- Prodavinci - http://historico.prodavinci.com -

Infant Start: este nuevo tratamiento puede significar la cura del autismo

ARTICULO_nuevo_tratamiento_para_el_autismo_12092014_640a

Un nuevo tratamiento temprano aplicado a infantes cuando dan las primeras señales de autismo puede reducir los síntomas de manera tal que, a los 3 años, la mayoría no presenten retrasos de desarrollo, según este nuevo estudio.

Infant Start es el nombre de una nueva terapia conductual que es llevada a cabo en mayor medida por los padres de los niños, desarrollada por expertos en autismo de la Universidad de California, la Universidad de Duke y la Universidad de Davis,, en Carolina del Norte.

Los resultados del estudio piloto fueron publicados por la Revista de Autismo y Transtornos del Desarrollo, firmado por Rogers & Ozonoff.

La profesora Sally J. Rogers, primera autora del estudio, explicó los impresionantes resultados de la terapia:

– “La mayoría de los niños del estudio (seis de siete) detuvo el desarrollo de sus habilidades de aprendizaje y de lenguaje cuando tenían 2 o 3 años”

– “La mayoría de los niños en el espectro de trastorno de autismo todavía no han sido diagnosticados a esa edad”

– “Para los niños que alcanzan un patrón de desarrollo típico, estamos esencialmente, mejorando sus retrasos de desarrollo”

– “Hemos acelerado sus patrones de desarrollo y perfiles, pero no para cada uno de los niños de nuestra muestra sino para seis de siete”.

Y estos resultados positivos se deben mayormente a los padres:

– “Fueron los padres — no los terapeutas — quienes llevaron a cabo el tratamiento”

– “Los padres pueden estar ahí todos los días con sus bebés”

– “Es en esos breves momentos de cambiar pañales, jugar en el piso, salir a caminar, estar en un columpio que son determinantes para el desarrollo de los bebés”

– “Estos momentos pueden ser capitalizados por los padres de una manera en la que nadie más puede hacerlo”

Infant Start involucra a los padres a ser entrenados por terapeutas para ayudar a sus hijos a prestar atención a las señales sociales, un área en la cual los niños autistas tienen deficiencias. Durante sus rutinas normales de todos los días, los padres ayudan a sus hijos a enfocarse en:

– Las voces y rostros de los padres.

– Interacciones que atraen la atención de los niños, causando risas y deleite.

– Imitación de los sonidos y acciones intencionales de los infantes.

– Uso de juguetes para apoyar la atención social del niño, en lugar de competir con ella.

Una de las claves para el éxito de la terapia es la intervención prematura. Los niños del estudio tenían entre 6 y 15 meses y ya mostraban síntomas muy marcados de correr riesgo de desarrollar autismo. Intervenir a esta edad es una decisión mucho más temprana que la de la mayoría de los niños cuando reciben tratamiento especializado.

A pesar de ser un estudio pequeño, los hallazgos son esperanzadores, pero necesitan investigación extensa con muestras de mayor tamaño. Rogers señala prontamente que no está tratando de conseguir una ‘cura’ para el autismo:

– “Las personas en el espectro de trastornos de autismo contribuyen inmensamente con nuestra cultura”

– “La diversidad de la naturaleza humana es lo que nos convierte a los seres humanos una especie poderosa y fuerte”

– “Estamos tratando de reducir la discapacidad asociada con el espectro de trastornos de autismo”

– “Mi meta es que los niños y adultos con síntomas de autismo sean capaces de participar exitosamente en la vida diaria en todos los aspectos de la comunidad en los cuales quieran participar: tener un trabajo satisfactorio, recreación, relaciones y una educación que cumpla con sus necesidades y metas, un círculo de personas que los amen y, generalmente, ser felices con sus vidas”

Si desea conocer los síntomas que permiten identificar señales de autismo en infantes, haga click acá.

***

Para leer el artículo original en inglés publicado en Psyblog haga click acá.