Vivir

“Yo siempre he querido ayudar a la gente”; por María Bárbara Rondón

A continuación podrán leer las palabras que María Bárbara Rondón escribio para Avesid, con motivo del XVI Congreso Internacional de Síndrome de Down, donde leyó su discurso el día 10 de noviembre de 2012. Este texto forma parte del libro Soy Bárbara y soy especial, publicado por la editorial Planeta, donde se cuenta y se recuenta la visión del mundo de Bárbara, quien tiene síndrome de Down, junto a la periodista Marianela Balbi. Su vida, su familia y su cotidianidad nos permitirá, como afirma Balbi, "voltear la mirada hacia todo aquello que sencillamente... es diferente"

Por María Bárbara Rondón | 26 de noviembre, 2014

“Yo siempre he querido ayudar a la gente”; por María Bárbara Rondón 640

Déjenme empezar con esta cita de la película Down to be up. “No creo que sea especial por tener Síndrome de Down: me siento especial por tantas cosas que hago en mi vida… pero ser una persona con síndrome de down te hace aún más especial para ti mismo y para los demás”.

Ser un modelo a seguir, la hermana mayor de mis dos hermanas, es cuidarlas de todas las cosas, como una hermana mayor hace con las menores. Mi hermana pequeña siente el doble estas cosas que le estoy enseñando: ser fuerte y a mantenerse arriba cuando las cosas se ponen difíciles, sin rendirse jamás. Nunca me rendiré en mis roles, como el de ser un modelo a seguir para mis dos hermanas: la hermana mayor que las cuida y de quien pueden aprender todas las cosas que hago. Mis dos hermanas hacen lo mismo por mí, por lo cual me siento muy apreciada: ellas son tan talentosas, increíbles, hermosas. Mi hermana menor, quien siente las mismas cosas que yo siento por ella, siempre dice cuán orgullosa está de mí. En una carta ella dijo: “No sé si lo sabes, pero es el Día Internacional del Síndrome de Down y sólo quiero decir lo orgullosa que estoy de ti y cuán bendecida soy por tenerte en mi vida. Mejor aún: como hermana, como mi hermana mayor”. Lloré tanto por eso que me hizo amarla más sólo por haberlo dicho.

Ser un modelo a seguir es fácil. He sido un modelo para mis dos hermanas y me encanta. Un modelo a seguir es una persona que te enseña y sigue tus logros, lo que has hecho y lo que quieres lograr; alguien de quien aprendes y quien usa sus propias piezas para ayudarte. Un modelo a seguir es un líder orgulloso que hace cambios en la vida de alguien y que la impacta. Creo que es muy fácil. Eso es lo que puedes hacer en tu vida. “No hay, no se puede, ríndete…”. No lo hará: en su mente sólo hay cosas positivas que decir.

Fui a la universidad para mejorar porque siempre quise crecer trabajando duro; y aprender, eso es algo maravilloso. He aquí una cita de un ensayo que hice en clase para demostrar que siempre trabajo duro para mejorar: “Yo siempre demuestro cuán duro trabajo en mi vida. Es por eso que los recuerdos de mi pasado son tan importantes. Significa mucho para mí ser alguien que trabaja duro. Yo nunca renuncio, especialmente cuando tengo una meta en mi mente”. Esto es de un trabajo que hice cuando estaba escribiendo sobre mi participación en las Olimpíadas Especiales, en equitación, donde gané el segundo lugar.

Hablo tres idiomas. Mi primer idioma es el inglés: fue difícil de aprender, ya que el español fue el primer idioma que hablé. Y ahora sé y sigo aprendiendo italiano, que me encanta. Quise aprenderlo porque siempre he querido ir a Italia, y ahora quiero seguir aprendiéndolo. Ahora sé tres idiomas: inglés, español e italiano.

Tengo una perra, la más hermosa: mi bebé. Es una Boston Terrier que se llama Olivia. Conozco todas las responsabilidades de ser una madre, y me ocupo muy bien de ella. Siempre la llevo a pasear, que es una de mis responsabilidades. Otra que tengo, y que es la que más amo, es alimentarla. Siempre que ella tiene frío, la envuelvo en una manta o le pongo su suéter. Le doy mucha agua y cuando vamos de paseo recojo sus “asuntos”, y después verifico si tiene alguna garrapata, que es lo que mi mamá y yo más odiamos. Cuando ambas la sacamos ella siempre pelea con otros perros: los odia; nos jala y nos arrastra con ella… y se maltrata las patas hasta que sangra. La amo tanto, aunque sea difícil de controlar. Pero me encanta ser mamá: ella es mi hija, mi bebé. Ella fue un regalo de cumpleaños de parte de mi mamá.Todas las responsabilidades que tengo ahora con mi hija Olivia se las debo a mi madre, a lo que ella me ha dado. Ella siempre ha estado ahí, apoyándome, desde que tengo memoria: yo la amo. Es por eso que comparto con ella y paso el día de las madres junto a ella, porque además de que somos madre e hija, ambas somos madres: compartimos eso, que es lo que más amo.

Siempre he querido ayudar a la gente. Siempre he querido ser consejera, lo cual digo al final de la película. Ese siempre ha sido mi sueño. He tenido otros sueños antes, pero éste es el que más me apasiona, ya que adoro ayudar.

En la vida —en mi vida y también en tu vida— nunca permito que situaciones difíciles o dificultades se interpongan en mi camino, y yo nunca permitiría que te afectaran. Yo puedo ayudarte con lo que sientes dentro de ti; puedes contar conmigo y confiar en mí, porque he estado ahí y sé lo que se siente. En la vida,todos tenemos de eso, pero debemos seguir aguantando. Tengo una canción que viene a mi mente, de mi cantante favorito, que tiene que ver con esto, y también una cita de una carta de mi hermanita que dice: “Me has enseñado que nunca estás demasiado abajo para subir. Lo que quiero decir es que siempre hay una luz al final del túnel, siempre hay esperanza y siempre hay una solución”. Para terminar, hay una cita más que también quiero mencionar, que es mifavorita de mi hermana menor. Dice: “Tienes sueños pero peleas por ellos; tienes miedos pero te enfrentas a ellos; tienes peleas pero nunca son tan graves para que no las resuelvas”. Y lo que quiero decirles a todos con esta última cita es: ¿quién estará allí para ustedes? Yo. Yo estaré allí para todos ustedes.

Gracias.

///

LEA TAMBIÉN:

Mi hija, Bárbara; por César Miguel Rondón
Mi hija, Bárbara_ por César Miguel Rondón 496

VEA TAMBIÉN: 

Vea ‘Down to be up’ el documental sobre María Bárbara Rondón; por Victoria Rondón y Steve Vega
Vea 'Down to be up' el documental sobre María Bárbara Rondón; por Victoria Rondón y Steve Vega 496

///

“Yo siempre he querido ayudar a la gente”; por María Bárbara RondónEstos dos fragmentos que hemos publicado pertenecen al libro Soy Bárbara y soy especial, coautoría de María Bárbara Rondón y Marianela Balbi.

Ambos fueron cedidos gentilmente por sus autores y por Editorial Planeta para compartirlo con los lectores de Prodavinci.

 

María Bárbara Rondón 

Comentarios (8)

susy m. vaamonde
26 de noviembre, 2014

He leído ambos textos más de una vez porque transmiten algo tan hermoso como es la superación ante los momentos en los que la vida nos pone a prueba. De igual forma es sorprendente que en un mundo donde todo es express: la vida, los amores, los desengaños, los desafíos,todo… sentir lo que padre e hija transmiten en sus palabras es un remanso de gratitud,donde se han dado tiempo para conocerse, reconocerse y amarse sin prisas pero sin pausa..Difícilmente he encontrado un nexo tan hermoso como el que ha tejido Bárbara, desde sus escasos pero productivos 29 años, a su alrededor.Ella es de la misma edad de una de mis hijas..Y realmente ha de ser un privilegio que Bárbara entre en la vida de uno…Te felicito,Bárbara y a tu familia también.

cristina
26 de noviembre, 2014

Que belleza!!!! simplemente al leer este testimonio no se vale quejarse…… FELICIDADES por tener alguien tan especial en sus vidas.

Karina
27 de noviembre, 2014

Simplemente hermosas palabras, leí los dos artículos y me siento profundamente conmovida, el amor entre padres e hijos, entre hermanos es tan grande, tan puro e incondicional es la fuerza que nos impulsa hacia adelante, a lograr nuestros sueños y también es un lugar que nos permite descansar y soñar. Dios los Bendiga y gracias por compartir tus palabras.

Mili
29 de noviembre, 2014

La pureza de estos seres, tan especiales y hermosos, nos dejan ver la verdadera belleza del ser humano, cuando estamos cerca de ellos. El tener una amiga, un hijo o un familiar con esta condición debe ser un privilegio y una oportunidad de Amor, Ternura y Alegría para entender la Vida. Gracias por compartir.

haydeesis
29 de noviembre, 2014

Braaaavoooo Barbarita. El Señor te siga Bendiciendo y aumentando tus metas. Se te quiere mucho.

José Miguel Roig
3 de diciembre, 2014

¡Felicitaciones por tan conmovedor y aleccionador artículo!

Zoraida Segovia
11 de diciembre, 2014

Qué delicia poder sentirme destinataria de tus palabras. Qué linda. Quisiera ser como tú!

beatriz moreno
7 de febrero, 2015

Ese fragmento que acabo dec leer es un documento lleno de amor y admiración, me gustaria leerlo pero es muy dificil encontrarlo en Alemania.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.