Actualidad

¿Qué dijeron los empresarios acerca del decreto de migración firmado por Donald Trump?

Por #MonitorProDaVinci | 30 de enero, 2017

empresario-y-trump

El viernes 27 de enero de 2017, el presidente de Estados Unidos Donald Trump firmó un decreto migratorio que prohíbe la entrada de refugiados sirios de forma indefinida a EE.UU. y establece una prohibición temporal de 90 días para otros seis de mayoría musulmana: Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán y Yemen. Según Trump, esta medida busca “proteger al país de la entrada de terroristas extranjeros”.

Luego de ser anunciado el decreto, la agencia de noticias Reuters reportó que miles de personas protestaron en las principales ciudades y aeropuertos de EE.UU. y diversas empresas, en su mayoría dedicadas a la tecnología, así como representantes particulares, reaccionaron ante la suspensión del programa de refugiados.

¿Cuáles han sido las reacciones?

La empresa Google envió un memo a sus empleados en los siete países referidos para que se abstuvieran de viajar a Estados Unidos. La empresa reveló que 200 de sus empleados se verían afectados y decidió donar 4 millones de dólares a organizaciones que asisten a refugiados como American Civil Liberties Union, International Rescue Committee y la Agencia de la ONU para refugiados UNHCR. Por su parte, el presidente de Apple, Tim Cook, declaró que “Apple no existiría sin inmigración” y sobre la decisión tomada por Donald Trump dijo: “No es una política que apoyamos”.

A través de su cuenta personal, Mark Zuckerberg, fundador y director ejecutivo de Facebook, publicó:

“Mis abuelos vinieron de Alemania, Austria y Polonia. Los padres de Priscilla [su esposa] fueron refugiados de China y Vietnam. Los Estados Unidos es una Nación de inmigrantes, deberíamos estar orgullosos de ello […]. Como muchos de ustedes, estoy preocupado por el impacto de la reciente orden ejecutiva firmada por el Presidente Trump”

Jack Dorsey, director ejecutivo de Twitter, escribió en su cuenta personal que el impacto humanitario de la acción ejecutada por Trump es “real y perturbador”. Por su parte Jeremy Stoppelman, director ejecutivo de Yelp, declaró mediante un tuit que es un “día triste para EE.UU.”

El presidente de LinkedIn, Jeff Weiner, mencionó que “todas las etnicidades deberían tener acceso a oportunidades”, considerándolo un “principio fundacional” de los Estados Unidos, mientras que Brad Smith, ejecutivo de Microsoft, indicó que su empresa actuaría rápido para proveer asistencia y acompañamiento legal a todos sus empleados potencialmente afectados por la medida.

La decisión de Trump fue calificada por el director ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, como una acción “antiestadounidenses” y que las medidas dictadas por el Presidente podrían provocar una situación de inseguridad en el país como consecuencia de “la pérdida de aliados” y del “odio producido por las medidas del Gobierno”. Elon Musk, director ejecutivo de Tesla, manifestó en su cuenta de Twitter que la orden ejecutiva de Trump “no es la mejor manera de abordar los desafíos del país”.

Fuera del mundo de la electrónica, otras empresas también se pronunciaron: el banco de inversión JP Morgan Chase emitió un comunicado en el que suscriben el “firme compromiso” hacia su personal y les piden que se pongan en contacto con su especialista de inmigración local o el equipo de recursos humanos para que sean asistidos ante cualquier preocupación migratoria. 

En el blog de la compañía General Electric, su director ejecutivo Jeff Immelt dijo que compartía la preocupación que sentían sus empleados provenientes de los países cifrados en la medida: “Estos empleados y clientes son críticos para nuestro éxito y son nuestros amigos y socios”. Howard Schultz, director general de Starbucks, comunicó a sus empleados que el país vive “un momento sin precedentes” y prometió contratar a 10.000 refugiados durante cinco años en las 75 naciones en las que la franquicia posee negocios, con la intención de “reforzar la creencia en nuestros socios de todo el mundo”.

Sin embargo, no todos los empresarios que se pronunciaron se opusieron a la medida: Peter Thiel, inversionista cofundador de PayPal y donante a la campaña de Trump, opinó a través su portavoz Jeremiah Hall que “no apoya un examen religioso y que la administración [de Trump] no ha impuesto tal cosa”. Trump aseguró que esta medida busca “mantener a los terroristas islámicos radicales fuera del país” y que sólo admitirá a quienes “apoyan y aman profundamente a nuestro pueblo. Nunca vamos a olvidar las lecciones del 11 de septiembre”.

#MonitorProDaVinci 

Comentarios (2)

Jean-Jacques
30 de enero, 2017

El presidente Trump tiene la vista muy corta hacia atrás, como hacia adelante.

Eduardo
3 de febrero, 2017

Teniendo en cuenta el peligro del fundamentalismo islamico pienso que Trump es quizá demasiado realista en esta situación, desde luego que no es justo que paguen justos por pecadores. Por otro lado sería bueno que en los países islamicos los no musulmanes dejen de ser en algún momento de sus vidas ciudadanos de segunda.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.