Actualidad

Pastrana y Uribe, igualitos; por Santiago Gamboa

Por Santiago Gamboa | 23 de octubre, 2015

Pastrana y Uribe, igualitos; por Santiago Gamboa 640

Me imagino lo que pensaría Pericles, gobernador de Atenas, si llegara por estos días a Colombia y viera en lo que se ha convertido aquí su querida democracia.

A una semana de la elección de alcaldes, el espectáculo es tragicómico, como para declararse apátrida e irse a vivir muy lejos, por ejemplo a Marte, ahora que descubrieron que hay agua. No todos los políticos son iguales, eso lo subrayo, y algunos son muy buenos. El problema es que los más contaminantes son los que tienen más audiencia en medios de comunicación, sobre todo cuando son expresidentes.

El tema del momento, claro, es el proceso de paz, ese objetivo supremo de cualquier sociedad civilizada y que Colombia está a punto de lograr, pero resulta que aquí, mi estimado Pericles, y más en estos días por ser período electoral, tenemos a un grupito que ha decidido irse lanza en ristre contra ese proceso, por increíble que suene. No considero que Pastrana y Uribe sean iguales en todo, pues Pastrana me parece alguien respetable, y si en su Gobierno no logró la paz no fue por él, sino porque las Farc lo dejaron metido. Por eso me extraña verlo descender al mismo nivel de Uribe, con ataques demagógicos y confundiendo a la opinión pública. Siempre he dicho que uno de los delitos graves que puede cometer un político en este país es aprovecharse del bajo nivel de educación de la mayoría para obtener réditos, haciéndole creer a la gente cosas absurdas. Esa es la especialidad de Uribe, lo sabemos todos, pero ver a Pastrana incurriendo en lo mismo sí me deja perplejo.

Para atacar la idea de un tribunal especial en el proceso de paz con las Farc, por ejemplo, Pastrana argumenta que es como si Estados Unidos y Al Qaeda crearan un tribunal con jueces amigos de lado y lado para juzgar a los presos de Guantánamo y a los generales norteamericanos acusados de delitos. ¡Vaya comparación! ¿Puede un abogado del Rosario con especialización en Harvard, como Pastrana, creer realmente que es lo mismo? Esto parece más de Uribe, que habla primero, vocifera y acusa, y piensa después, y si lo agarran en contradicción o en mentira, lo que es común, entonces se esconde en las palabras, cambia de tema o se pone bravo. ¿Qué necesidad tiene Pastrana de imitar ese estilo? Sentí lo mismo al oírlo referirse al M-19 como “narcoguerrilla”. Puede que algunos miembros hayan tenido relaciones con el narcotráfico, pero ¿llamar a todo el movimiento “narcoguerrilla”? ¡Eso es de Uribe! Con la misma regla de tres Colombia sería una “narcodemocracia” porque algunos políticos eran cercanos a Pablo Escobar o al cartel de Cali. Comprendo que ambos expresidentes estén incómodos por el protagonismo mundial que el proceso de paz le está dando a Santos, eso no debe ser fácil de tragar, pero que Pastrana quiera adoptar el estilo de Uribe sí me alarma, pues este pobre reino, amigo Pericles, ha podido soportar hasta ahora un océano de odio, pero creo que ya dos sí lograrán sepultarlo.

Otrosí: dije más arriba que no todos los políticos son iguales, y por eso creo que en Bogotá, a diferencia de Cali, sí hay de dónde elegir: por supuesto Clara López en primer lugar, pero también Rafael Pardo. Dos muy buenas opciones. E incluso Peñalosa, a condición de que se mantenga lejos del Ubérrimo.

Santiago Gamboa 

Comentarios (3)

Javier Monzon
23 de octubre, 2015

El articulo sería para reirse, si lo que estuviese en juego no fuera el futuro de la Nacion, más que una paz-a imagen y semejanza de un grupo narcoguerrillero que aspira al Poder-y que hasta exige que el delito de narcotráfico sea considerado politico. Y esta aberración el señor Gamboa la encuentra muy bien- al igual que el señor J M Santos y su grupo- y sólo atina a atacar a Uribe, único Presidente que logró victorias decisivas contra la mafia narcocomunista de las FARC.

Horacio Idarraga Gil
24 de octubre, 2015

¿Y donde y como quedan Samper, Gaviria y Pastrana el viejo?

Diógenes Decambrí.-
25 de octubre, 2015

“aprovecharse del bajo nivel de educación de la mayoría para obtener réditos, haciéndole creer a la gente cosas absurdas”: ¿como la pretensión de los Capos de las FARC de obtener total IMPUNIDAD por los numerosos y horrendos crímenes cometidos durante décadas? Suscribo el comentario de Monzón.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.