Artes

La lucha de Antonio Tabucchi contra el berluconismo

Por Prodavinci | 26 de marzo, 2012

Artículo escrito por Alberto Ojeda, publicado en El Cultural. A continuación un extracto:

(…) En los últimos años, libró una batalla intelectual contra Berlusconi. Fue uno de los opositores más destacados frente a Il Cavaliere y sus chuscos modales de gobernante. Esta actividad le procuró algunos sobresaltos, como la querella del presidente del Senado Renato Schifani, uno de los hombres de confianza de Berlusconi, en la que reclamaba al escritor más de un millón de euros por vulnerar presuntamente su derecho al honor. Tabucchi se había limitado a defender un artículo del periodista Marco Travaglio (fundador del diario Il Fatto Quotidiano, uno de los arietes antiberlusconianos más perseverantes) en el que ponía en evidencia los lazos del político siciliano con la mafia.

A Tabucchi le desesperaba desperdiciar su tiempo en los tribunales. Sabía que no le quedaba mucho y que tenía todas las de perder. Se enfrentaba a los mejores abogados de Italia. Y él era un simple escritor y un profesor de universidad, con recursos económicos limitados. Su último libro de relatos editado en España por Anagrama (su editorial en nuestro país) El tiempo envejece deprisa no podía tener un título más revelador. En él, repasaba la ferocidad del siglo XX, marcado por guerras cruentas que desangraron a la humanidad.

Cada mes de octubre su nombre aparecía en las quinielas del Nobel de Literatura. Sabía Tabucchi que andaba cerca de echarle el guante al codiciado premio. Pero marcharse sin él no le daba pena. Lo que de verdad entristecía a Tabucchi, mientras la vida se le escapaba en la cama del hospital, era no poder patear de nuevo las teselas negras y blancas del centro de Lisboa, sentarse en un café y encender un cigarro. Sabía que no podría volver a hacerlo. Lo sabía y le daba pena.

*******

Lea aquí el artículo completo.

Prodavinci 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.