Actualidad

El caso de Brittany Maynard: la mujer que decidió la fecha de su muerte #Debate

Por #Debate | 3 de noviembre, 2014

ARTICULO_brittany_maynard_31102014_640

1. ¿Quién es Brittany? Brittany Maynard es una estadounidense de 29 años a quien le detectaron un cáncer cerebral terminal el 1 de enero de 2014. Ante el diagnóstico, siguió el tratamiento sugerido de hacer una craneotomía parcial y una resección del lóbulo temporal. En abril el cáncer resurgió y se elevó a una glioblastoma grado 4, lo que le daba un pronóstico de seis meses de vida sin tratamiento o unos 14,6 meses con tratamiento.

Debido a este pronóstico desalentador y que comprende el deterioro de la calidad de vida al realizar un tratamiento de este tipo, Brittany Maynard tomó la decisión de mudarse del estado de California al estado de Oregon, donde existen leyes de muerte asistida que permiten a los médicos prescribirle a los pacientes con enfermedades terminales una dosis mortal de sedantes.

2. ¿Qué es la muerte asistida? Lejos de asemejarse a las referencias del Dr. Jack Kevorkian, las leyes de muerte asistida requieren que el paciente se administre a sí mismo la dosis letal, como señala Sarah Kliff en un artículo para VOX. Además, el proceso requiere que el paciente cumpla con una serie de requisitos, entre ellos pasar una petición por escrito y luego una petición oral que se hace quince días después. Luego deben pasar otros quince días adicionales para que el médico llene la prescripción, en el caso de que su respuesta de las autoridades haya sido positiva. Finalmente, es el paciente quien debe decidir si tomarla o no.

3. ¿Qué ha hecho Brittany durante este tiempo? A lo largo de este año, Brittany ha buscado pasar más tiempo con sus familiares y amigos y, sobre todo, viajar. También ha creado una fundación para recaudar fondos que ayuden a legalizar la muerte asistida en los estados donde todavía es ilegal. Hasta octubre de 2014 la muerte asistida es legal sólo en cinco regiones de Estados Unidos: Oregon, Washington, Vermont, Montana y Nuevo México.

4. ¿Sólo en estos estados hay muerte asistida? Sarah Kliff menciona en su artículo de VOX un punto importante: en los otros 45 estados de Estados Unidos donde no hay leyes de muerte asistida, algunos médicos también ayudan a sus pacientes a morir. Kliff cita una encuesta realizada a más de tres mil oncólogos en la que más del 10% respondió que ha asistido a alguno de sus pacientes a morir en algún punto de sus carreras.

5. ¿Cuántos de quienes solicitan muerte asistida la llevan a cabo? Desde 1997 hasta la publicación de este post, son 752 las personas que han muerto por tomar medicación de muerte asistida. Los números indican que apenas una sexta parte  de quienes solicitan la muerte asistida recibe la aprobación de sus doctores. Hasta 2013, sólo el 0,2% de las muertes en el estado de Oregon han sido por suicidio asistido. Cuando el paciente exhibe muestras de depresión o se ven a sí mismos como una carga para sus familiares, tienden a no recibir la asistencia. Y una tercera parte de los pacientes que reciben ayuda de sus médicos deciden no tomar la medicación una vez la tienen en las manos.

6. ¿Cuál es la fecha escogida por Britanny Maynard para morir? El 29 de octubre Brittanny Maynard publicó un comunicado en su página web diciendo que iba a posponer su propia muerte, debido a que aún se sentía bien a pesar de su enfermedad y podía sentir alegría y reír. Sin embargo, el suicidio asistido lo llevó a cabo el 1 de noviembre, tal como estaba planeado. El obituario publicado en la página de The Brittany Fund, se reproduce el último mensaje en el que le da su más profundo agradecimiento a los amigos a quienes “buscó como el agua” durante su vida y su enfermedad: “La gente que toma una pausa para apreciar la vida y dar las gracias quienes son más felices. Si cambiamos nuestros pensamientos cambiamos nuestro mundo. Amor y paz para todos ustedes”.

7. La pregunta del debate. Tras conocer el caso de Brittany Maynard, le preguntamos a nuestros lectores: ¿Cree usted que los seres humanos tenemos derecho a terminar con nuestra propia vida, frente a una enfermedad terminal? Antes de responder, lo invitamos a ver el vídeo que Brittany Maynard publicó en su página web, para dar a conocer su caso:

***

Aquí tres películas que tratan el tema de la muerte asistida Mar Adentro (2004), Million Dollar Baby (2004) y How to Die in Oregon (2011)

#Debate 

Comentarios (16)

mariana
31 de octubre, 2014

no..ya q dios es el q tiene el derecho de quitarnosla y si ocurre un milagro y ya no tiene nada uno nunk sabe los milagros existen …asi q no lo hagas espera a q dios lo haga ….tu esposo y familia te quieren ….

Iñaki Matanza
1 de noviembre, 2014

“¿Cree usted que los seres humanos tenemos derecho a terminar con nuestra propia vida, frente a una enfermedad terminal?”

Cada ser humano, y somos muchos, es único. Responder esa pregunta

Iñaki Matanza
1 de noviembre, 2014

… en nombre de todos sería un acto de soberbia.

Yo al menos quisiera tener el coraje en una circunstancia similar de suicidarme.

No creo en dioses ni en milagros. Como dijo alguien, no hacen falta seres mágicos al fondo del jardín para que éste sea sorprendente. Pero ese jardín tiene un final, y hay que aceptarlo; no queda otra. Si la muerte se pone remolona, habrá que ir hacia ella.

david datica
1 de noviembre, 2014

No solo “frente a una enfermedad…”, si no se tiene deseos de vivir es suficiente. Quizá sea pertinente,(advierto para que obvien comentarios imbéciles)amo la vida y me sobran motivos para continuar.Uno vital:se lo que es amar sin aguardar compensaciones!. Desterré la amargura y a los amargados, y aprendí a apreciar hasta la belleza que reside en la tristeza y la soledad.Creo es de Nietzsche:la muerte debe ser otra fiesta. O una griega:desaparecer como el sol que hasta muriéndose es bello

Eustoquio R. García
2 de noviembre, 2014

El mensaje más importante para mí es: disfruta de cada día y haz las cosas que debes hacer. Mi reflexión: nunca sabes hasta cuándo vivirás. Y lo más importante: cuando se tiene la seguridad de que la vida ha de terminar por razones médicas insuperables, como el caso de Brittany, pienso que la decisión de la muerte asistida es la apropiada.

María Elena
2 de noviembre, 2014

Lo terrible de esto, para mi, es que le hemos permitido a los médicos asumirse en seres que pueden predecir con exactitud cuánto tiempo de vida te espera, esto basado en estadísticas, aunque por otro lado nos dicen que nuestro ADN es único, no soy cientifico solo ing. a quién le esta tocando tratar de entender mucho de esto. Es sabido el poder que tiene la palabra, entonces, ud confía en su medico y este se permite decirle que le quedan tantos meses de vida, pues ud le cree y con ello todo su sistema inmunologico se derrumba. Confíe y crea en algo o alguien superior a eso, y aunque ello lo conduzca a la muerte, la recibirá sin rabia y a sabiendas que estará mucho mejor.

AlejandraGT
2 de noviembre, 2014

Si, es una decision propia en casos como el de ella…¿Quien puede negar que quizas Dios actua a traves de la decision que ella tomo?….

Georgette
2 de noviembre, 2014

Realmente es difícil colocarse en semejante posición, pero es cierto, es nuestra vida y si nos la pasamos tomando decisiones, por qué no es esa la última? Si nos vamos a lo judeocristiano, poseemos libre albedrío, sin muchos matices, por qué para unas cosas si y otras no? Es cuestión de decidir lo que realmente deseamos.

jose
2 de noviembre, 2014

Terminar con la propia vida es asunto de la libertad. Yo mismo he tenido que recurir a mercados negros para este fin porque en Venezuela el tema es delicado y tabu.

MARIA SERINO
3 de noviembre, 2014

Es su derecho, me parece un acto responsable y maduro. Por que, someter y someterse a una muerte lenta y dolorosa, eso me parece cruel.

Edgard J. González.-
3 de noviembre, 2014

Apoyo 100% la Eutanasia, entendiendo que se trata de una opción en la que participan el paciente, sus familiares y seres queridos, los médicos, la decisión final la toma el paciente, y persigue abreviar el sufrimiento cuando ya es inevitable e insoportable, y no permite que la persona tenga Calidad de Vida. Lamento que este video (y cualquier otro similar) no tenga subtítulos en otros idiomas, para que pueda ser aprovechado por la mayoría de los habitantes del planeta, que hasta ahora basan sus opiniones esencialmente en motivaciones religiosas, lo cual es una Ironía pues no existen los dioses, el cielo, el infierno, nada de lo que sustenta las falacias que son la esencia de los “argumentos” en contra de la Eutanasia. Aparte de mantener la contradicción de que “dios” debe decidir cuando muere cada quien (siendo dios una invención antigua de los hombres, que prefirieron la salida fácil de lo supraterrenal a la difícil, de estudiar y entender a la Naturaleza y aceptarla tal como es) sin plantearse por qué ese mismo “dios” produce las condiciones que hacen insoportable malvivir en estado terminal y otras absurdas situaciones. Hay ATRASO, FANATISMO y MASOQUISMO en esas actitudes, impropias de la actualidad. Otros buenos Films tratan el delicado tema, “Las invasiones bárbaras” (canadiense), lo plantea en forma directa y amena.

Irma Sànchez de Dìaz
3 de noviembre, 2014

Yo pienso que en el caso de Brittany,ese paso ella lo pensò y lo analizò mucho, disfruto su tiempo que le quedaba, si sabia que le quedaban 6 meses de vida, y los ùltimos dias de esa enfermedad es horrible,la gente se consume y practicamente tiene que estar drogada, para que pasar por eso si de todas maneras vas a a morir y tus familiares sufren mucho, se lo que es eso tener un familiar asi, hablo con propiedad. Por eso si estoy de acuerdo con lo que ella hizo, creo que yo lo haria tambièn, es mi vida. Lo que pasa es que las personas ven esto como algo horrendo, y la Iglesia no està de acuerdo con esto, dice, Dios te da la vida y el te la quita, pero a que costo algunas veces sufriendo, y haciendo sufrir a nuestra familia,pasamos como al Masoquismo.Es nuestro cuerpo y nuestra vida y tenemos derecho a decidir que hacer. Es todo.

Deily Becerra
3 de noviembre, 2014

Una enfermedad terminal se convierte en una carga muy pesada para quien la sufre y para quienes rodean a la persona. Lamentablemente, en este país, aparte de las implicaciones de la enfermedad per se, hay otras consideraciones, como la escasez de muchos medicamentos, y hasta camas en hospitales, para todo hay una lista, o una cola. Luego en términos económicos, la familia se descapitaliza y el enfermo no mejora. Creo que si hay derecho para decidir hasta que momento se quiere vivir, sobre todo si la enfermedad es terminal.

José Ignacio Pulido
4 de noviembre, 2014

Más de cuatro decadas de un ejercicio profesional han permitido dejar de ver la muerte como el peor enemigo a combatir, entenderla y aceptarla como el proceso natural del ser viviente es ineludible en esta profesión. Asclepio, Dios de la Medicina en la antigua Grecia, logró erradicar la muerte con una parte de la sangre de la Gorgona, el desorden, caos, causado fue de tal magnitud que Zeus lo fulminó con su desvastador rayo, retornando el equilibrio en la humanidad. Morir con ¨dignidad¨ es la aspiración de todo mortal; pero, como definir dignidad en este contexto?, sus implicaciones etico morales, legales, religiosas, emocionales y hasta personales son innumerables y muy lejos de estas breves notas. La eutanasia activa es ética y moralmente inaceptable pero la forma pasiva lo es en la practica, con el debido consentimiento de paciente y familia. La fantástica experiencia actual de comunicación, redes sociales incluidas, permiten al ciudadano de a pie, llevar su individualismo al escenario público, de alli la relevancia del caso Brittany, quien decidió compartir su muerte con el resto de los humanos, con metodos y formas diversas, muchos otros han tomado similares decisiones. Craso error el convertirse en juez de tu projimo, solo somos expectadores de la condición humana, en nuestro ejercicio, de la mayor miseria: la muerte y de su preámbulo: la enfermedad. En ocasiones la muerte puede convertirse en una aliada, no deseada, menos aún procurada, pero bienvenida, ayudar al bien morir -dignamente- es parte de nuestro ejercicio. Al margen de los detalles del concepto legal de muerte asistida y de su modus operandi, morir es un derecho, con dignidad una aspiración y -citando a M. Yourcenar: ¨la muerte es un sacramento del que sólo son dignos los más puros: muchos hombres se deshacen, pocos mueren¨

Nelly Tsokonas
4 de noviembre, 2014

Respeto cualquier opinión que se tenga sobre la muerte asistida. Solo me permito recordarles, a quienes la rechazan por creencias religiosas, que el raciocinio y el libre albedrío para tomar nuestras propias decisiones también nos vienen de Dios. Siento tanta solidaridad con quienes – y respeto por igual – optan por luchar contra su enfermedad, como con quienes deciden ponerle fin a su manera. En cualquier caso, siento que la crítica a quien se decida por esta última, no cabe. Solo quien se encuentra ante la certeza de su muerte próxima por una enfermedad, sin alivio posible, sabe del sufrimiento, la angustia, el miedo, el dolor, de inenarrables emociones. Pienso además, que se requiere de mucho valor – y de generosidad con su entorno familiar – para decidirse por la muerte asistida. Ante una situación análoga, y de poder elegir, optaría por la muerte asistida: si es que tengo el valor de hacerlo. Bendita Brittany, Paz para su alma. Consuelo a sus familiares y a quienes la apoyaron en tan dolorosa travesía.

la doble moral
11 de noviembre, 2014

No entiendo cual es el punto del debate. Es una decisión, consciente, legal, individual y en este caso justificada. Que hay para debatir aquí mas allá de la falsa moral de la sociedad y su gente?

Esa mujer se ahorro a ella y su familia lo que seguramente seria un largo proceso de degeneración física y psicológica que además afectaría a sus cercanos.

No lo entiendo como suicidio por que en la mayoría de suicidios el problema que produce los suicidio tiene solucion. En este caso no la hay.

Tampoco como una herejia ya que para los que creen en religion el libre aberdrio es un atributo que otorga el creador a los humanos, por ende les da la liberta de tomar desiciones como esta.

Entonces a menos que usted incluya el tema moral y si interpretación personal de esta en el tema este “debate” no es mas que periodismo amarillista. Aunque yo diría que: excusa para generar trafico y monetizar.

Humilde opinión.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.