- Prodavinci - http://historico.prodavinci.com -

Rodrigo Blanco Calderón sobre: Colombia – Venezuela, un conflicto artificial

Rodrigo Blanco copy(2)Debo al escritor peruano gringo Daniel Alarcón el haberme escapado de un almuerzo protocolar para conocer una partecita de la enorme ciudad de Bogotá, que hasta el momento, y mientras duró el B39, sólo había podido ver desde la ventanilla de un autobús o de un carro en movimiento.

Estábamos Daniel y yo a las afueras de algo que recuerdo como una arena de corridas de toros. Allí nos encontramos con el narrador colombiano Antonio Ungar, quien iba a fungir de guía turístico. A Antonio lo acompañaba su esposa, una amable y hermosa chica palestina con la que vivía en Israel. Antonio y su esposa (lamentablemente no recuerdo el nombre de ella) se comunicaban en inglés, lo cual, como me comentó ella más adelante, daba pie a algunas confusiones semánticas que derivaban en ficticias peleas conyugales.

De esa caminata recuerdo con especial cariño una escena patriótica y absurda. Estábamos en plena Plaza Bolívar de Bogotá y Antonio y yo discutíamos sobre la nacionalidad del prócer de América. Antonio, para escándalo mío, afirmaba que Bolívar era colombiano. De nada me valió argumentar que Bolívar había nacido en Caracas y que se había criado y educado en territorio venezolano. Para Antonio esa entelequia llamada Venezuela (o Colombia) se desvanecía ante el hecho histórico y onírico de la Gran Colombia.

Ahora que lo pienso, el fantasma de Bolívar, si estaba ahí en ese momento, debe de haber estado de acuerdo con Antonio. Y no sólo por motivos ideológicos o sentimentales. Basta comparar la majestuosidad de la plaza Bolívar de Bogotá con el esmirriado patiecito cuidado con tanto esfuerzo que es la plaza Bolívar de Caracas (lugar de congregación inaccesible para los opositores al régimen de Chávez), para entender que si el epicentro bolivariano tuvo lugar en Caracas, sus verdaderos ecos (esos niveles mínimos de justicia, tolerancia y respeto) han resonado en otra parte.

Foto: Vasco Szinetar

Otras entradas de la serie:

Héctor Abad Faciolince y Antonio López Ortega

Patricia Lara y Oscar Marcano

Ana Teresa Torres y Mario Mendoza

Alberto Barrera Tyzka y Oscar Collazos

Piedad Bonnett y Francisco Suniaga