Blog de Angel Alayón

¿Hasta cuándo puede deteriorarse la economía sin “que pase algo”?; por Ángel Alayón

Por Angel Alayón | 1 de noviembre, 2015
Cegarra640

Fotografía de Alejandro Cegarra

Un amigo me pregunta: ¿Hasta cuándo puede deteriorarse la economía sin “que pase algo”? Aun cuando imagino a qué puede referirse, le pido que precise qué significa la expresión “que pase algo”. Me responde: “que el gobierno tenga que tomar medidas económicas que realmente atiendan las causas del problema”.

Incluso restringiendo la definición, la pregunta es compleja. Las medidas que debe tomar el gobierno de Venezuela, y que incluso algunos voceros del propio gobierno han sugerido, tendrían consecuencias negativas en términos políticos. Al menos en el corto plazo: caída de popularidad, animadversión de grupos perdedores en la redistribución de rentas y falta de apoyo a las medidas, además de las acusaciones de traición al legado y la resistencia inevitable de grupos de presión que verán lesionados sus privilegios ante las medidas.

Esos son los costos inmediatos del cambio. Los beneficios de asumir un proceso de recuperación de la economía quedan preteridos al incierto mediano y largo plazo. Y ya Keynes nos advirtió que, en el largo plazo, todos estaremos muertos.

Hasta ahora, la cuenta política de una transformación económica no le cuadra al gobierno. Y sigue apostándolo todo a un modelo que le funcionó políticamente en el pasado, pero que ya da muestras de fatiga terminal. Ahora se mueve, indefectiblemente, sin el combustible de aquellos portentosos ingresos que sirvieron para sostener en su momento la esperanza y los votos.

Mientras tanto, el modelo estatista-intervencionista-importador, la ilusión de control que ofrece la regulación de precios y el manejo de tres tipos de cambio, continúa acentuando las distorsiones económicas que padecen los venezolanos en el día a día y que se traducen en inflación y en escasez crónica y creciente: la combinación perfecta para el empobrecimiento de un país.

La economía venezolana es una economía disfuncional que, en lugar de hacerle la vida más fácil a la gente, cada vez más se la hace más difícil.

***

János Kornai, el célebre estudioso de las economías centralizadas, planteó que hay cuatro factores que inducen al cambio en los países que han implantado un régimen socialista. De acuerdo a su visión, el cambio “se produce por las tensiones acumuladas y las contradicciones” que provienen del propio sistema. Los desvíos del canon socialista son consecuencias de cuatro factores “inductores del cambio”: Primero, de la acumulación de las dificultades económicas. La escasez, crónica e inherente al sistema, muestra su rostro más duro en el racionamiento y en la imposibilidad de satisfacer las necesidades y deseos más básicos. La inflación termina siendo creciente ante el manejo de los déficits fiscales y la ansiedad es inevitable.

El segundo factor está relacionado con el anterior, y es la insatisfacción de la gente con el sistema. Kornai habla del grado de indefensión del ciudadano frente a la escasez. Pero la insatisfacción no se limita a la economía. La insatisfacción también proviene de la insolencia oficial y la arbitrariedad burocrática. “La gente empieza a cansarse de las mentiras oficiales y de las miles de formas de la represión.”

El tercer factor es la pérdida de confianza de los que ostentan el poder. Los que gobiernan comienzan a dudar de la efectividad de sus propias políticas. Dejan de creer en sus propias ideas y métodos ante las rotundas evidencias. “Una vez que se pierde la confianza, el cambio está en la agenda”. “Mientras más profunda es la crisis de confianza, más cerca está el colapso del sistema”.

El cuarto y último factor se refiere al ejemplo que ofrecen otros países. Pese a las restricciones comunicacionales, los ciudadanos se informan sobre cómo se vive en el extranjero, y reconocen la anormalidad de las colas, el alza de los precios y la escasez, y comienzan a concluir que con otro tipo de políticas se obtienen resultados diferentes, para el beneficio de todos. La propaganda se desmorona frente a la realidad.

Kornai registra que la historia del socialismo del siglo XX está llena de ejemplos sobre cómo regímenes socialistas cambiaron sus políticas ante la evidencia de los resultados y la conjunción de los cuatros factores comentados. Un fenómeno que se aceleró y se hizo notorio con la caída del muro de Berlín. Muchos, si no todos los gobiernos, intentaron reprimir estos cambios. En la mayoría de los casos con el uso de la violencia y el terror, pero también, en la casi totalidad de los casos, el cambio se produjo. Y no se limitó a lo económico. También alcanzó lo político.

***

La historia está colmada de ejemplos de países cuyo modelo económico colapsa en sus propios términos. Uno esperaría que el gobierno venezolano sepa leer las señales y no esté depositando sus esperanzas en un mágico aumento de los precios del petróleo, o en que los chinos multipliquen milagrosamente la línea de crédito. Sabemos que muchos gobiernos retrasan la decisión de rectificar hasta que el cambio es ineludible pero ya en ese punto puede ser demasiado tarde. También sabemos que hay gobiernos que han intentado preservarse y gobernar una economía devastada, una decisión que sólo puede calificarse de trágica por sus consecuencias.

El modelo económico implementado en Venezuela ha generado, aquí, en cualquier parte y en cualquier momento de la historia, economías disfuncionales. Y ningún alivio temporal cambiará esa realidad. El ejecutivo puede decidir no cambiar, pero no podrá evitar que la gente quiera hacerlo.

Los que conducen la política económica se enfrenta al mismo desafío del piloto del trasatlántico que sabe que la dirección de su nave lo llevará directo a una colisión con un iceberg, y que un golpe de timón a la corta distancia que se encuentra del gran bloque de hielo será difícil, brusco e impopular. Al gobierno le toca escoger. Y a los venezolanos también.

Angel Alayón es economista. Puedes leer más textos de Angel en Prodavinci aquí y seguirlo en twitter en @angelalayon

Comentarios (31)

winston sanchez
1 de noviembre, 2015

Extraordinario análisis, pero yo en el lugar del gobierno jamas hubiera llegado hasta donde estamos, osea ellos mismos se lo han buscado. NO haber rectificado antes es una gran irresponsabilidad solo justificable por los beneficios de mantener ese rumbo para ellos mismos. Pero nunca etica o moralmente.

Cesar
1 de noviembre, 2015

Buenas tardes es muy interesante tu articulo pero me gustaría precisar salgunas cosas enterminos de economía política en el período del ex preside chavez hasta el actual periodo de gobierno no ha existido un modelo económico socialista ha existido reformas del orden social para abonar el camino hacia un modelo económico con mas equidad o q se aproxime al termino socialista yes por ese echo yes por ese echo que por el fortalecimiento de la economía capitalista y el crecimiento económico de los grupos de poder adversos al gobierno se esta como esta de ahi es q se habla del termino de guerra económica ya q en terminos políticos el gobierno no tiene el control de la economía y que obviamente se le suma varios factores que se desprenden del modelo de capitalismo rentista q estamos viviendo ahora te hago varias preguntas explica porfavor como es que la banca privada a multiplicado su ganancias en estos 15 años? o empresas como polar, p&g,Samsung, medios d comunicación y empresas aeronáutica?

fran co
1 de noviembre, 2015

es que antes era igual aqui en venezuela el modelo economico siempre es y ah sido el mismo rentismo petrolero cuando el gobierno que esta de turno le bajan los precios del petroleo comienza el problema y punto no es socialismo o capitalismo el sistema democratico venezolano siempre a sido socialdemocrata centro derecha centro izquierda de izquierda socialcristiano ect ect pero con subsidios estatales educacion gratuita seguro social ministerio del trabajo sindicatos contratos colectivos reposos vacaciones ect ect eso es sistema socialista y siempre a sido asi como se cambia no se puede solamente con un cambio de gobierno si en definitiva siempre todos esperan a papa estados con los petrodolares empresarios alchuetes politicos barraganas corruptos honestos obreros y cuanto bicho de uña

W. Guggisberg
1 de noviembre, 2015

No se, vamos a ver hasta donde aguantan. Recordando la historia del siglo XX: el lugar es Ucrania alrededor de 1920, 20 millones de personas mueren de hambre porque el gobierno Bolchevique impide la actividad agrícola. Se cuenta como anécdota que a los niños los perseguían para cazarlos y se los comían…

FERNANDO JOSÉ OSTOS
1 de noviembre, 2015

lo que a mi entender ocurre, es que los venezolanos, están fuera de lugar, ya que no cumplen con su deber en porcentaje mayor al 50%, no hay visión patria y mucho menos sentimientos, y el cambiar de políticos en cualquiera de las áreas gubernamentales, no cambiara la situación, y si no lo entienden revisen la historia de los últimos cien años que será suficiente, y otra cosa pasa con los partidos políticos, culpables de situación nacional, mientras son opositores nada sirve y cuando gobiernan es peor. pero peor es el análisis de algunos, cambiar gobernantes, para vivir mejor, que triste realidad la del y que soberano.

freddy
1 de noviembre, 2015

En veneziuela el modelo que fracaso es el que el pueblo hecho del poder el 1999, actaulmente venezuela es victima de una guerra economica dirigida por factores nacional e internacionales

Maria A
1 de noviembre, 2015

Dale con la guerra económica,es que no se enteraron de las expropiaciones de fincas, de industrias, de centros comerciales como CADA Y EXITO, para asumirlos el gobierno con el resultado atroz que trnemo, pues se prefirió importar los productos de países afectos al régimen y venderlos por debajo del precio de compra; con la unica finalidad de envilecer los estratos productivos del país, porque los precios del petróleo asi lo permitía. Ahora con los bajos precios drl petróleo, los ingresos que percibimos apenas si alcanza para pagar la burocracia que es lo único que ha producido este gobierno

Madefio Gonzalez
1 de noviembre, 2015

Aquí lo que se ha hecho no es mas que el cumplimiento de la satisfacción emocional de una venganza por un resentimiento social que estuvo latente en la mente de Hugo. No importa que tengamos que estar desnudos lo importante es que se cumpla mi satisfacción, así de simple. Para ello tuvo la gallina de los huevos de oro PDVSA, esa empresa generaba una renta que sin necesidad de trabajar podía mantener las necesidades básicas de los venezolanos. Venezolanos por cierto pobres que con solo darles sin trabajar son felices. Ahora que el país esta destruido, los venezolanos trabajadores y preparados se han ido, va a costar muchísimo solo recuperarnos a lo que eramos hace 15 anos. Me temo que el próximo 6 de diciembre apenas comenzara el despertar de un país pero que actualmente tiene un atraso como de 60 anos con respecto al mundo civilizado.

Petrusco
2 de noviembre, 2015

Hablar de “miles de forma de represión”, en Venezuela, tiene que ser un chiste de Angel. Aquí todo el mundo hace lo que le dá la gana porque sabe que existe una impunidad gigantesca.

Por otro lado, a diario se producen manifestaciones de calle de todo tipo y ninguna es reprimida a tiros, peinillazos y desaparecidos como en épocas anteriores al chavismo. Eso todos lo reconocemos.

Luego reseña algo sobre “restricciones comunicacionales”, ¿en Venezuela?. Acá el 44 % de los medios de comunicación están en manos privadas y apenas el 3 % es propiedad del Estado. El resto son medios comunitarios. Acá, además, leemos de todo, todo el mundo viaja al exterior o conoce gente que viaja al exterior. No somos Corea del Norte o algún pais de esos que siempre nos pintan aislado. Ni de cerca somos eso.

Por lo de “Volver al futuro”, en estos días investigué sobre la situación de Venezuela hace 30 años. 1985, plena democracia. Escasez, delincuencia, corrupción, inflación galopante, represión mortal…

María Villoro
2 de noviembre, 2015

Petrusco, creo que debe aprender a leer, en el sentido de entender. En ningún momento en el texto se habla de “miles de formas de represión” refiriéndose a Venezuela. En en el aparte donde eso es mencionado se refiere a los estudios de Kornai a los socialismos del siglo XX. Así que el chiste es suyo al tratar de poner en el texto algo que no está. Por cierto, siempre me da risa cuando alguien intenta justificar este desastre diciendo que el pasado también era malo. Es la confesión más triste que se puede hacer.

Franco, de acuerdo con que el tema del petróleo es clave para entendernos independientemente del gobierno que esté gobernando.

Petrusco
2 de noviembre, 2015

Es común encontrar la enfermiza costumbre de atacar al que escribe en lugar de argumentar contra lo que escribe. Generalmente esa costumbre produce, además, escritos lamentables.

Angel trae a colación la cita sobre “represión” para referirla a Venezuela. No está hablando en términos generales. Quien sabe leer, como me recomiendan aprender a hacer, lo podrá notar.

La historia son hechos. Quienes pretenden despreciarla son los que mejor le hacen el juego a la politiquería del momento.

Y es un hecho concreto e indiscutible que en plena democracia representativa (en el año 1985 el presidente era Jaime Lusinchi, su predecesor fue Luis Herrera Campíns y su sucesor fue Carlos Andrés Pérez), en Venezuela reinaba el caos, político, económico y social.

En ese sentido, vale la pena entender hasta donde se ha deteriorado la economía en Venezuela, año tras año, sin importar el tipo de gobierno que esté en el poder. En esto coincido con otras personas que ya han comentado este artículo.

Jacinto
2 de noviembre, 2015

Hace 2 años que Maduro declaró la Guerra Económica… y la está ganando… la economía está completamente destrozada. Ya logró “que no quede nada en los anaqueles, que no quede nada en los almacenes”. ¿Alguien esperaba un resultado diferente? En la cuarta república también hubo escasez y acaparamiento… ocurría unos días antes de cada aumento de precio, pero ahora es el estado normal de las cosas. En muchos rubros no hay producción nacional porque el gobierno quiere controlar todos los precios, y normalmente no toma en cuenta todos los costos, incluyendo el costo de reposición. Mientras no se cubra el costo de reposición, los inventarios seguirán bajando. Nadie va a producir si no gana nada al hacerlo, o incluso pierde. En otros países, donde hay “socialismo democrático”, también hay precios regulados, pero el gobierno habla con los productores, y de ser necesario paga subsidios.

José Marcano
2 de noviembre, 2015

Me parece bien el articulo, y los comentarios son de altura, como debería ser siempre.Los cambios se logran cuando las personas se reconocen como tál.

Carlos Pelaez
2 de noviembre, 2015

Petrusco, es muy cierto que en la Cuarta República hubo escasez, corrupción, inseguridad y muchos de los males que todavía hoy existen en Venezuela, pero te aclaro que no al grado y nivel a que han llegado en los últimos 16 años. La escasez que sufría Venezuela cuando Carlos Andrés Pérez era una tontada en comparación con el nivel de escasez de toda índole (medicamentos, alimentos, repuestos, etc, etc) que existe hoy en día. En cuanto a la inseguridad, se ha incrementado tanto en la actualidad que todo el mundo ha sido robado o afectado de alguna manera por la situación actual; todo el mundo tiene un familiar o amigo que ha sido afectado por la inseguridad, todo el mundo conoce gente que ha sido robada o asesinada por el hampa común, debido a que hay excesiva impunidad.

Carlos Pelaez
2 de noviembre, 2015

Y otra cosa Petrusco; dices que solo el tres por ciento de los medios de comunicación del país están en manos del Estado… No lo creo… De hecho, la mayoría de los canales de TV y emisoras de radio están en manos del gobierno. Globovisión es una iniciativa privada pero sus dueños son personajes del gobierno. Y los medios como Venevisión que todavía están en manos del sector privado, son pocos y se han amedrentado tanto debido a la represión,que ya parece que viven en un país completamente distinto a lo que es Venezuela hoy en día. Mientras la gente está sufriendo en colas, con hambre, escasez, inseguridad, ineficiencia burocrática gubernamental y corrupción, pues Venevisión y los pocos medios que todavía pertenecen al sector privado no transmiten nada por temor a que los cierren y sancionen. Así que no vengas a hablar de que ahora la cosa está exactamente igual a como siempre ha sido. No pretendas jugar con la inteligencia de la gente. Que no engañan a nadie!

Carlos Pelaez
2 de noviembre, 2015

Y otra cosa más Petrusco.

Aclaro que no defiendo a la Cuarta República, ni soy afecto a ella, pero no se puede negar la realidad, ni se puede tapar el sol con un dedo. Actualmente la situación está exponencialmente peor que por entonces. Pero ubicándonos un segundo (de manera hipotética) en tu tesis, asumámoslo (solo por un segundo) que durante la cuarta república la situación del país estaba exactamente igual a la que existe ahorita (cosa totalmente falsa, pues estaba mucho mejor que ahora) pero vamos a asumirlo por un segundo… Aún así… No es justificación, ni consuelo para que las cosas se sigan haciendo mal… Que antes hayamos tenido corrupción, inseguridad, escasez, ineficiencia (y pare usted de contar) No es justificación para que se sigan haciendo las cosas mal… Creo que el objetivo de cualquier gobierno que se precie de serlo es dejar al país mejor que como lo tomó, y no veo que eso esté pasando en Venezuela, de hecho, solo les preocupa perpetuarse en el poder.

Carlos Pelaez
2 de noviembre, 2015

Por cierto Petrusco (y todos los que piensan como tú) El gobierno se la pasa diciendo que todo lo que funciona mal en el país es culpa de alguien más y no de ellos mismos, que la mala situación nacional es producto de una guerra económica, de los yanquis, de iguanas, de sabotaje de la oposición, etc. El gobierno encuentra cualquier excusa para no asumir responsabilidad por nada y seguir haciéndolo todo mal.

Resulta ser que en Venezuela no hay una guerra económica, lo que hay es ineficiencia total y absoluta por parte del Estado para asumir las riendas y tomar las medidas que tiene que tomar (independientemente del costo político que ello signifique) para mejor la situación global del país… En Venezuela (repito) no existe tal guerra económica, ni saboteadores, ni nada que se le parezca, son solo las reglas básicas de economía las que están dando severo castigo a las malas medidas y comportamientos de gobiernos ineficientes (como el actual)

Petrusco
2 de noviembre, 2015

Carlos:

La crisis ha sido continua y creciente. En tiempos de Lusinchi y CAP tampoco, hasta ese momento, habíamos vivido una peor situación en Venezuela. En democracia la inflación acumulada superó los 4000 puntos, la escasez era coyuntural, la inseguridad acosaba a todos y sucedieron matanzas como la de El Amparo y Yumare. Poca cosa no es.

Según el Instituto Prensa y Sociedad (IPSYS), se tiene lo siguiente: en Venezuela hay 488 emisoras de radio, 101 periódicos, 100 canales de TV y 58 portales web de noticias, para un total de 747 medios. El 41 % de esos medios son privados. Sólo el 3 % pertenece al Estado. El resto son medios comunitarios. Usted puedes contactar al IPSYS para refutarle esta información y pedirle que no juegue con su inteligencia.

Todo lo demás que ud. indica ya lo respondí en mi comentario anterior.

La historia consiste en hechos, no en excusas. Sólo ve una excusa en ella quien se niega a aceptar que por ella es que estamos como estamos, a riesgo de repetirla.

Jorge Jansen Abreu
2 de noviembre, 2015

Todo el mundo hace sus excelentes analisis, convencidos de tener un firme arraigo en la verdad.. pero como suele pasar con opositores, NADIE jamas menciona al sector privado, a la derecha politica, y la influencia en la realidad que pudieran tener. a pesar del gobierno poner “las reglas del juego” la actividad privada influye en dos tercios en la realidad del pais.. tanto es la “ceguera” de los opositores en este aspecto, que mas de una vez me han dicho convencidos que hay muchas mas empresas publicas que privadas (seguramente mas de uno aqui lo piensa tambien) yo trato de ponerlo en terminos EXTRA SIMPLES a ver quien me hace entender algo: podemos acordar que casi a diario aparecen miles y miles de productos y alimentos acaparados, escondidos, y podemos acordar que tales cantidades TIENEN que afectar la economia y estimular la escasez.. los encuentra el gobierno y las fuerzas armadas.. A QUIEN SE LO ENCUENTRAN??? hasta el dia de hoy NADIE me ha podido responder eso ultimo

Jesús
2 de noviembre, 2015

Señor Pretusco ¿Ud es crítico al gobierno?

Luis Larez
2 de noviembre, 2015

Petrusco una pregunta… porque la situacion de Venezuela es tan mala como en 1988 cuando en esa epoca el barril de`petroleo estaba entre los 7 y 10$ y ahora esta en 40$? porque en 1988 el problema eran los cogollos partidistas y los politicos que gobernaban al pais y ahora no lo son? mismas situaciones distintas causas? o simplemente es escusar y justificar lo que simplemente fue el fracaso de un modelo que nunca tuvo ni pies ni cabeza?

Diógenes Decambrí.-
2 de noviembre, 2015

Si TODOS los MEDIOS deben OBLIGATORIAMENTE pasar a formar CADENA NACIONAL para transmitir lo que le provoque al RÉGIMEN, y esa imposición sucede a diario, por el tiempo que les convenga a los capitostes rojos y para referirse a cualquier tema, necedades, cobas y todo tipo de pesuvadas incluidas, y simultáneamente la Oposición no puede disfrutar de Cadenas que transmitan los puntos de vista contrarios al OFICIALISMO, ni siquiera tienen cabida en los programas regulares de los MEDIOS PÚBLICOS, que ERAN DE TODOS, Y DESDE 1999 SON EXCLUSIVOS DEL PSUV, ¿Hay Libertad de Expresión y de Información en la Venezuela chavista? ¿Censura? En los sucesos de El Amparo tuvo participación protagónica Rodríguez Chacín, y en los sucesos de Yumare, uno de los pilotos (que presuntamente bombardearon a los guerrilleros) es ficha importante del PSUV, Chávez lo respaldó para que fuera Diputado rojo rojito, y sigue activo militando en la roboilusión que a la vez despotrica contra esa supuesta “matanza”. ¿?

@manuhel
2 de noviembre, 2015

Alguien por ahí como que comió demasiada perrarina en los 90´s y ahora no hace más que ladrar echado…

Adelaida Rojas
3 de noviembre, 2015

¿ El gobierno no tiene el control de la economía ?

Adelaida Rojas
3 de noviembre, 2015

Quiero saber : ¿ Quiénes comieron perrarina ?

Petrusco
3 de noviembre, 2015

Jesús: si. De cualquier gobierno incluyendo el actual. Pero tratando de no perder la perspectiva histórica cayendo en el reduccionismo.

Luis: tu pregunta es compleja, sin embargo, me atrevo a decir que la causa es cultural. Nuestra idiosincracia, valores y cultura no han cambiado, ergo, las raíces de nuestros problemas tampoco. La pretendida diversad de propuestas políticas han sido más faciales que otra cosa.

Por eso, volviendo a lo que plantea Ángel en su artículo, esa misma pregunta: ¿hasta cuando puede deteriorarse la economía sin que pase algo?, ya nos la hacíamos cuando Herrera Campins, cuando Lusinchi y luego cuando CAP y así sucesivamente hasta hoy.

Lo interesante es preguntarse también, en todo ese período: ¿han pasado cosas o no?

Saludos

Henry
3 de noviembre, 2015

leo…y al menos observo que hay consenso en que, hay crisis, diferimos en las causas de esa crisis, y en las medidas a tomar en consecuencia, el gobierno a tomado el rol intervencionista regulador de la economía, rol que hasta donde recuerdo siempre ha tenido. y luego hablamos de producción o del sector productivo, a lo que me surge la pregunta de ¿cual sector productivo? básicamente, la razón por la que la mayoría de las empresas tienen problemas viene dado por la importación, existen puntos críticos de los procesos productivos que simplemente son producidos en el extranjero, aunado a otras empresas que únicamente importan y distribuyen, existen muy pocas empresas “nacionales” con un proceso productivo 100% nacional.

A la larga la inversión de la renta petrolera sera cuestión de prioridades supongo, y si por milagro se supera la crisis, seguiremos importando, esperando incautos y mal preparados la siguiente crisis…

David
3 de noviembre, 2015

Existen grandes diferencias politicas en cuanto a los modelos economicos el capitalista y el socialista aunque los dos sistemas han vivido bajo la renta petrolera, el pais q todos los venezolanos queremos es un pais de desarrollo de oportunidades para todos y q se cumplan las leyes y se ejerza la justicia ya basta de comparaciones hay q rescatar los valores el problema a mi parecer es cultural,el odio el egoismo y esos antagonismos q no hacen bien a ninguna sociedad.en mi parecer hay muchos intereses por el colapso de la rebolucion q solo beneficia a los pobres y perjudica a las clases ricas ya q deben retribuir sus ganancias, un pais se desarrolla con trabajo y mas trabajo no por sus gobernates, en la epoca de Perez Jimenez el pais era el mas desarrollado de la region pero habia dictadura y eso era malo me pregunto, se cumplian las reglas por miedo o respeto a la represion, por eso digo q si no se rescatan los valores estaremos sumergidos en conflictos y guerras.

Lisla Pico
3 de noviembre, 2015

El desagaste es una de las estrategia del gobierno chavista castro comunista para lograr someter al pueblo. El gobierno nos quiere muertos, desde todo punto de vista, mentalmente hasta de hambre, no van a tomar medida para solucionar absolutamente nada. El gobierno tiene el control de todo no les conviene solución alguna porque pierden ese control, principalemente si la solución implica aflojar dinero público que es del control absoluto de ellos. No esperén nada del gobierno. El presunto “costo político” nunca lo paga el gobierno sino el pueblo. En Venezuela estamos pagando “el costo polítco” por la incompetencia gubernamental desde hace 17 años.

@manuhel
3 de noviembre, 2015

Henry, no somos un país técnicamente desarrollado, por ende, casi todas las empresas necesitan parcialmente materia prima para su operatividad y cadena de producción. Incluso la madre de todas las empresas, PDVSA, necesita de tecnología, respuestos y químicos que en Venezuela no producimos sino que desde siempre hemos importado.

Las centrales azucareras necesitan respuestos y consumibles (como filtros cuyos fabricantes están en el extranjero) para sus equipos y maquinarías. Por ende, necesita divisas para mantener su operatividad. Y también necesita azúcar moscabada, por ejemplo, durante el tiempo fuera de la zafra, la cual también es importada.

Una cosa es importar parcialmente materia prima para producir y otra muy distinta es importar productos terminados, que es la política insostenible de este gobierno.

AgroIsleña importaba semillas, ahora AgroPatria importa productos perecederos que dado nuestro sistema burocrático y corrupto, termina costando el triple y rindiendo un tercio.

Alguien que piensa
4 de noviembre, 2015

en el articulo observo esto:

“La propaganda se desmorona frente a la realidad”

en los comentarios veo esto:

” en el período del ex preside chavez hasta el actual periodo de gobierno no ha existido un modelo económico socialista ha existido reformas del orden social para abonar el camino hacia un modelo económico con mas equidad o q se aproxime al termino socialista yes por ese echo yes por ese echo que por el fortalecimiento de la economía capitalista y el crecimiento económico de los grupos de poder adversos al gobierno se esta como esta de ahi es q se habla del termino de guerra económica”

la realidad me dice esto:

“El gobierno nos quiere muertos, desde todo punto de vista, mentalmente hasta de hambre, no van a tomar medida para solucionar absolutamente nada. El gobierno tiene el control de todo no les conviene solución alguna porque pierden ese control, principalemente si la solución implica aflojar dinero público que es del control absoluto de ellos. No esperén nada del gobierno. El presunto “costo político” nunca lo paga el gobierno sino el pueblo. En Venezuela estamos pagando “el costo polítco” por la incompetencia gubernamental desde hace 17 años.

el articulo menciona esto: “escasez” “insatisfaccion” “Violencia”

Al fin de cuentas: “pero no podrá evitar que la gente quiera hacerlo”

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.