido hoy sobre el telegrama.

Me ayudan a recordar vivencias de mi vida en este país, soy venezolana pero ya a mi edad una olvida algunas cosas, sin embaAgo LA HISTORIA SE REPITE. ¿Porqué el hombre es tan ambicioso, no es eL dinero solamente para algunos de ellos por encima de el vil metal está EL PODER…

Alfredo Milano
24 de noviembre, 2016

Historia. Acción Democrática llegó al poder en 1945 tras de un GOLPE de Estado al General Medina. Que a pesar de ser militar, fue un gran civilista, y había iniciado una verdadera democracia con elecciones municipales. En esa época no votaban la mujeres, fue un error. Pero tampoco votaban los Analfabetas. ¿Qué pasó en esas primeras elecciones para la constituyente? votaron la mujeres, eso fue bueno. PERO, loa analfabetos empezaron a votar. La diferencia de los militares de entonces, con los de ahora es abismal. En cuanto al Pacto de Punto Fijo, fue un tremendo error dejar fuera al Partido Comunista. Los cambures los hubiesen enfriado pra siempre. Eso no lo entedió el Golpista Rómulo Betancourt.

Carlos Mujica
24 de noviembre, 2016

Señor Suniaga, mucho apreciamos este trabajo de investigación de su parte que nos pone en contacto con esa historia que tanto dice sobre la calidad de nuestra democracia hoy destruida por esa pretensión sin sentido de los que creen, ilusamente, en el acabado Socialismo como sistema de vida. La revolución de Octubre y el pacto de Punto Fijo son enseñanzas que los incapaces que hoy “gobiernan” no pueden soportarlas por esa condición que los mantiene como resentidos ante la historia. Tratar de imponer sistemas ya acabados solo lleva a la destrucción y eso es lo que su ignorancia los hace cometer: errores que ni la historia les perdonaría, Gracias paisano margariteño por esta enseñanza. Un abrazo

Estelio Mario Pedreáñez
24 de noviembre, 2016

Lúcido artículo del gran escritor Francisco Suniaga. Y sabias sus palabras sobre la Democracia en Venezuela, ante el Golpe de Estado del 24 de noviembre de 1948 contra el Presidente Rómulo Gallegos, el primero electo por el voto universal de los venezolanos: “…se pensaba que se había alcanzado y el curso democrático era irreversible…”. Por desgracia en Venezuela nunca ha existido ni existe el “Imperio de la Ley”, esto significa nuestro atraso y primitivismo político. Ganada la Guerra de Independencia contra la decadente y atrasada España (de la que heredamos las autocracias) los gobernantes accedieron al poder mediante guerras civiles (la cruenta etapa de los Caudillos), y al modernizarse los armamentos se impuso un ejército más moderno que las montoneras caudillistas y surgió (desde 1908 con Gómez) la vía del Golpe de Estado. El Tirano Gómez creó su nefasto “Ejército Gomecista”, que torturaba y mataba, represivo, corrupto y entreguista. Sumiso ante sus amos y poderes extranjeros.

Kondorito Konstitución
24 de noviembre, 2016

Cuando el almirante Cristóforo Colombo llegó a “las Indias”, lo primero que dijo fue: este año cae Fidel. Nada ha cambiado.

Irma Sánchez de Díaz
26 de noviembre, 2016

Señor Francisco Suniaga, Dont worry,nosotros lo haremos por las Redes Sociales, tengamos fé,lo que pasa que el hombre es el único animal, que tropieza con la misma piedra dos veces.Es todo

@manuhel
27 de noviembre, 2016

Al forista Kondorito mejor tenerlo de amigo…

MAXIMILIANO DONAT
27 de noviembre, 2016

Estimados Ciudadanos y Ciudadanas, lamentablemente nunca hemos abandonado la mentalidad feudal donde el presidente como unico señor junto a sus realezas decidia todo sobre la vida del pueblo. Esto no ha cambiado, quien dijo que la politica no evoluciona ? hoy dia la presencia de ciudadanos no partidizados aun estando en partidos politicos, saben llevar sin negociar los derechos de sus electores una gestion publica pulcra y de nivel, caso de Irene Saez en Chacao. Ciertamente la UNIDAD es indispensable para el exito, pero no la unidad de 3 o cuatro “lideres” que impongan sus criterios por encima de 30millones de vidas. La MUD debe rescatarse de las manos de solo 3 factores, la democracia asi lo exige, Deben haber primarias para toda eleccion apoyada por la MUD y dejar de lado los “pactos puntofijistas” de quienes deben ser los candidatos obligando a los electores a elegir a quienes ni siquiera conocen. LA UNIDAD NO PUEDEN SER UNA CADENAS QUE ESCLAVICEN LA CONCIENCIA. MAXIMILIANO DONAT

Arichuna Silva Romero
27 de noviembre, 2016

Excelente artículo. Siempre tan oportuno sobre los momentos históricos, que tienen una vigencia.

jose guzman
27 de noviembre, 2016

Excelente articulo, aspiro que se tome el carril de la política que nos lleve a la tan necesaria democracia.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.