Vivir

¿Por qué no debes preocuparte por tus imperfecciones y sentirte mejor con tu cuerpo?; por Jeremy Dean

Por Jeremy Dean | 1 de octubre, 2014

ARTICULO_como_sentirse_mejor_con_su_cuerpo_30092014_640

Las mujeres que toleran y aceptan lo que otros pueden ver como imperfecciones en sus cuerpos pueden tener una imagen corporal más positiva, según un nuevo estudio. Este estudio también concluyó que las mujeres que eran más compasivas consigo mismas tenían mayor facilidad para lidiar con contratiempos cotidianos y decepciones personales (Kelly et al., 2014). De modo que la auto-compasión puede ser un componente importante que ayude a las mujeres a evadir prácticas de alimentación poco saludables que pueden llevar a desórdenes alimenticios.

El profesor Allison Kelly, autor líder del estudio, dijo:

“Las mujeres pueden experimentar una imagen corporal más positiva y mejores hábitos alimenticios si se aproximan a las decepciones y a la angustia con bondad y reconocimiento de que estos conflictos son parte normal de la vida. La manera en la que nos tratamos durante tiempos difíciles puede parecer no relacionado a nuestros cuerpos y la alimentación parece tener que ver con la forma en la que nos sentimos sobre nuestros cuerpos y nuestra relación con la comida”.

Para esta investigación, 153 mujeres estudiantes de pregrado completaron una serie de cuestionarios sobre su peso, autoestima, imagen corporal, comportamientos alimenticios y su verdadera altura y peso. Crucialmente, los investigadores también midieron su auto-compasión. El profesor Kelly explicó los resultados:

“Sin importar su peso, las mujeres con mayor auto-compasión tienen mejor imagen corporal y menos preocupaciones sobre su peso, forma del cuerpo o alimentación. Hay algo sobre tener un alto nivel de aceptación y comprensión de sí mismo que ayuda a la gente no necesariamente a ver sus cuerpos de manera más positiva, sino a reconocer las imperfecciones de sus cuerpos y sentirse bien con ellas”.

Los psicólogos descubrieron que los desórdenes alimenticios están relacionados frecuentemente con la baja autoestima. La autoestima, sin embargo, puede ser difícil de modificar cuando la gente cree que está “por debajo del promedio”. Y tratar de impulsar la autoestima de alguien a corto plazo es difícil de mantener cuando se encaran los inevitables golpes que la vida pone en el camino.

Mejorar la autocompasión puede tener beneficios, siempre que no se basen en tratar de convencer a la gente que está “por encima del promedio”. En su lugar, se trata de auto-aceptación, auto-amor y evitar emitir juicios. Como he dicho con anterioridad sobre la auto-compasión:

“Por ser comprensivo y no emitir juicios hacia sí mismo, la gente puede evadir tanto el auto-criticismo y el potencialmente frágil auto-realzamiento”.

Esto puede ser porque la auto-compasión construye una forma más balanceada de reaccionar a ambos fallos en nosotros y las situaciones difíciles en las que nos encontramos”. (Cita de: El Sorprendente Poder Motivacional de la auto-compasión).

***

Para leer el artículo en inglés haga click acá.

Jeremy Dean  es sicólogo y autor y editor del blog Psyblog.

Comentarios (1)

Oswaldo Izquierdo
4 de octubre, 2014

Muy bueno y cierto el articulo. Eso es tan cierto como aquello de que uno eleva su autoestima al realizar ejercicios diariamente. Es así como medio cómico, pero por ejemplo, uno empieza hoy a hacer ejercicios, y casi de inmediato (a los pocos días) ya te sientes como si hubieses cambiado de figura, sintiéndote, segura, confiada de que tienes un gran cuerpo. Y es mentira en una semana o 15 días, no cambia nada de tu cuerpo físico, pero si cambia tu mente y la forma en que te empiezas a ver.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.