Actualidad

¿Tienen derechos los fumadores? #MonitorProdavinci

Los activistas en defensa de lo que consideran el placer de fumar se activan en defensa de sus libertades individuales.

Por #MonitorProDaVinci | 30 de octubre, 2014

Tienen derechos los fumadores #MonitorProdavinci 640

“La campaña contra los fumadores se ha fortalecido tanto que aparentemente el imperio de la ley ya no necesita aplicarse cuando se trata de proteger los derechos de los ciudadanos que han elegido fumar”, afirmó en un comunicado la fundadora de CLASH (Citizens Lobbying Against Smoker Harassment), Audrey Silk, una oficial de policía retirada que ha decidido hacer valer los derechos de los fumadores y oponerse a lo que considera un hostigamiento sostenido.

La violación de las libertades individuales toma fuerza, según los afectados. Ante esto, las asociaciones de fumadores se movilizan por lo que consideran la avanzada y el recrudecimiento de acciones en su contra, a las que consideran violatorias de sus derechos como ciudadanos: “Ya nos han cercenado cantidad de espacios. Poco a poco nos han ido coartando derechos. Como si nuestra afición fuese un crimen”, suelen advertir sus voceros.

“Hasta los cigarrillos electrónicos están siendo perseguidos”, se quejan.

Y es que la industria de los llamados “e-cigarrillos” ha crecido exponencialmente. En Estados Unidos casi ha duplicando su volumen de negocios en un año, de 1.000 millones de dólares a 1.700 millones a finales del año pasado, según el grupo financiero Wells Fargo.

Ciudades como Los Angeles prohibirán el uso del cigarrillo electrónico en los lugares públicos donde no está permitido el consumo de tabaco, incluidas áreas de trabajo, restaurantes y bares.

Sin embargo la ciudad de Nueva York anunció que la prohibición de fumar en parques públicos, piscinas, playas y lugares históricos de la gran urbe podría levantarse ante la presión ejercida por estos grupos que defienden sus derechos como consumidores de tabaco.

Particularmente, el grupo NYC CLASH informó haber conseguido que se suspendiera la interdicción vigente desde el pasado mes de abril, fundamentando la solicitud en que la autoridad correspondiente la había aplicado antes de presentarla ante la asamblea legislativa del estado.

La ex oficial policía denunció que este organismo no tenía intención de retirar los carteles que ya se habían instalado en diversos puntos de la ciudad, en los que puede leerse “Prohibido fumar”. Resaltó que dicho mensaje es ahora “falso e intencionalmente engañoso”, y que tiene el propósito de “intimidar a los potenciales fumadores”.

Añadió así mismo que, “cuando las burocracias gubernamentales rompen la ley sin castigo, es la propia ley la que sufre, y acabará afectando a una actividad de la que disfrutas o a algún grupo al que pertenezcas”.

#MonitorProDaVinci 

Comentarios (14)

Antonio
31 de octubre, 2014

Es un derecho. Lo único malo son las sinuosas y poco prudentes nubecillas color de cielo que trascienden ventanas cerradas, hendijas de puerta acompañando los avisos de condominio, ductos de A/A ayudando a convertir los edificios en enfermos de hormigón y a los enfermos de carne y hueso en candidatos a terapias neumonológicas, siempre tardías. El problema está en la trascendencia y poco confidencialidad del acto. Mi vecina grita algunas veces; pero, no la respiro. Ella, no ausculta mis neuronas ni viola el mediastino que tanto protejo. Que tenga derecho a hacerse sentir?, es otra cosa. Ni siquiera es un problema de derechos, sino de física y química muy aplicada.

Luis Arconada
1 de noviembre, 2014

Todos tenemos derechos, fumemos o no. La idea es llegar a un punto medio donde se respete la libertad de unos y la salud de todos.

Paco Belandria
1 de noviembre, 2014

No se puede apabullar al que tiene un vicio. Antiguo como el hombre, por demás. Lo lógico es establecer normas que garanticen deberes y derechos de todos.

Beatriz
1 de noviembre, 2014

Sin fanatismos. El cigarrillo es terrible pero hay que garantizar el derecho ajeno. El respeto al derecho ajeno es la paz, dijo don Benito Juárez.

Rosa
1 de noviembre, 2014

¿Qué derechos? ¿El derecho a morir de cáncer al pulmón? ¿O el derecho de que los que no fumamos muramos de cáncer? Vivo en un edificio con un fumador que vive en el piso de abajo. Respiro el humo de su cigarrillo día y noche. Si desean matarse al menos que lo hagan sin matar a los demás. Mi marido murió de cáncer al pulmón y tal vez yo sea la próxima víctima pues fui fumadora PASIVA durante muchos años. No me hablen de derechos.

Maria Melchiorre
2 de noviembre, 2014

Tendrían derechos si su habito no obligara al prójimo a respirarlo solo por estar cerca. El adagio popular que dice ” los derechos de uno acaban donde comienzan los derechos del otro” explica muy bien este punto

Said Alvarez
2 de noviembre, 2014

En las mayorías de los países tiene leyes que colocan el intento de suicidio como un crimen. Para mi el fumador esta buscando su suicidio, por lo cual creo que el gobierno debe tomar control en eso. Que si los fumadores tienen derecho a fumar, para mi tienen todo su derecho, pero yo tengo derecho a no recibir su humo, por lo tanto que lo haga bien lejos, que su humo no me llegue y muchos menos le llegue a mi familia. El que se quiera matar o morir, que lo haga, pero que deje quietos a los que queremos vivir. Hablan de sus derechos como si fuera obligación de los demás. Yo no estoy obligado, ni nadie me puede obligar a recibir el humo de los fumadores.

Said Alvarez
2 de noviembre, 2014

En el caso de los alcoholicos, ellos también tienen el derecho de estar tomando licor, pero hacen daño a su familia, con maltratos y otros derivados del casos, pero ese licor no les daña el hígado al personal que se encuentre a su alrededor, mientras que un fumador daña sus pulmones y los pulmones de quienes le rodean. ¿De que derechos hablan?

delfin amaro
2 de noviembre, 2014

En verdad si creo que los fumadores tienen derecho, pero nadie tiene derecho a exponer a los demas , por sus derechos particulares. He alli la cuestion.., Lo que deberia hacer es proponer, diseñar y construir sitios publicos con sus compañeros e interes iguales para realizar sus fumadas, sin dañar a quienes no fumamos, que tambien como ellos tenemos derechos….Pueden solictar a las grandes corporaciones tabacaleras mundiales que aporten en esos objetivos, que tambien le son favorables a sus intereses creamtisticos

Daviloc0
3 de noviembre, 2014

Hay que mencionar que los fumadores también son culpables de generar enfermedades en las personas que no fuman por contaminación, incluso, existen estadísticas que atribuyen como causa de muerte prematura en niños el exceso de respirar el humo que expiden los cigarros. Entonces, ¿Cuánto es el gasto social y en salud pública producido por aguantar este mal vicio de parte de personas, que igualmente, se ven afectadas físicamente? Cada quien hace de su vida lo que quiere, pero los derechos de una persona terminan cuando éstos afectan al de los demás. El que tenga ganas de fumar que lo haga, pero cuando ésta actividad afecta a otra persona ajena a ello ¿quién tiene más derecho?

Manuel May
5 de noviembre, 2014

Los derechos de un individuo terminan donde comienzan los del otro.

Está bien que un fumador defienda sus derecho a fumar, pero el humo de tabaco no conoce esta regla y no se detiene en la frontera imaginaria entre los derechos individuales de las personas. Así que, a fumar en el centro del Sahara, a lo mejor a los camellos no les importe.

Lucrecia Girondo
7 de noviembre, 2014

Leyendo algunos de los vehementes comentarios en contra del “insidioso” humo del cigarrillo, que se escabulle cual asesino en serie buscando víctimas inocentes para acabar con sus vidas , me pregunto si esas personas llevan mascaras de oxígeno cuando caminan por la calle o si sus edificios se encuentran entre verdes praderas de aire puro. Simplemente el argumento de que el humo perjudica a los no fumadores es aplicable a locales cerrados, poco ventilados. Estoy de acuerdo en regular los sitios permitidos para disfrutar del tabaco pero no de la persecución a que son sometidos los fumadores, claro es mucho mas fácil asustar a los fumadores que a verdaderos trasgresores de los derechos ajenos.

Julio
4 de junio, 2015

Estoy de acuerdo con los comentarios que aquí se exponen, soy fumador, yo por mi propia decisión siempre busco un lugar apartado de todos para fumar, particularmente lo hago por la noche, cuando no hay nadie cerca.

En la región donde vivo se pusieron bares exclusivos para fumadores, a lo que derechos humanos y los que imponen esta ley, acusaron a estos bares de “discriminar a los no fumadores”; lamentablemente esto es una cacería de brujas; para todo hay soluciones y acuerdos, solo hay que platicar de la mejor manera

Yo pienso en todos los dicen que los fumadores llenamos sus pulmones de humo y ellos ni fuman; yo por mi parte pienso y digo lo mismo, pero con todos los que usan coche o algún método de transporte con petróleo o gas; ellos llenan los pulmones de todos (no importa donde estén) de humo y yo me transporto en bicicleta para tratar de contaminar menos

Igual da cáncer el humo del cigarro como el que expelen los vehículos impulsados por cualquier combustible derivado del petróleo y el que emiten algunas empresas

Piensen, “yo critico a los fumadores que por su culpa me dará cáncer, pero yo manejo todo el día un coche, uso el camión, el pesero; yo también ayudo a emitir humo que es dañino para mis familiares y los familiares de otros”

tamys
23 de noviembre, 2015

No comparemos la contaminación que hay en las calles. Por favor… o sea todavía que la ciudad está contaminada…. fumadores, van y contaminan espacios cerrados.!!!!… qué tipo de lógica es esa? o sea, porque el aire esta “ligeramente” sucio (a comparación de su apestosa nube), les da DERECHO y JUSTIFICACIÓN para ensuciar y contaminar aún más el aire común?????… por favor… es como decir que el borracho tiene derecho de manejar embriagado…

A demás fumar, NO es ninguna necesidad básica como respirar… respirar es una necesidad vital… y ni modo que no respiremos porque el arie de la calle es lo que hay … pero ya contaminarlo con su nube apestosa de muerte, es otra cosa… no comparen tonterías.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.