- Prodavinci - http://historico.prodavinci.com -

Las leyes de Asimov y el nuevo robot de Google // #Gadgets

Las leyes de Asimov y el nuevo robot de Google #Gadget

Camina, recupera el balance tras tropezar, se mueve con soltura por terrenos irregulares, logra levantarse del suelo tras caerse y… no responde a ataques humanos. Esas son algunas de las características de la nueva versión de Atlas, un robot antropomórfico de Boston Dynamics —compañía comprada por Alphabet, antes Google, en 2013— presentado el 23 de febrero de 2015 a través de un video en Youtube.

La versión digital de la revista IEEE Spectrum, editada por el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos consideró que este nuevo robot, más que una nueva generación —en vista del enorme salto tecnológico— parece una especie completamente diferente.

En la descripción que acompaña al video, la compañía afirmó que esta nueva versión “está diseñada para operar en exteriores e interiores” y se mostró levantando cajas de 10 libras.

La intención, de acuerdo con Marc Raibert, fundador de la compañía es  “crear robots que tengan movilidad, destreza percepción e inteligencia comparable con humanos y animales, o quizás excediéndolos; este robot es un paso en ese camino”.

En una versión editada del video, el medio teconológico Xataka destaca que el robot “no se enfada si abusamos de él tirando lo que coja o empujándolo”. Quizás  entonces sea prudente recordar las Tres Leyes de la Robótica ideadas por el científico y escritor de ciencia ficción Isaac Asimov  durante la primera mitad del siglo XX en sus novelas y cuentos:

Un robot no hará daño a un ser humano ni, por inacción, permitirá que un ser humano sufra daño.

Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la 1ª Ley.

Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª Ley.