La estrella de la música clásica más influyente: Daniel Barenboim cumple 75 « Prodavinci

Actualidad

La estrella de la música clásica más influyente: Daniel Barenboim cumple 75

Por Deutsche Welle | 15 de noviembre, 2017
Fotografía de picture-alliance/dpa/K.-D. Gabbert

Fotografía de picture-alliance/dpa/K.-D. Gabbert

LogoDW80x120Cuán rebosante está siempre el programa de Barenboim lo deja claro ya una mirada al año 2017. Barenboim, nacido en Buenos Aires el 15 de noviembre de 1942, tocó en la capital argentina recientemente un dúo para piano junto con la afamada pianista Marta Argerich.

El 3 de octubre dirigió la orquesta en la reapertura de la sala de conciertos Staatsoper de Berlín. Y en la Sala Boulez, también en Berlín, interpretó todas las sonatas para piano de Franz Schubert y dirigió todas las sinfonías de Schubert con la orquesta Staatskapelle de Berlín.

Barenboim estrena sala de conciertos en Berlín

Barenboim abre su Akademie para jóvenes de Oriente Medio

Orquestas de París, la Chicago Symphony Orchester, la Scala de Milán, la orquesta Staatskapelle de Berlín: las principales estaciones en la carrera musical de Barenboim. Y no existe ninguna gran orquesta de nivel mundial que no haya conducido como director invitado.

Diván de Oriente y Occidente

Barenboim trabaja hoy simultáneamente en varias instituciones. Las más importantes: la Staatsoper de Berlín y su orquesta Staatskapelle, que lo nombró su director de por vida, y la Academia Barenboim-Said, también en Berlín.

El músico describe la academia como una “ampliación de la idea” de la Orquesta del Diván de Oriente y Occidente, que fundó en 1999 junto con el crítico literario palestino Edward Said, y en la que tocan juntos músicos de Israel y de los países árabes.

En la Academia Barenboim-Said aprenden música juntos jóvenes provenientes de países enemistados entre sí. El objetivo: que la música clásica realice un aporte a la convivencia pacífica entre los seres humanos.

Una posición crítica

Barenboim, que tiene, además de un pasaporte español y uno israelí, también un pasaporte palestino, tiene una posición crítica con respecto a la política israelí. “Le duele mucho que Israel vaya por la senda que tomó”, dice Elena Bashkirova, su esposa. “Por ello, a veces es insultado en la calle, en Israel necesita incluso un custodio”, agrega.

No obstante, el maestro continúa trabajando incansablemente de acuerdo con un principio que formuló así en 2005: “La música quizás no traiga la paz, pero traerá comprensión, paciencia y curiosidad por la historia del otro”.

Autor: Rick Fulker (PK/VT)

Deutsche Welle 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.