Artes

[Fotogalería] Grafitis de Caracas: norte, sur, este y oeste; por Esther Fernández

El presente ensayo fotográfico realizado por Esther Fernández forma parte del taller Caracas Experiencia Fotográfica Norte, Sur, Este y Oeste dirigido por Roberto Mata. Con esta iniciativa se pretende percibir la misma ciudad atendiendo a su diversidad, sus espacios de convivencia y sus referentes culturales. El fotógrafo afirma que, a pesar de ser la cuarta edición del taller, siempre ha obtenido resultados disímiles. A continuación presentamos a los lectores de Prodavinci la perspectiva de Esther Fernández de Caracas y sus puntos cardinales precedida de un texto en el que explica la intención de su recorrido fotográfico.

Por #ImagoMundi | 7 de julio, 2015

El comienzo: Noviembre de 2013. La premisa: Caracas, Norte, Sur, Este, Oeste. Los  recursos: Una visión, una cámara. Salí entonces a recorrer la ciudad, respiré los detalles, caminé los  colores que la pintaban, latí en su sentir, escuché con los ojos la historia de este espacio. Caminé cuadras y cuadras que forman cruces; recorrí así los cuatro puntos cardinales y, entre todo y tanto, lo encontré.

Ahí estaba, detenido en las paredes. Una memoria, un momento preciso y efímero. Estaba en el norte, igualmente lo vi en el sur, de nuevo en el oeste y el este también me lo contaba. Parecía entonces que en los cuatro puntos, esos contenidos expresivos de la ciudad replicaban una versión icónica de una misma imagen. Paradójicamente, no eran ya los ojos observándome constantemente a mí, era yo observándolos directamente a ellos. Como niño, a caballo, incluso con Hello Kitty, un imaginario colectivo que aún contiene a Simón Bolívar, al Libertador. Un monumento hecho de papel representaba a un referente histórico, un culto reeditado y reprogramado. Encontré la llave que abrió la puerta a ese momento de mi memoria y así surgió esta recopilación visual. La historia contada en una pared, que culmina en febrero de 2014.

Esther Fernández

Norte

IMG_7838

Norte.

IMG_7827

IMG_7854

IMG_7941

IMG_7921

Sur

Sur6

Sur5

Sur4

Sur3

Sur2

Sur1

Este

Este1

Este2

Este3

Este4

Este5

Este6

Oeste

Oeste6

Oeste5

Oeste4

Oeste3

Oeste2

Oeste1

#ImagoMundi 

Comentarios (17)

Edgard J. González.-
7 de julio, 2015

Lo único rescatable de esa vergonzosa ocupación de espacios públicos, con el propósito de intensificar el CULTO a uno de los personajes que más daño le ha hecho a Venezuela (lo que incluye el uso y abuso de la imagen de Simón Bolívar, buscando darle una pátina de gloria ajena a la propia, tan desasistida de honor y heroismo, tan golpista, tan arrastrada y entreguista para con el despotismo castrista), es que muestran la real cara de Bolívar, y no la que con irrespeto y por proselitismo y santería, le inventaron al gran caraqueño, luego de violar sus restos, dejando algo por allí para algún ritual a cargo de un cubano vestido de blanco y con su alma e intenciones muy negras. Se salvaron esas paredes de tener que soportar la cara de marginal que le endosaron al Libertador, otra porción del esquema de Ranchificación del país.

sylvia paúl
7 de julio, 2015

Ay Esther, me imagino cómo habrás sufrido al ver tanta suciedad. Es lo que más me impresiona de tu recorrido. Caracas es una pocilga. En este referente histórico ha quedado demostrado que estamos inmersos en basura ideológica y material. Muy triste!

Elisabeth Roosen
7 de julio, 2015

Horrible!!! Habrá tanto por hacer…

Juan Carlos Giménez
8 de julio, 2015

Gran trabajo el de tus fotos Esther, me encantaron. Más allá de la intención de la mismas, me gustó la idea de registrar fotográficamente la evidencia de un gobierno farsante, solamente capaz de ofrecer tramoya. Ojalá algún día no tan lejano, se pueda montar una exposición de tu trabajo titulada: “Fotografías de una época que no volverá”.

Gerardo Alberto Santelíz Cordero
8 de julio, 2015

Excelente como crónica de una destrucción, de una debacle. La de una ciudad, la de una patria, la de una historia. Lamentable que es ésa la crónica.

monte
8 de julio, 2015

Diré, como Eça de Queiroz en El primo Basilio: ¡Qué abyección de país!

Luis Vivanco Saavedra
8 de julio, 2015

Personalmente me siento, al ver esas fotos, como si me hubieran golpeado. Reconozco una gran destreza técnica y sensibilidad para encontrar imágenes que son impactantes. Me parece un excelente trabajo. Pero, aparte de eso, siento que ver esas imágenes, me afecta, me duele. Es como un retrato de un país ido a la basura. Un país que no merecía irse así, pero en el cual muchos deseaban ese destino autolesionador, suicida, irracional. Duro de ver: usted ha mostrado en esas imágenes una realidad que sería asombroso si no doliera a quien sea venezolano.

Pedro Perez
9 de julio, 2015

Excelente los 5 comentarios que se han hecho hasta el momento, no pudieron ser más acertados. Es lo único rescatable de la muestra.

fransisco arias
9 de julio, 2015

Gracias

Rai
11 de julio, 2015

“Los ojos que ven a los ojos que ven…” Excelente Esther!!! No hay mas nada que decir, solo ver lo que vistes… Gracias!!!

Jorge
14 de julio, 2015

Excelente trabajo fotográfico. Venezuela llegó a esto, luego de muchos años de destrucción, que no comenzó en 1999, si no muchos años antes, el chavismo exponenció la destrucción exaltando los anti-valores.

Teodoro
21 de julio, 2015

¡Si este es el rotro de la revolución boníta, ¡cómo sería el de la fea! Cierto, lo único resctable es el llamado a la conciencia de todos los venezolanos de que Veneuela no puede seguir así

Pedro María
30 de julio, 2015

Me fui de Caracas el 9 de Enero de 2002. Entonces, por miedo al hampa. Hoy, además, me volvería a ir por vergüenza: propia y ajena.

ALLAN
23 de agosto, 2015

QUE repugnante todo, da ganas de vomitar, horrible, todo lo que hay que hacer cuando caigan y dejen el poder, agua,jabón, cloro, full presión, y ha limpiar Caracas, volver a lo que era antes,dan ganas de vomitar de ver esto,que ascooooooooooooooooo.EL trabajo fotográfico es excelente, no confudir eso, con lo horrible que está la ciudad.

Magally Alcalà Yepes
25 de agosto, 2015

Me viene a la mente: Hambre de espacio y sed de cielo. Hay un criterio para difundir una imagen que no convoca? aqui no se trata de que la imagen sea imaginable, es la imposicion, el martilleo contundente de una sola voz esquizofrenica que se repite y repite en un macabro ensayo de adoctrinamiento mural. Queda mudo y arruinado el espacio capitolino que no entra a ser parte del reino de lo imaginario, que se convierte en lo inhabitualy lo improbable como lo imposible o irrealizable. El trabajo fotografico es excelente, realizado por ojos y manos privilegiadas, con una mision: decir aquellas cosas que nunca se dirian sin su ayuda ! *may

esther annis
26 de agosto, 2015

Creo que después de tan acertados comentarios, las palabras sobran, sin embargo también dedicaré algunas a la muestra. Yo también quedé impresionada por las fotografías, por el personaje en sus diferentes facetas… Igualmente quedé impresionada de cómo Caracas se convirtió en un basurero gigante y cómo a sus acólitos no les ha importado mantener la imagen de su líder rodeado de basura, lo que para mí tiene un subliminal significado “AQUÍ ESTÁ RODEADO DE LO QUE SE MERECE”… Sin embargo aclaro, que no incluyo a nuestro Libertador en tan desmerecido paisaje….

frankzl
3 de marzo, 2016

grandes las fotos por no decir otra cosa

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.