Actualidad

‎Ramón J. Velásquez y la descentralización; por Carlos García Soto

Por Carlos García S. | 29 de noviembre, 2016
007110

Rómulo Betancourt y Ramón J. Velásquez. Imagen cortesía del Archivo de Fotografía Urbana

Entre los distintos aspectos de la vida de Ramón J. Velásquez que deben ser celebrados, destaca también su interés genuino por la descentralización, como instrumento para hacer posible una verdadera federación en Venezuela.

Ese interés histórico y político por el tema, puso ser precisado y puesto en práctica por Velásquez antes de ser presidente y luego con mayor ahínco durante el ejercicio de su presidencia. También por esa razón, si se quiere, la designación de Ramón J. Velásquez cómo presidente para culminar el periodo del presidente Pérez fue una decisión favorable para el país.

En efecto, no es para nada extraño el interés de Velásquez por la descentralización, dada su condición de historiador cabal y político conocedor de las regiones.

Ramón J. Velásquez le dedicaría un tiempo fundamental a la descentralización, en primer lugar, en su condición de primer presidente de la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (COPRE) entre 1984 y 1985. Desde allí daría el impulso inicial a la COPRE, que luego siguió sus trabajos por algunos años más. No fue una casualidad que se eligiera a Ramón J. Velásquez como primer presidente de esa Comisión.

Pero la misma historia de Venezuela le daría oportunidad a Velásquez para poner por obra sus ideas sobre el tema. Ya no desde una Comisión Presidencial, sino desde la misma Presidencia de la República.

Cuando es designado para terminar el período del presidente Pérez, empleará esos ocho meses, en buena medida, para impulsar la descentralización, tema que sin duda era una de sus principales preocupaciones al reflexionar sobre el país.

Es por esto que tuvo la buena idea de designar como Ministro de Estado para la Descentralización a quien más había trabajado el tema desde el punto de vista de la Ciencia de la Administración, del Derecho Constitucional y del Derecho Administrativo, el profesor Allan R. Brewer-Carías, apenas a horas de haber sido designado como Presidente de la República.

La intención era que se dictara el mayor número de decisiones posibles durante los ochos meses que tenían para trabajar.

La orientación general de la política que el presidente Velásquez deseaba impulsar se resume en el primer considerando del Decreto No. 3.032, fechado el 7 de junio y publicado en la Gaceta Oficial No. 35.229 del 9 de junio de 1993, mediante el cual nombró como Ministro de Estado para la Descentralización al profesor Brewer-Carías:

“Que se hace necesario agilizar y profundizar el proceso de descentralización política iniciado con motivo de la promulgación de la Ley Orgánica de Descentralización, Delimitación y Transferencia de Competencias del Poder Público, del 28 de diciembre de 1989, en un marco de equilibrio indispensable entre los órganos que ejercen los Poderes Públicos Nacionales y las autoridades político-territoriales de los Estados y Municipios”

Por tal razón durante esos ocho meses la intensa política descentralizadora que llevaron adelante el presidente Velásquez y el Ministro Brewer-Carias abarcó los siguientes aspectos, entre otros, como lo ha reseñado el propio Brewer-Carías:

1. Se reformó el Reglamento parcial No. 1 de la Ley Orgánica de Descentralización sobre transferencias de servicios a los Estados.

2. El Reglamento parcial No. 2 de la Ley Orgánica de Descentralización, relativo a los Mecanismos Institucionales para la Descentralización de la Administración Pública Nacional.

3. El Reglamento parcial No. 3 de la Ley Orgánica de Descentralización sobre el Consejo Territorial de Gobierno y la organización intergubernamental para la descentralización.

4. El Decreto No. 3.169 sobre la creación del Consejo Nacional de Alcaldes.

5. El Reglamento parcial No. 6 de la Ley Orgánica de Descentralización sobre el Consejo de Gobierno del Área Metropolitana de Caracas.

6. El Decreto No. 3.256 sobre la participación de los Estados y Municipios en el Producto del Impuesto al Valor Agregado y de creación del Fondo Intergubernamental para la Descentralización (FIDES).

7. El Reglamento parcial No. 9 sobre transferencias a los Estados de los servicios de salud pública.

La intensa actividad normativa y administrativa ejercida durante esos meses de gobierno del Presidente Ramón J. Velásquez y del Ministro Allan R. Brewer-Carías ha sido la más importante en materia de descentralización.

Quiso la historia de Venezuela que el historiador y político Ramón J. Velásquez impulsara la política descentralizadora, que era —y es— sin duda una deuda histórica del país. Durante esos ocho meses hay un referente que no se deberá obviar el día en el que se pueda pensar y actuar con mayor serenidad sobre la descentralización.

♦♦♦

milagros_socorro_r_j_velasquez_bot3

ramon-j-eldialogante

blog_jih_ramon_j_velasquez_640416a

Carlos García S. 

Comentarios (3)

Estelio Mario Pedreáñez
29 de noviembre, 2016

Muy bueno este artículo de Carlos García Soto, que demuestra el grave error de insistir en el Presidencialismo Autocrático, que todo lo centraliza en su visión hegemónica, y nos recuerda a los venezolanos que en nuestra contemporaneidad contamos con brillantes políticos e intelectuales (no parleros charlatanes o tarifados repetidores de mentiras y/o loas a la ignominia), preparados y decentes, como Ramón J. Velásquez, demócrata cabal, quien, como verdadero intelectual, conocedor de la Historia de Venezuela y lúcido escritor, ante la asonada golpista del 4 de febrero de 1992, dijo estas premonitorias palabras: “En Venezuela se salió el genio de la botella ¿Cuánto tiempo y sufrimientos se necesitarán para regresarlo allí?”. Se refería al “genio” maléfico del militarismo. Velásquez logró mantener la conducción civil de la República y celebrar las elecciones, ante el acecho de los ambiciosos golpistas deseosos de manejar el Tesoro Público, en tiempos agitados surgidos por la decadencia…

Estelio Mario Pedreáñez
29 de noviembre, 2016

…moral y política (agravada por la improvisación y torpezas del Ex-Presidente Carlos Andrés Pérez) de los “grandes” partidos políticos en Venezuela, que cometieron 2 gravísimoss errores al rescatar a Venezuela de la usurpación de la Soberanía Nacional por parte del “Ejército Gomecista”, heredero del poder al morir el nefasto Dictador Juan Vicente Gómez: 1) No democratizaron de raíz al “Ejército Gomecista” (ní siquiera eliminaron el “Fuero Militar”), que fundó el Tirano para afianzar su régimen, siempre dispuesto a oprimir, torturar y matar a civiles desarmados que reclamaron Libertad, Democracia y hasta Derechos Laborales, como sí fuera un “ejército extranjero de ocupación”, pero nunca dispuesto a defender la Integridad Territorial ní la Soberanía Nacional ante gobiernos extranjeros. Siempre mudo y servil ante sus amos. 2) Insistieron en un Presidencialismo no copiado de los EE.UU. sino de los Reyes Absolutos de España: Que interfiere en la autonomía de los tribunales mediante el…

Estelio Mario Pedreáñez
29 de noviembre, 2016

…el indulto y el sobreseimiento, además de la existencia de “jueces y fiscales militares” subordinados jerárquicamente al Ministro de la Defensa y al Presidente de la República (que significa la sobrevivencia del “Fuero Militar” monárquico de los tiempos coloniales, cuando Venezuela era gobernada por el Rey de España y existían “los Ejércitos del Rey”); que maneja a su libre discreción las relaciones exteriores y puede declarar la guerra por su sola voluntad; y dicta leyes por “Habilitación Parlamentaria” (sin contar el enorme poder que tiene de “reglamentar” las leyes), desnaturalizando la esencia de la República y la División de los Poderes Públicos. Y ese “Presidencialismo Autocrático”, no copiado de la Constitución de los Estados Unidos (donde el Congreso es quien declara la guerra y controla la política exterior, sin posibilidad de delegar la esencial tarea de dictar las leyes), en lugar de procurar la responsabilidad del Presidente, lo premió con designarlo “Senador Vitalicio”.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.