- Prodavinci - http://historico.prodavinci.com -

15 píldoras sobre la Asamblea Nacional; por Thaelman Urguelles // #Perspectivas

asamblea-nacional

1. Al parecer, hoy elegirá el bloque parlamentario de la Unidad a quienes ocuparán las posiciones directivas en la Asamblea Nacional y sus comisiones.

2. Ha sido evidente que las negociaciones para llegar a ello han sido intensamente debatidas en la MUD.

3. Hace unos días escribí sobre el tema de la presidencia (¿Borges o Ramos Allup?, en el blog POLIS) y concluí que el candidato más conveniente para presidir la AN en su primer período era Julio Borges. Como ha pasado cierta cantidad de agua bajo ese puente, me permito añadir nuevas reflexiones.

4. El debate trascendió los linderos de la MUD y los partidos. Era lógico, legítimo y esperable, pero es innegable que a ello contribuyó el que Ramos Allup sacara su aspiración de los muros de la alianza y la pusiera a rodar en los medios y redes sociales.

5. Es también legítimo que Henry usase tal táctica, pero no lo es tanto que para ello hubiese radicalizado repentinamente su discurso con el fin de complacer el gusto de los eternos comecandela, adversarios jurados de la ruta electoral y descalificadores de la MUD, sus partidos y dirigentes (incluido el propio Ramos Allup).

6. Esa táctica del líder de AD polarizó en extremo lo que debió ser una decisión institucional y orgánica, apegada a las normas de convivencia ya transitadas por la alianza, y dio un peso exagerado en el debate a quienes son enemigos de la ruta pacífica, electoral y constitucional para desatar el nudo que tiene atrapado a nuestro país.

7. Repentinamente Henry Ramos Allup, hasta hace poco satanizado por tales sectores como “colaboracionista, negociador con el gobierno y representante del pasado”, pasó a ser la carta de juego de tales sectores, en contra de un Julio Borges a quien dejaron como objeto único de aquellos desconsiderados ataques y calumnias.

8. Gente que hasta ayer estaba clamando por abstención y golpe militar como única salida, hoy pontifica en las redes que Ramos Allup debe presidir la Asamblea Nacional. Y Henry no traza la línea diferencial que le correspondería marcar en esta situación, ni defiende con lealtad a quien ha sido su principal aliado y co-líder en la definición de la ruta que nos trajo hasta la victoria del 6-D.

9. Por otra parte, se dice que -al parecer- el nuevo y prometedor partido Voluntad Popular va a inclinar la balanza hacia Ramos Allup, para con ello impedir que Julio Borges presida la AN y de ese modo mitigar la supremacía de Primero Justicia, el otro nuevo y prometedor partido del escenario nacional, y de Henrique Capriles Radonski, el rival de Leopoldo López en la carrera presidencial que se avecina.

10. De resultar cierto ese rumor, VP estaría jugando en contra de su propia historia, de su proyecto político de largo plazo y de las expectativas de sus propios militantes y electores. Porque el cometido histórico de VP es reemplazar, conjuntamente con PJ, el agotado modelo bipartidista que antaño representaron AD y Copei.

11. Si, por una conveniencia circunstancial, el partido de Leopoldo fortalece a AD en detrimento de quien sería su real contraparte en el escenario futuro nacional, estará alimentando a su verdadero rival en el espacio político que le toca conquistar para dar forma a la Venezuela política del futuro. De hecho, VP comparte con AD un lugar en la Internacional Socialista, la alineación que ellos escogieron para dar legitimidad ideológica y programática a su proyecto. Todo crecimiento de VP ocurrirá a expensas de AD y no de PJ.

12. El discurso que ha tenido que difundir Ramos Allup para ganarse la adhesión de VP y de los sectores radicales de la oposición compromete seriamente la que sería su gestión como eventual presidente de la AN. La necesidad, harto proclamada por la MUD, de dar un acento a la agenda socio-económica que aspiran millones de venezolanos, se vería presionada por los anhelos de privilegiar una agenda de confrontación política que deponga en pocos días a Maduro, tal como claman los inmediatistas que fueron desautorizados el 6-D por 7.7 millones de votantes.

13. Con todo el respeto que tengo por Henry Ramos Allup y por sus esfuerzos para mantener vivo y vigente a su partido, opino que la lucha y paciente resistencia de millones de venezolanos que anhelan un cambio real en la conducción del país no debe tener como resultado que la posición más importante alcanzada hasta ahora -más la presidencia provisional en una muy probable transición- recaiga en un conspicuo representante de una Venezuela que los venezolanos intentamos dejar atrás.

14. AD y Ramos Allup tienen un espacio bien ganado en la Venezuela que nace, pero no creo que la mayoría de los venezolanos los imaginamos en las posiciones cimeras de la República, por lo menos desde el principio.

15. Por todo lo dicho, si el debate de estas semanas conduce a una designación de Henry Ramos Allup como presidente de la AN, el bloque parlamentario de la MUD habrá desoído claramente el mandato profundo de quienes los eligieron clamorosamente el 6-D.

******

Texto publicado en Polis.