Actualidad

Fragging, o intentar asesinar a tu superior en Vietnam

Por Prodavinci | 19 de febrero, 2012

Artículo publicado en ABC.es. A continuación un extracto:

La Guerra de Vietnam supuso uno de los varapalos más graves que ha sufrido el ejército de los Estados Unidos desde su nacimiento. La contienda, retransmitida por los medios de comunicación, desató las críticas de la población civil y, muy pronto, el malestar se extendió entre los soldados que defendían a su nación en el país asiático.

Tal y como cuenta Javier Sanz en su bitácora «Historias de la Historia», a medida que la guerra se prolongaba y la sociedad estadounidense tomaba conciencia de la imposibilidad de lograr la victoria, la moral y la disciplina de los soldados desplegados en el frente se iba deteriorando. Así, tras el anuncio de una retirada progresiva de las tropas, los actos de desobediencia militar comenzaron a ser más que frecuentes.

En este caldo de cultivo, nació un curioso y peligroso fenómeno conocido como «fragging», consistente en atacar a un superior en la cadena de mando con la intención de asustarlo o matarlo mediante el uso granadas de fragmentación. El uso de este tipo de armas, de las que toma el nombre, se debía a que averiguar la identidad del autor era mucho más difícil que si se empleaba una bala.

Las potenciales víctimas de este fenómeno eran oficiales incompetentes que ponían en peligro a sus subordinados, fanáticos o suicidas que arrastraban a sus tropas en su búsqueda de la gloria, así como algunos otros mandos racistas, de quienes recelaban los soldados afroamericanos.

Normalmente, el “fragging” se desarrollaba en dos fases. En la primera, se dejaba un pasador de granada sobre la cama del oficial, a modo de aviso. Si éste no cambiaba su actitud se le asesinaba.

*******

Lea aquí el artículo compelto.

Prodavinci 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.