- Prodavinci - http://historico.prodavinci.com -

El equipo de Maduro no apoya la Constituyente, pero John Travolta sí; por Elías García Navas

Fotograma de

Fotograma de Pulp Fiction

En el marketing, y en particular el político, tu campaña más importante estará en manos de tus mejores líderes, tus voceros más efectivos.

Por sus implicaciones, quizás la campaña más importante que se haya realizado en Venezuela es la promoción de la Asamblea Nacional Constituyente.

Sin embargo, el equipo responsable de desarrollar la estrategia que salvaría la revolución, borrando la actual república y creando una Constitución prêt-à-porter para Maduro, parece tener otra agenda.

Al menos, es lo que se desprende del análisis que hicimos en Monitor Americas sobre la campaña en Twitter desarrollada por los miembros del comando en cuestión.

De los once líderes seleccionados por Maduro para esta urgente misión, solo el alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, parece haber comprendido el riesgo de fallar.

Rodríguez es quien más relevancia le ha dado en los temas que maneja, a través de su cuenta personal (53.1% de sus tuits compartidos).

Y aunque el presupuesto para la campaña es notoriamente inferior a lo que estilaba el chavismo, el alcalde no ha escatimado en utilizar hasta al mismo John Travolta y Uma Thurman, extraídos de la película Pulp Fiction (1994), en la promoción de la constituyente comunal.

Veamos el análisis hecho para ilustrar mejor el estatus de la campaña por la Constituyente, vista desde sus principales responsables.

El dream team

Esta mítica campaña solo podía ser encargada a los guerreros más curtidos y comprometidos, por lo que el 29 de mayo, el presidente Nicolás Maduro juramentó al dream team revolucionario, bautizándolo Comando Constituyente Zamora 200.

Son ellos: el vicepresidente Tarek El Aissami, la entonces ministra para la Presidencia, Carmen Meléndez (ahora candidata constituyentista), la viceministra para la Suprema Felicidad, Gladys Requena; la ministra del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género, Blanca Eekhout; la ministra de Agricultura Urbana, Erika Farías; el alcalde del Municipio Libertador, Jorge Rodríguez, y los diputados Diosdado Cabello, Tania Díaz, Darío Vivas y Héctor Rodríguez.

Adicionalmente, Maduro había nombrado a principios de ese mes al ministro de Educación, Elías Jaua, como presidente de la comisión presidencial para explicarle a la nación el alcance de la constituyente.

En consecuencia, el análisis de la campaña se realizó con base en la información compartida por estos once dirigentes.

Días de junio

Para evaluar la efectividad de la labor del equipo designado para promover esta campaña, consideramos el trabajo realizado en redes sociales, únicas plataformas con verdadero alcance masivo a corto plazo. La plataforma seleccionada para analizar el contenido de esta campaña fue Twitter.

Es una de las redes con más usuarios en el país (13 millones, según Tendencias Digitales), detrás de YouTube y Facebook, y los 11 dirigentes mencionados poseen cuentas personales oficiales, condición que no se cumple con otras plataformas.

Como elemento adicional del análisis, solo se contempló lo que el usuario tuiteaba, no sus retuits, por cuanto los RTs no implican la posición formal del usuario, y pueden obedecer a múltiples razones.

El tuit es responsabilidad directa de quien lo escribe (aunque la cuenta sea administrada por otra persona).

Las cuentas fueron observadas desde el 12 al 26 de junio.

¿Cómo actuó el Comando Zamora 200 en la promoción de la constituyente durante ese período?

Jorge contra el mundo

Al considerar el porcentaje de tuits dedicados a la constituyente, frente al total de tuits compartidos, el Comando Zamora 200 muestra el siguiente resultado:

Se puede apreciar que a pesar de los 116 tuits compartidos por el diputado Héctor Rodríguez, cifra que lo convierte en el más activo en Twitter en este grupo, solo 9.4% es dedicado a la Constituyente.

En términos de relevancia del tema dentro de los contenidos compartidos en estas cuentas, es el alcalde Rodríguez (53.8%) quien llevó el peso de la comunicación, seguido muy de lejos por Gladys Requena (20.4%).

El tercer lugar lo ocupa Carmen Meléndez (14.2%), quien dejó el Ministerio del Poder popular para el Despacho de la Presidencia, y se lanzó como candidata a la constituyente.

En ese sentido, llama la atención la actuación de dos integrantes del equipo: Elías Jaua y Diosdado Cabello.

A pesar de que Jaua es el presidente de la comisión presidencial, designada para explicarle al país el alcance de la Asamblea Nacional Constituyente, su atención se concentró en otros tópicos y sólo dedicó 10.4% de ellos a este tema.

Y en el caso de Diosdado Cabello, asumido por muchos analistas como la segunda figura más influyente en la revolución chavista, después de Maduro, resulta no menos inquietante su silencio absoluto sobre el tema.

Hay elementos que históricamente advierten marcadas diferencias entre ambos líderes. No obstante, cabría suponer que, en la crítica condición en la que se encuentra el régimen de Maduro, los dos tendrían que cerrar filas para mantenerse en el poder.

Tampoco fue muy activo el vicepresidente Tarek el Aissami. Su 5.2% da cuenta de una agenda orientada hacia otras prioridades.

¿Dónde centraron su atención Elías Jaua, Diosdado Cabello y Tarek el Aissami? ¿Cuáles son los temas más calientes del resto del Comando Zamora 200?

La otra agenda

El foco principal de Tarek el Aissami fue la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz. Le dedicó 63.1% de sus tuits durante las dos semanas estudiadas.

No es para menos, teniendo en cuenta la decisiva actuación que la fiscal ha sostenido tras su distanciamiento de la línea oficial, y como catalizadora de la notable división interna del chavismo a la hora de apoyar o no a Maduro.

Conviene destacar que, en la evaluación de ataques a Ortega Díaz, el segundo lugar lo obtuvo Diosdado Cabello, con 16.6% de sus tuits, y el resto con muy bajos porcentajes o cero.

Esto parece indicar una distribución de objetivos de ataque en la estrategia comunicacional de personeros del gobierno, lo cual en teoría es muy acertado.

Esta apreciación se reafirma por los resultados de Tania Díaz y del propio Cabello. Para ambos, el ataque a la oposición, calificándola de violenta y terrorista, fue el tema más frecuente en el contenido que compartieron.

Díaz concentró en este tema 60% de sus tuits, mientras que Cabello dedicó el 50.0%

La categoría “Otros” absorbe la mayor cantidad de tuits en el resto de los integrantes. En esa categoría entra una diversidad de temas, que van desde la tormenta Bret, visitas a las regiones, actuaciones ministeriales, hasta la asamblea de OEA.

El resto de los temas clasificados individualmente, además de la Asamblea Nacional Constituyente, ataques a la Fiscal General, ataques a la oposición y Otros, fueron: operativos de los CLAP, promoción del Carnet de la Patria y lanzamiento del Movimiento Somos Venezuela.

En ese sentido, el Movimiento Somos Venezuela fue presentado por Maduro como un relanzamiento de todas las misiones, con el objetivo de  “colocar al ser humano en el centro de las soluciones y la atención del Gobierno”.

En medio de la carencia de recursos disponibles para la campaña, el Movimiento Somos Venezuela es visto como una plataforma social para retomar la conexión con el electorado, apuntalándose en los CLAP y el llamado Carnet de la Patria.

En términos propagandísticos y de marketing, es una bandera de múltiples usos y de gran alcance.

No obstante, el Movimiento Somos Venezuela tampoco contó con el apoyo de los mencionados dirigentes. Ninguno de ellos lo tomó como tema central en sus cuentas en Twitter.

Bailando con John y Uma

El análisis de las cuentas de Twitter de estos 11 líderes del chavismo, nos permite advertir ciertos elementos que habría que comparar dentro de la estrategia comunicacional general para determinar su nivel de utilidad y efectividad.

No obstante, conviene señalar lo siguiente:

1. Las campañas requieren de un despliegue informativo y propagandístico extraordinario, en especial si hay poco tiempo para desarrollarlas hasta el punto de maduración. No se aprecia ese efecto en el despliegue de este grupo de líderes fundamentales de la Asamblea Constituyente.

2. La diversidad de temas en la agenda y su atención por voceros específicos, es una táctica fundamental para incrementar las posibilidades de éxito de la campaña. Sin embargo, el equipo no se puede divorciar del tema central de la empresa, o en este caso, del régimen de Maduro. Lo que podría calificarse como un bajo compromiso de los líderes seleccionados es alarmante. El caso de Elías Jaua es el más notorio.

3. Se aprecia así mismo una acentuada desconexión entre el contenido que manejan y el contexto de la crisis país. Más allá de las acusaciones a la oposición política por hechos violentos (fundamentalmente por el supuesto “uso de niños en guarimbas”), o las denuncias contra la fiscal general por “traición” a la revolución, estas cuentas de Twitter adolecen de tópicos vinculados con el contexto que se vive en las calles de las principales ciudades de Venezuela. No hay respuesta a los principales problemas de la población. Por ejemplo, el acceso a los alimentos, que pudieron proyectar a través de los CLAP, solo Meléndez y Tania Díaz hacen mención directa a este programa, pero con porcentajes sumamente bajos (1.2% y 17,7% respectivamente).

4. Un estudio más a fondo del diseño de los tuits pudiera confirmar un aparente uso moderado de los recursos que ofrece Twitter, y poca articulación entre este grupo de usuarios.

5. Para el periodo analizado, no estaba en plena difusión el video oficial de la campaña por la Constituyente, aunque el tema musical sí era difundido insistentemente. Por eso extraña que ninguno de los individuos analizados lo utilizara abiertamente. Eso hace pensar más que en una estrategia, en acciones comunicacionales tácticas para abordar temas centrales coyunturales sobre la marcha, sin planificación previa o etapas claramente definidas.

6. Una campaña que no es apuntalada por sus principales líderes deja una especulación en el ambiente: puede que no haga falta un despliegue de marketing y propaganda, porque el objeto de esta campaña es una elección controlada, sin riesgo de perder, aunque no vayan muchos electores. No pretende convencer a la gran masa, solo aspira a notificar cuantos días faltan para la jornada electoral.

7. Lo anterior puede explicar la distracción de los principales líderes en temas candentes, restando apoyo a la bandera principal, la constituyente. También advierte el por qué se le ha echado mano a todo contenido posible, a falta del usual despliegue de slogans, jingles, videos y giras nacionales. De ahí que Jorge Rodríguez no haya reparado e invitar a John Travolta y Uma Thurman a ser los protagonistas del video de la constituyente, bailando el pegajoso “oh eh oh eh oh… vamos todos a votar… oh eh oh eh oh la constituyente va”.