Actualidad

¿Quiénes conducen mejor: los hombres o las mujeres?

El manejo de vehículos es otro escenario para la clásica confrontación entre los sexos. La pelea se dirime cifras en mano.

Por Sasha Correa | 7 de abril, 2010

Suelen atravesarse y aparcar como ellas solas. Es verdad. En una cola sobre todo si están cortas de tiempo, de cuando en cuando, se dan una pintadita, un toquecito, una arregladita antes de llegar, asomadas con prisa frente al retrovisor. En ocasiones no son las más orientadas y si de mecánica se trata, no solo se mueven en aguas poco exploradas –¡Ay de aquellas que esperan a que un príncipe las auxilie o les cambie un caucho!- sino que a veces olvidan monitorear otras cosas además de la gasolina.

Sí, sí. Todo eso y más conforma un salpimentado estereotipo expresado en frases como: “¡Tenía que ser una mujer!”. “¡Seguro que en ese carro va una mujer!”. Afirmaciones tan coreadas y cotidianas como ésas se confrontan con los números. Más allá de las anécdotas y los mitos, conviene revisar las estadísticas y opiniones de expertos.

Entonces, ¿Quién conduce mejor?

“Más allá de cómo se reparten poblacionalmente los géneros, las mujeres están incuestionablemente relacionadas a un número menor de accidentes. De hecho no están siquiera cerca. Las aseguradoras lo saben y a veces hasta les dan descuentos”, declara el autor, Eric A. Morris, citando cifras recogidas por la Association of Medical Instrumentation en 2007: 82% de los hombres de la muestra se vieron involucrados en accidentes versus 77% de mujeres.

Ahora, Morris cuestiona: si la pareja va a trasladarse en el carro ¿Quién debe manejar? Impera valorar varios aspectos. Los hombres manejan más tiempo que las mujeres y las sobrepasan en número. Según The American Time Use Survey los hombres adultos, en Estados Unidos, manejan en promedio 60 minutos al día, mientras que las damas 40. Morris asevera: “De acuerdo con The National Household Transportation Survey, en 2001, los hombres recorrían en promedio 16.749 millas al año mientras que el sexo opuesto 10.174. No le sorprende entonces que el menor número de accidentes corrientes sea de mujeres, y acota que hay estudios en los que se establece que ellas son más proclives a chocar por millas recorridas. Sin embargo, apunta que en materia de accidentes graves (fatalidades, colisiones fuertes, pérdidas del control e impactos con peatones, ciclistas y animales), ellos se ven involucrados en la mayoría de los casos (por milla).

¿Qué dicen los datos en Venezuela?

Un acercamiento al municipio Chacao sirve de muestra (sin pretender extenderla al total de la población). Según su Instituto Autónomo de Tránsito, Transporte y Circulación, en 2009 se registraron 10.198 accidentes. De ellos, 9.942 corrieron por cuenta de hombres, con 208 lesionados y 3 fallecidos. Las mujeres, mientras tanto, en 2.477 accidentes, reportaron 44 lesionados y un fallecido.

Juan Carlos Solano, director de la Policía de Circulación de Chacao, apunta: “Se ha incrementando el número de conductoras, la proporción es de 75% – 25%. Pero véanlo como lo vean, por millas, por número de accidentes, aquí los hombres, entre 18 y 35 años, cometen mayor número de accidentes por su manera de ser. Son más arriesgados, desafiantes e imprudentes. Suelen estar en el grueso de casos de exceso de velocidad y manejo bajo los efectos del alcohol”.

Sonia Delgado, también directora encargada de la Policía de Circulación de Chacao  –con 26 años de servicio-, agrega que 75% de las infracciones y multas en el municipio se reparte entre los hombres. “A nadie le gusta asumir una multa, pero en este tema, las mujeres son más difíciles pues siempre tienen una excusa y no quieren acatar la autoridad”.

“El estilo de vida de la venezolana es más forzado, se reparte entre el trabajo, el transporte de los hijos, diligencias, mercado… Y se demoran tanto en trasladarse por el congestionamiento que están a la defensiva, a veces no es fácil, son muy dramáticas”, salpica precisando, por igual, que los accidentes más frecuentes en el caso de las mujeres son los que ocurren en estacionamientos.

Una investigación hecha por Admiral Insurance lo corrobora, precisando que las mujeres tienen el doble de probabilidades de colisionar al estacionar que los hombres.

Una cosa llama la atención del comisario: el creciente número de motorizadas. “En tres años pasaron de 3 a 20%”. La inspectora Delgado añade el incremento de mujeres conduciendo metrobuses, transportes públicos y camiones, entre otros vehículos: “Son guerreras las venezolanas. Lo que pasa es que, por ser muy precavidas, se tardan en tomar un canal o en tomar una decisión”.

El comisario Solano aprovecha para subrayar otros factores culturales: “Es frecuente que en la pareja, el hombre se imponga para manejar. Hay muchos mitos. Se asume a la mujer como torpe que choca por maquillarse y no es así. Son muy hábiles.”, añade haciendo un llamado a que sin distinción de sexos se tomen más precauciones como usar el cinturón de seguridad y dejar a un lado los celulares.

Clases de manejo

Eric Robles tiene once años como instructor en la autoescuela Rossini. En ese tiempo, ha sido contado el número de hombres que acuden a las clases: “Les da pena, aprenden por lo general con algún amigo o la familia. Ellas se lo toman más en serio, lo que es una ventaja. Otra cosa, apenas a 30% de las chicas les gusta correr”.

Hay diferencias que son distinguibles, asegura: “Los hombres son más visuales y orientados, saben más de mecánica, están más pendientes de sus carros. Las mujeres suelen ser más cómodas, se estacionan pensando en lo que sea menos difícil, sin importarles que eso les complique las cosas a los otros. No procuran entender sus vehículos y por eso se bloquean. Ellas tienen que aprender a resolver por sí mismas y no depender de terceros”.

“Los caballeros asumen que son ellos quienes deben manejar siempre, porque piensan que lo hacen mejor. Pero se equivocan, las mujeres pueden ser muy hábiles, en sincrónico, automático, de noche, como sea. Y manejan todo tipo de carros sin distinción”, concluye.

Entonces ¿quién debe tomar el volante si los dos están en el carro? Cada pareja que decida, bien sea lanzando una moneda o jugando a piedra, papel o tijera. Ya sea argumentando datos en mano o simplemente optando por lo más cómodo o acostumbrado. Sea como sea, las cifras se mantienen allí y son elocuentes. Una cosa queda clara, los adultos no se pelean por la ventana.

Sasha Correa 

Comentarios (36)

Adriana Ponte
7 de abril, 2010

El Nro de accidentes no debería ser un indicador de qué tan bien conduces, porque manejar es mucho más que evitar colisiones y más en Caracas. Los hombres pueden ser iguales de torpes para manejar que las mujeres pero por lo general tienen más horas de manejo y más destreza para las maniobras básicas como estacionar, esquivar y en general, para comprender el funcionamiento de los carros. Eso es innegable y no debería acomplejarnos a las mujeres. Manejar es una habilidad más o menos irrelevante…

Minerva Nante
7 de abril, 2010

Los accidentes si son un número relevante debido a que mide la probabilidad de ocasionar daños a tereceras personas o a los bienes. Si no, pregúntate porqué si chocas, o si tienes más multas, los seguros te aumentan la prima para el próximo año. No estoy de acuerdo con decir que manejar es una habilidad mas o menos irrelevante Adriana. Muchas personas mueren o quedan lesionados porque mucha gente no maneja esa habilidad.

Ceciclia Pla
7 de abril, 2010

Pero sra. Ponte cómo sería irrelevante si nuestro parque automotor consta de 5.000.000 de carros? Cuál es el problema si ellos manejan mejor que nosotras? No hay que molestarse ni admitir a medias para después salir con la barrabasada de que es irrelevante conducir. Ellos lo han perfeccionado por años, ya es una habilidad que se les ha colado genéticamente. Un sentido espacial, y una disposición hacia el objeto mecánico. Una de las pocas cosas que hacen como nadie. Si nos ponemos a nombrar las cosas que sólo pueden hacer las mujeres no terminamos nunca…

domingo sifontes
7 de abril, 2010

no se si es casualidad pero los 3 comentarios anteriores son de mujeres y en un tema como este da mucha risa. En cualquier caso- comentario de género aparte- el tema es interesante y sería relevante abordarlo desde la óptica de ¿cómo maneja el veenzolano? las consideraciones de género que salgan de allí es otra cosa porque queda claro que en general en este país se maneja mal.Entender cómo maneja el venezolano es aproximarse a la realidad institucional de nuestro país:policias encima del rayado peatonal o dando la vuelta en U,personas que cuando están de segundos(as) en la cola del semáforo le tocan corneta al primero para que se arraqnue porque no viene carro estando el semafaro en rojo y como estos ejemplos muchos otros, la pregunta clave es ¿ por qué se maneja tan mal en este país?, ¿tiene el género que ver con eso? es un tema a estudair sin duda alguna.

Gabriel Payares
7 de abril, 2010

Domingo, estoy muy de acuerdo. Eso sin duda ha de tener que ver con nuestra idiosincrasia facilista y vivopendeja, y sobre todo con la indiscutible falta de educación vial de nuestro país.

J. M. Guilarte
7 de abril, 2010

Es cierto, se maneja muy mal, pero eso hace más admirables a los buenos conductores. Tengo la suerte de conocer las destrezas de algunos y algunas extraordinarios.

Alberto Williams
7 de abril, 2010

Domingo, una cosa es que se maneje mal en general, como dices, y otra es si un género maneja mejor (o peor) que otro. El tema me parece muy interesante, porque aborda lo que puede ser un estereotipo y lo trata de manera seria.

Por ciero, en un país que se lee mal, se puede manejar bien? Me gustaría ver una correlación entre números de libros leídos y accidentes de tránsito. Si, debe haber una correlación negativa entre educación y accidentes de tránsito.

Adriana Ponte
7 de abril, 2010

Muy de acuerdo con el planteamiento de Domingo y Alberto, interesante saber la relación con la educación e ir más allá del enfoque de género. También creo que si en el país se pusieran las multas que se tienen que poner y si hubiese una real cultura de manejo, sería más facil hablar de este tema. Minerva: los seguros aumentan la prima porque esa es la base de su negocio, no porque estén protegiendo la vida de la gente. Cuando dije que era irrelevante, no me refería a la vida de los que mueren, sino al hecho en si mismo, a su complejidad. sino Cecilia: como digo “barrabasadas” mejor no te respondo.

Cecilia Pla
7 de abril, 2010

Pero claro Alberto, los que leen más son los más aterrados con la vida. Muchos de los grandes eran miedosos sobre ruedas. Borges y Bolaño no sabían manejar. John Lennon casi se mata con Yoko en un accidente con carro en una carreterita de patio de casa. Woody Allen tampoco maneja y así

EDUARDO MUJICA
7 de abril, 2010

Yo pienso que en el pais se maneja mal, indistintamente del sexo, porque no se pénaliza el mal manejo, no hay autoridades que vigilen, y se cometen infracciones permanentemente, incluso estas mismas autoridades las cometen a diario y sin menoscabo,los motorizados piensan que es su derecho manejar entre filas de carros, no hay quien le ponga coto a esto, paralizan el tránsito si se intenta corregir esto,y todos saben que si te pescan cometiendo un infracciön, siempre podräs comprar tu “inocencia” con poco dinero,a lo mejor a las damas les resulta mas difïcil ofrecerle dinero a las autoridades que a los hombres.Esto probablemente tergirvers un resultado estad{istico que mida quien manejar mejor o peor.

Cecilia Pla
7 de abril, 2010

Qué va Eduardo, no hay ni que pagar. Si el policía es hombre -ya es hora de hablar, muchachas- una sonríe y activa los encantos. Estoy de acuerdo con los motorizados. Pero no hay que verlos como un gremio temible, o distintos -ellos moto, nosotros conductores de carro, ellos/nosotros. Se habló ya aquí de un enfoque más interesante, ¿se maneja mal en Venezuela? Que no verlo desde una “diferencia” genérica, y menos de estrato social. Sufi tenemos con este artículo y el de “Los malandros son feos” o algo por el estilo. Se puede intentar ser jocoso, es más el humor es un escalpelo de diamante para entrar en la médula de los temas, pero hay que ver, un poco más de profundidad señores escritores de pro davinci.

Domingo Sifontes
7 de abril, 2010

Alberto te invito a que busquemos las cifras y escribamos algo, la pregunta es como conseguirlas?El asunto es que esa aproximación a la educación es una de las tantas que puede existir. posiblemente quien más lea sea despitado por ejemplo y no necesariamente maneje mejor, en cualquier caso la invitación sigue en pie.

el perro
7 de abril, 2010

Como van a medir eso por los accidentes, si hay mas hombres manejando que mujeres es de cajon que hay mas accidentes de hombres manejando saquenme la cuanta de la siguiente forma, diganme el porcentaje De accidentes que hay entre las mujeres que manejan y veran que los numeros son otros, eso es como que comparen la cantidad de robos de venezuela con EEUU la poblacion no es la misma cantidad, asi que no me creo esa.

Cecilia Pla
7 de abril, 2010

Pero si la correlación educación/buen-conductor se comprueba como positiva o negativa, no tiene nada que ver con que si leyeron Doña Bárbara o no. Estamos hablando de un hecho cívico, sería un gravísimo error suponer que los sensibles lectores manejan mejor que los demás mortales, porque entienden mejor los veriveris del alma o algo

Adriana Ponte
7 de abril, 2010

Alberto, Domingo…hace unos meses leí un artículo -en inglés- de un estudio que hicieron en Turkí si no me equivoco, sobre las habilidades de conducción (manejo de automóviles) y su relación con la capacidad de protección y seguridad (propia y de terceros) de las personas. Muy interesante pues señalaba que quienes poseían más educación (lecturas y conocimientos) eran más propensos a proteger y protegerse que quienes sólo tenían experiencia, incluso cuando esta última era significativa. Lo busco en mi Pc y en la red y no lo encuentro. Pero trataré de buscarlo por si les sigue interesando el tema. Saludos!

Cecilia Pla
7 de abril, 2010

Bingo! Tenemos una corriente de pensamiento elitista-academicista.

Gustavo Lesseur
7 de abril, 2010

Sra. Pla: usted dice en su primer comentario que los hombres manejamos mejor por razones genéticas. Si, por razones genéticas. ¿podría explicar con la profundidad que exije cómo sabe usted esto?¿Cuáles son los estudios que pueden respaldar esa afirmación? Quizás el próximo artículo en Prodavinci podría ser: ¿Son los hombres superiores genéticamentes en el manejo de autos? ¿Cuál sería su opinión sobre un trabajo como ese?

Por otra parte, variables como los años de escolaridad -una proxy de la educación- está correlacionado con cambios en la conducta humana. Por ejemplo, con el fumar. Mientras mayor sea el número de años de escolaridad que tiene una persona, menor la probabilidad de que fume. Esta relación no implica causalidad, sólo correlación. Cuando la gente tiene ingresos más altos, tiende asumir menos riesgos, en promedio. No creo que esa sea una posición elitista, por demás.

Estoy de acuerdo que en Venezuela se maneja mal -y en Maracaibo peor-. Pero si, es mi opinión subjetiva, pero algo debe decir que tenemos una de las tasas de mortalidad más alta en el mundo consecuencia de accidentes automovilísticos.

Gracias por la oportunidad de esta conversación.

p.s Lean el artículo del NY Times linkeado en el artículo. Parece que algunos comentaristas no lo han hecho y creo que se beneficiarían de ese esfuerzo.

Adriana Ponte
7 de abril, 2010

Buen punto el que plantea el perro. Es cierto Gustavo, no había leído el link: es revelador y muy interesante.

Cecilia Pla
7 de abril, 2010

Enhorabuena, sociología espontánea! Gustavo tu comentario se inserta con éxito avasallante en la corriente de pensamiento que ya advertí. Los datos los saqué del mismo libro de donde sacas que fuman más los no escolarizados, y que queda de perlas en tu párrafo (las facultades de humanidades del país están abiertas a todo el público que desee corroborar quiénes son los campeones en consumo de nicotina, alcohol y estupefacientes en el ámbito universitario. Sí, las almas más ilustradas). Es más, ¿por qué no hacemos exámenes anti dopping a nuestros profesores de liceos, los que escolarizan a nuestros chamos, a ver qué sorpresas maravillosas nos encontramos? No me sorprende la ingenuidad tanto como la flacidez argumentativa y el recostarse de tesis que esconden ideas pueriles y moralistas. Reduccionismo puro y duro (en el siglo xxi)

Gustavo Lesseur
7 de abril, 2010

Cecilia, buen intento de distraer la atención de las preguntas:

1) usted dice en su primer comentario que los hombres manejamos mejor por razones genéticas. Si, por razones genéticas. ¿podría explicar con la profundidad que exije cómo sabe usted esto?¿Cuáles son los estudios que pueden respaldar esa afirmación? Quizás el próximo artículo en Prodavinci podría ser: ¿Son los hombres superiores genéticamentes en el manejo de autos? ¿Cuál sería su opinión sobre un trabajo como ese?

2) No es sociología, es análisis económico: dos enfoques muy diferentes, como comprenderá.

3) reduccionismo?. Cómo llama esto?: ” (manejar)..ya es una habilidad que se les ha colado genéticamente (a los hombres).” Me gustaría preguntarle: ¿Qué se la habrá colado genéticamente a los negros, o a los asiáticos, según su análisis?

Cecilia Pla
8 de abril, 2010

Gustavo, ya que te rasgas las vestiduras por saber, te complazco: 1) -Sí, es verdad, créeme. Lo saqué del libro de letanías en el que citas: “Mientras mayor sea el número de años de escolaridad que tiene una persona, menor la probabilidad de que fume.” Es bueno ¿verdad? -Quién habló en términos de superioridad, elitismo y con pretensión academicista no fui yo. Aconsejo, releer los propios párrafos antes de enviarlos, y no proyectar en los demás ojerizas pseudo-intelectuales. -De modo que conducir es sólo una habilidad ejercitada en el tiempo (si es necesario, vuelve sobre mi primer comentario, sé que gusta). Es mayor el número de conductores que de conductoras. Es un hecho. -Mi opinión sobre un artículo tuyo titulado así, “¿Son los hombres superiores genéticamentes en el manejo de autos?”, (me daría un poco pena ajena el nombre) sería menos prejuiciosa y mirada-por-encima-del-hombro de lo que crees. Aunque si leyese entrelíneas que tiene las mismas tendencias que hay en algunos de los comentarios de aquí, lo aplastaría sin esfuerzo también.

2)Y análisis económico de… ? (grillos) Ah, ya: “Cuando la gente tiene ingresos más altos, tiende asumir menos riesgos, en promedio. No creo que esa sea una posición elitista, por demás.” Más que tesis de oro de análisis económico, es una perogrullada, amigo. Es una observación simplista y con una coletilla para cubrirse las espaldas. No vaya a ser que me digan elitista! Está hablando subterráneamente de oportunidad de estudios, ligando los vicios, para finalmente desembocar en el hecho de conducir. Llamésmole aspiración sociológica, por no decir mescolanza espontánea.

3)Reduccionista, amigo, es todo lo anterior. Ahora, me preguntas con suspicacia (y pudor) sobre distintos grupos étnicos. ¿Por qué traer un ingrediente más a esa mescolanza? (más grillos). Ah, ya, te ofende que diga que los hombres han perfeccionado con los años sus aptitudes espaciales y mecánicas. Hasta un niño sabe que las condiciones del ambiente, las actividades a las que nos dedicamos, inciden sobre nuestros organismos y con las generaciones nos vamos adaptando mejor (Bibliografía: ese libro que ya sabemos). Ya que sacas a colación el tema,

¿En los análisis económicos, siempre separas taxonómicamente a los grupos étnicos? ¿Y qué resultados te ha dado?

Pd: esos “negros” tienen buena fama. Siguiente pregunta, dispara…

Gabriel Payares
8 de abril, 2010

Sólo quisiera aclarar, puesto que fui yo quien introdujo el término en el debate, que cuando dije que nos hacía falta educación vial, me refería a eso: educación del manejo, de la calle, de la carretera, y no educación formal ni escolar ni literaria. Por educación vial quiero aludir a ese conjunto de normas, regulaciones y comportamientos que hacen del flujo vehicular urbano un ritmo acompasado, y no un caos vertiginoso y feroz. Aquí todos sacamos, por ejemplo, la licencia con un amigo gestor o con un familiar en el INTT, sin hacer la prueba, sin prepararnos, sin un curso previo de manejo. Es decir, no hay filtros, ni funcionan las instancias de educación para el manejo. Muchos aprendemos a manejar con nuestros padres, repitiendo vicios e ignorancias. Yo creo que Venezuela se beneficiaría mucho si el manejo se tomase como una destreza que debe ser aprendida, y no algo intrínseco a la inteligencia, el sexo, o el nivel cultural en general. Aquí mujeres, hombres, jóvenes, viejos, ricos, pobres, obreros, catedráticos, médicos y jueces se comen luces, flechas y desobedecen el rayado peatonal, todos por igual. Tal vez, como en tantas otras cosas, nos haga falta emprender una campaña nacional que enseñe al venezolano a manejar, como una forma de, precisamente, proteger su vida y sus propiedades y las de los demás.

Gustavo Lesseur
8 de abril, 2010

Segundo buen intento de distracción Cecilia:

1) Sigues sin decir en que te basas para afirmar la superioridad genética del hombre en el manejo. Si es sólo una opinión, es válida, como cualquier opinión. Y, por cierto, yo no niego la posibilidad de que tengas razón, sólo quiero saber como llegaste a esa conclusión. 2) “conducir es sólo una habilidad ejercitada en el tiempo”, Entonces no es genética la superioridad del hombre, ¿no?. 3) Cuando se dice “en promedio” no es cubrirse la espalda, es reconocer que hay individuos que se comportan diferente a la relación encontrada. Entonces podrás encontrar gente con altos ingresos que asume riesgos manejando. Incluso aceptando tu lógica de que los hombres son superiores genéticamente que las mujeres, reconocerás que hay hombres que manejan peor que las mujeres, ¿cierto? 4) Los estudios que intentan discernir sobre diferencias en el comportamiento basados en género o raciales son muy comunes en las ciencias sociales. Un ejemplo es el trabajo citado por el NY Times en este artículo. Controversiales: sin duda. Por cierto, es un tema no muy bien atendido por la academia venezolana. 5) Vayamos a Darwin: ¿Le parece que -seamos generosos- 100 años de humanidad con el vehículo automotor y cuando sólo una ínfima parte de la humanidad conduce vehículos o ha conducido vehículos es suficiente para generar una mutación que haya modificado el genoma de los hombres? Creo que Darwin hablaba de largos períodos de cambios en el entorno que realmente hicieran una diferencia. 6) No esperes de mi disparos. No me gusta la metáfora, prefiero dialogar y aprender.

Gabriel, me parece interesante el planteamiento de campañas educativas. La idea es importante, pero me gustaría saber sobre su efectividad. Pienso que una aplicación de la ley y las normas de forma más efectiva pudiera tener un efecto muy rápido. Cuando el mismo venezolano del que hemos denostado en cuando a su manejo en este artículo, maneja en un país desarrollado, lo hace cuidando las de no infringir las leyes. ¿Por qué?

Sinceramente, agradezco el debate. Nada personal.

Gustavo Lesseur
8 de abril, 2010

Disculpen, se me olvidó colocar este enlace: aquí hay un tabajo -ya clásico en el mundo de economía de la salud, de Phillips Farrel y Victor Fuchs sobre la relación “schooling” and “smoking”: Schooling and Health: The Cigarette Connection http://econpapers.repec.org/paper/nbrnberwo/0768.htm

Gabriel Payares
8 de abril, 2010

Gustavo, ¿y quién va a aplicar esas leyes con puño de hierro, cuando aquí todo el sistema y todo el mundo está corrupto? ¿En la entereza de quién confiaremos el poder de aplicar estas normas de manera incorruptible? ¿Acaso no tenemos ya fiscales para ello, que son más dados a martillar a los infractores que a hacerles entender que es tarea de todos preservar el orden? ¿De un caudillo vial que imponga con mano férrea el orden? ¿No les suena eso de otro lado?

Mosca con el gendarme (en este caso el fiscal) necesario, que asoma su negra cabeza en medio del caos, y por unos instantes -de los que nos arrepentiremos años enteros- le sonreímos.

Gustavo Lesseur
8 de abril, 2010

Gabriel, las leyes y normas tienen estipulados sanciones para sus violaciones. Haz el ejercicio: ¿Existe algún país -piensa incluso en el más progresista-que no tenga una norma que multe al conductor que viaja a excceso de velocidad o que se come una luz?. No existe. Pero, la diferencia entre los países está en la probabilidad que existe en cada páis de que si vas a exceso de velocidad seas efectivamente sancionado. Querer que se hagan cumplir las normas no implica el deseo por el gendarme necesario. Si no pregúntale a los familiares del 93% de los asesinados en este país que quedan impunes. ¿O no te parece que los asesinos deberían estar encarcelados?

Por cierto, no te llama la atención que en la Avenida Libertador los motorizados se detienen antes de entrar a Chacao para ponerse su casco. ¿Será que existe una diferencia en la probabilidad de ser efectivamente sancionado en Chacao que en Libertador?

Gabriel Payares
8 de abril, 2010

Ojo, ojo. Yo no dije que no se deba castigar a nadie. No malinterpretemos. Yo advierto sobre esa fe ciega en la aplicación de los castigos, que suele llevar a gendarmes necesarios. De hecho, con ese argumento, si hacen un poco de memoria (cosa que a los Venezolanos nos cuesta bastante), ganó Hugo Chávez las elecciones: prometiendo mano dura y hacer cumplir las leyes. Y mira.

Sí es innegable que debemos partir del miedo a la sanción, y de hacer que efectivamente las haya. Sólo apunto que el problema, en mi opinión, es de base, es educativo. Si tienes un sistema corrupto, en el que quienes se encargan de hacer cumplir las leyes, son los primeros en violarlas, es necio querer una mano dura que nos lleve a darle más poder a quienes más corruptos son. Yo pienso, quizás optimistamente, que a través de la educación pueden resolverse estos dilemas de base. No hay de otra: debemos formar generaciones menos propensas al caos. El dilema, de nuevo, es quién carajos los va a educar. ¿Nosotros, formados en los vicios y corruptelas de nuestra Venezuela moderna?

Es un tema complejo, creo yo. Está muy bueno el debate.

miriam osorio
8 de abril, 2010

Está bien bueno este debate…. La mujeres manejan mejor acá en Venezuela y en cualquier parte del mundo, esto no es con estadísticas, ni nada de eso…. simplemente tu las ves que generalmente llevan a sus hijos dentro que van peleando y discutiendo y no chocan, que saben llegar a todas partes porque NO LES DA PENA Pedir una dirección a alguien en la calle y no malgasta mil años en mapas, porque es intuitiva.. “si todos cruzan a la izquierda es porque debe ser a la izquierda”…..porque en una cola de ir a llevar o buscar a un hijo en el colegio, que no se mueve, resuelve mil problemas de la oficina y no malgasta su tiempo en una quejadera. Eso también es manejar mejor. Saludos a todos los foristas

Gustavo Lesseur
8 de abril, 2010

Complejo es Gabriel. Sin embargo, hay sociedades que han logrado resolverlo. Ahora, es un gran acertijo como se inician realmente los cambios institucionales y como se sostienen. Aquí mismo en Venezuela sabemos que hay organismos de tránisto que funcionan mejor que otros -es decir, hay menos corrupción, más cumplimiento, etc-. Creo que hay que estudiar porqué las diferencias.

En todo caso, creo en un enfoque complementario: menos impunidad y más educación -general y específica-.

Minerva Nante
8 de abril, 2010

Miren lo que están haciendo en India para reducir los accidentes de tránsito: construyen templos religiosos en una vía peligrosa: http://karantalwar.com/2010/04/07/shimla-accidents/

Recuerdo que aquí en la carretera de el Tigre se experimentó con un museo vial.

EDUARDO MUJICA
8 de abril, 2010

Continuo sosteniendo que se maneja mal en todo el pais porque no se penaliza, existen cualquier cantidad de leyes y reglamentos que nadie aplica, es todo un salvajismo el tränsito en el pais, un “sälvese quien pueda¨, y repito, NO SE PENALIZA EL MAL MANEJO, parafraseando a Gonzalo Barrios, el ex presidente de AD, que dijo refiriendose a otro tema en aquella ëpoca ” en Venezuela se roba, porque no hay porque no hacerlo”igual ocurre con el tränsito, los camioneteros o autobuseros se paran a dejar o recojer pasajeros donde les de la gana, hablo de Valencia donde vivo, imagino debe ser igual en el resto del païs, cargan pasajeros guindando en las puertas, cambiarse de canal en una via urbana es todo un alto riesgo, puede aparecer de pronto un motorizado caracoleando entre filas de carro a toda velocidad y no se te ocurra tropezar uno, te rodean sopotocientos en una actitud hostil, asi haya sido culpa del motorizado,como todo, existen excepciones, desde este punto de vista, entonces si es cierto que las nujeres manejan mejor que los hombres, porque la mayoria de estos infractores son hombres, hay pocas autobuseras o motorizadas o camioneras, estoy de acuerdo con la posicíón de Mirian Osorio.

Adriana Ponte
9 de abril, 2010

Echándole salsita a la cosa: hoy me metí por una calle que antes era doble vía. Al salir a la avenida principal, un fiscal de tránsito me detiene, me pide la documentación y no me dice NADA. Me devuelve los documentos y me dice: “que no vuelva a pasar”. Al terminar de salir a la avenida, me doy cuenta que esa calle no es doble vía y que cometí una infracción. Suena loco pero me provoco devolverme y exigirle que me penalizara y decirle que en un caso así, debe indicarme que cometí una falta y colocarme la multa. Devolverme me iba a salir caro en tiempo, pero este es un factor clave en el manejo: en Venezuela sabemos que la penalización por manejar mal no existe, independientemente del sexo.

stven
27 de abril, 2010

sin ser machistas pienso que los hombres y esta demostrado, tenemos mejor capacidad de conducir que las mujeres,el hecho de que las estadisticas muestren un mayor de accidentalidad masculina no demuestra lo contrario,por que si tu te fijas la mayoria de conductores son quienes…..?????? pues hombres….quines manejan los colectivos??? los taxix???? las mulas???? carroa particulares??? en la gran mayotia hombres …bueno pero las mujeres los hacen bien besitos para todas ellass…..muaaaaaaaaa

Carlota
3 de agosto, 2010

Yo si creo que, más por sentido común que por teorías o estadísticas (aunque los números y este artículo me comprueban lo que ya pensaba)que las mujeres tendemos a ser más precavidas y correr menos riesgos cuando conducimos que los hombres… Sin embargo, también estoy de acuerdo en que un poco más de información y cultura vial no nos vendría mal a ninguno de los dos géneros.

Jessica
26 de noviembre, 2010

Muchos de los “argumentos” esbozados son más clichés del montón. Cabe preguntarse si el problema no tiene que ver también con que esos estereotipos están arraigados en el proceso mismo de enseñar a manejar: si enseñas a manejar mal a una mujer porque de entrada piensas que no será capaz de ser hábil al volante, el resultado es obvio: muy probablemente manejará mal, o no tan bien como otra persona que haya sido enseñada bajo otros parámetros. Igual pasa con el tema de la mecánica: si existe la predisposición estereotipada de que las mujeres no entendemos de mecánica, es obvio que ningún mecánico se molestará en explicarnos qué le paso al carro o cómo funciona. Los mecánicos que han arreglado mi carro incluso me lo han dicho cuando les pido explicarme la falla correspondiente y de qué va la reparación: ¡normalmente no lo explican porque no esperan que a la mujer le interese o lo vaya a entender! y hasta se sorprenden cuando una les pregunta.

Creer que este tipo de cosas están determinadas biológicamente es ridículo. El tema de si somos más visuales o no, o de si controlamos mejor el espacio a la hora de estacionar o de maniobrar un vehículo, tiene que ver más con otros motivos (socialización, aprendizajes, preferencias, etc.) que con factores biológicos. Procuren usar métodos eficientes y exigentes al enseñar a manejar a las mujeres que conocen y ya verán como fácilmente se caen sus teorías biologicistas.

carmen rodriguez
9 de noviembre, 2016

Hola buen dia espero que esten bien le comento mi experiencia cotidia las mujeres somos muy cuidadosas y prudentes y amabies respetuosas al manejar y siempre estamos pendiente de lo que ahi en nuestros alrrededor.y no somos menos que el hombre como muchos que ven a una dama manejando en la via y les molesta ver a una mujer manejando y oye por su egohismo o por x.le faltan el respeto ahi hombres que se creen superior y mejor pero para mi toda mujer somos capases de lograr metas y manejar hasta un camion.y en cuanto alos hombre si ahi hombres prudentes y amables sencillos humildes q apesar q andan hebrios manejan com.prudencia y pocos son los hombres y mujeres que estan en esta vida y no agradesen a Dios por todos que tienem lo respiran y la sabiduria la paz.humilda. amor

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.