Actualidad

José Ignacio Cabrujas sobre el 27-F

Por Prodavinci | 27 de febrero, 2013

“El 27 de febrero Venezuela vivió un colapso ético, que dejó estupefactas a muchas personas, fue una explosión sobre la cual no se ha escrito hondo, amerita un análisis, es una explosión que se traduce en un saqueo, pero no es un saqueo revolucionario, no hay una consigna, es un saqueo dramático, las personas asaltaron locales en medio de una delirante alegría, no hay tragedia, al iniciarse el proceso. A mí me quedó la imagen de un caraqueño alegre cargando media res en su hombro, pero no era un tipo famélico buscando el pan, era un “jodedor” venezolano, aquella cara sonriente llevando media res se corresponde con una ética muy particular; si el Presidente es un ladrón, yo también; si el Estado miente, yo también; si el poder en Venezuela es una cúpula de pendencieros, ¿qué ley me impide que yo entre en la carnicería y me lleve media res? ¿Es viveza? No, es drama, es un gran conflicto humano, es una gran ceremonia. Ese día de juego que termina en un desenlace monstruoso, cruel, la carcajada termina en sangre, es el día más venezolano que he vivido, nunca había sido tan interpretado por nuestra historia, por lo que nos está ocurriendo, es el día que fuimos sublimes y perversos como lo fuimos en buena parte de nuestra historia. Nuestros íconos históricos nos anuncian siempre ese dilema.”

José Ignacio Cabrujas, 1995

***

Texto extraído de la interesante compilación de testimonios sobre el 27-F realizado por Leo Felipe Campos: Un ejercicio de montaje sobre el 27-F

Prodavinci 

Comentarios (8)

Rafael Pujol Michelena
27 de febrero, 2013

El eterno Cabrujas una vez más lo dijo: El 27 de febrero fue un colapso ético.No afloró lo mejor de nosotros en esos terribles y violentos días

Nelly
27 de febrero, 2013

…si el Presidente es un ladrón, yo también; si el Estado miente, yo también; si el poder en Venezuela es una cúpula de pendencieros, ¿qué ley me impide que yo entre en la carnicería y me lleve media res? ¿Es viveza? No, es drama, es un gran conflicto humano, es una gran ceremonia” J.I.Cabrujas – … Maestro han pasado 24 anos y que te puedo contar, esta vez tenemos presidente electo, no juramentado, enfermo e invisible tal vez imaginario, yo soy el, y el gobierno soy yo, el estado miente y yo tambien, y que ley impide la inseguridad diaria de la calle? es muy profunda la tristeza que lleva el Venezolano y todo aquel que ame a Venezuela, al ver que al gobierno se les va el tiempo buscando como encerrar en la carcel todos los representantes de la oposicion, y no hay tiempo, ni misiones para acabar con la delicuencia armada que diariamente se lleva la vida de muchos Venezolanos, buscaran los responsable de los desaparecidos desde 1958-1998 y no buscan a los responsable que matan diariamente!!!a los ciudadanos, la corrupcion es impresionantemente notable, no porque haya habido alguna boda de la burquesia que llene las primeras paginas de los diarios esta vez son fotos familiares que recorren la red social…la verdad Maestro es que te seguiria contado mucho mas pero la tristeza llega, eperemos que Fe y Esperanza nos acompane en ese sueno de una Venezuela libre y conducida por los Venezolanos en unidad y paz!

Louis Gerardo Holder
28 de febrero, 2013

¿ Qué tienen en común los saqueos del 27 de febrero en Venezuela con los de Nueva York cuando ha habido apagones, o los de Sao Paolo o Río de Janeiro, o los que han ocurrido regularmente en alguna de nuestras principales ciudades en Latinoamerica ?, Quizás no mucho en sus causas; y si esto es así; el significado histórico, su grandiosidad como semilla de ¿ algo ? de saqueo del 27 de febrero, quedaría reducido a la nada, a un problema de seguridad pública que se ha presentado en otras latitudes y en otras sociedades que poco tienen que ver con la nuestra.

jorge sanguino
28 de febrero, 2013

La historia no es del quien la relate,la historia si es acompañada de la verdad,y de paso con testigos reales, es imposible engañar.El pueblo ya sabe que es lo que quiere.El pueblo ve, y analisa y ya sabe quitar las màscaras que se esconden en algunos lobos difrasados de ovejas.

Los hechos hablan, por si solos algunas veces.El observador es otro hecho; que tambièn se necesita analisar.

Catalina Lozada
28 de febrero, 2013

El maestro Cabrujas resume mi propio sentir, este pueblo tiene un salvoconducto para justificar sus actos que no es otro que los delitos del pasado, los delitos de otros son nuestro ejemplo; “si esa tipa bota basura al piso” ¿por qué yo no?, “si ese carajo se come la luz yo también puedo”, hacemos lo que todos hacen, por tanto no tenemos moral para criticar los errores del pasado ni los actuales, porque sencillamente nosotros somos un error como pueblo, no nos tenemos autoestima, nos resulta más sencillo el cortoplacismo, me da ladilla hacer ejercicios y me hago una lipo, problema resuelto, pero por dentro estoy podrida. Así estamos como pueblo.El 27 de febrero del 89 no fue más que una catársis momentánea del resentimiento, no del hambre de un pueblo.

R. Vivas
28 de febrero, 2013

Sospecho que el saqueo es en Venezuela una diversion , algo alegre , jubiloso ,es liberarnos de esas odiosas y pacatas reglas que nos impiden disfrutar de lo ajeno . No fue el hambre ni la colera lo que llevo a los saqueadores del 27/Feb a ejecutar su frenetica labor sino un entusiasmo infantil por vivir sin reglas , sin opresivas restricciones , en la dicha de un caos que nos daba licencia para apropiarnos de lo que nos estaba vedado hacer nuestro . No es que ‘si el presidente roba por que no yo’, sino ‘menos mal que el presidente es un ladron por que asi yo tambien puedo serlo’, es el espiritu del picaro para quien la vida es astucia y golpes de suerte y la mofa de la autoridad y las reglas .

Boris Muñoz
4 de marzo, 2013

Vale la pena acercarse al blog mijaragual.net para leer el caleidoscopio de visiones que Leo Campos ha puesto en contraste. Muy buen y recomendable ejercicio sobre una fecha que todavía logra quedarse tranquila, sigue y seguirá pidiendo nuevas interpretaciones.

maribel
10 de noviembre, 2013

La genialidad de Cabrujas. Hoy seguimos siendo los mismos.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.