Académicos

Entrevista a Juan Carlos Navarro

Por Prodavinci | 29 de mayo, 2009

dibujo2Juan Carlos Navarro es Especialista Principal en Ciencia y Tecnología de la División de Ciencia y Tecnología del Banco Interamericano de Desarrollo. Anteriormente se desempeñó como Jefe de la Unidad de Educación en el Departamento de Desarrollo Sostenible del mismo organismo. Tiene una Maestría en Políticas Públicas de la Universidad de Georgetown y completó los cursos doctorales en ciencias políticas en la Universidad Central de Venezuela en Caracas. Ha sido Investigador Visitante en la Escuela de Educación de la Universidad de Harvard y, por varios años, se desempeñó como el Coordinador del Centro de Políticas Públicas en el Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), y como profesor en la Universidad Católica Andrés Bello.


Sus publicaciones incluyen libros y artículos sobre temas de financiamiento de la educación, descentralización y gestión de sistemas educativos, provisión no-gubernamental de servicios sociales y economía políticas de la reforma en los sectores sociales. Aquí responde la entrevista que en Prodavinci le realizamos a los académicos:

¿En qué proyecto te encuentras trabajando actualmente?

Estoy coordinando, junto con unos colegas del Banco Interamericano de Desarrollo, un proyecto de investigación que pretende determinar hasta qué punto y en qué forma las empresas en América Latina mejoran su productividad a través de la inversión en innovación, ciencia y tecnología.

¿Cuáles son algunos de las preguntas claves que se están tratando de resolver en tu área de investigación?

Una característica general del promedio de las empresas latinoamericanas es que invierten menos en investigación y desarrollo tecnológico que lo típico en empresas de otras partes del mundo. En una economía del conocimiento como la moderna, el crecimiento está marcado por la capacidad empresarial para copiar y generar innovaciones, y es urgente entender qué está impidiendo a las empresas latinoamericanas interesarse más en el tema: ¿Les falta personal calificado para el manejo de tecnología? ¿Les falta acceso a financiamiento apropiado? ¿Les falta una mayor garantía de que sus innovaciones podrán ser protegidas? ¿Se concentran en sectores económicos en los que la innovación juega un papel secundario? Es muy importante aprender a entender todo esto desde el punto de vista del desarrollo en el mediano plazo, una vez las urgencias de la recesión en curso se disipen.

¿Cuáles son los libros o referencias imprescindibles para comprender tu disciplina?

He ejercido como profesional en temas de educación y, según lo acabo de mencionar, en temas de innovación y desarrollo tecnológico. En el tema de educación, desde el punto de vista del desarrollo económico, la obra fundacional es ¨Capital Humano¨ de Gary Becker: que puso sobre la mesa la idea de que educarse no solo era un bien personal, moral o cultural -que lo sigue siendo-, sino que debía ser visto como una inversión económica clave para el individuo y para la sociedad. En el tema de innovación y desarrollo tecnológico, hay que mencionar la obra de Christopher Freeman, que pone en marcha la visión de la innovación como un proceso social de gran complejidad y también central para el desarrollo.

¿Cuál es la idea más interesante que has leído o escuchado recientemente?

La idea, que varios autores han empezado a trabajar últimamente, de que el acceso general a medios digitales desde edades tempranas está transformando radicalmente la capacidad cognoscitiva y las habilidades de las nuevas generaciones. Que estas son ¨nativos digitales¨, bastante diferentes en la manera en que piensan, procesan información y la usan, que el resto de los demás de una cierta edad, que podemos por contraposición llamarnos ¨migrantes digitales”. Un buen ejemplo de esto es el hallazgo de que los médicos jóvenes que jugaron intensamente juegos de video en su niñez son cirujanos más habilidosos que los que no jugaban, pues muestran una coordinación vista-mano muy superior. Hechos como este tiene un potencial enorme de transformación de la educación, la economía, la cultura y la interacción humana, de formas que apenas comienzan a explorarse.

¿Qué has leído durante el último año que nos pudieras recomendar?

Hace unos años leí un libro de Jared Diamond “Armas, Gérmenes y Acero: Breve Historia de la Humanidad en los Últimos Trece Mil Años¨, que me pareció excepcional por su capacidad de sintetizar los hallazgos de varias disciplinas para explicar el surgimiento de la civilización humana. Este año llegó a mis manos la obra más reciente del mismo autor, “Colapso”, que describe, utilizando el mismo marco de referencia, el surgimiento y la caída de civilizaciones. Lo que tienen en común estas experiencias históricas es que no prestaron cuidado a su relación con elementos ambientales clave, en particular los recursos naturales más importantes que les habían permitido surgir, prosperar y sostenerse en el tiempo.

¿A cuáles intelectuales o autores te gusta leer o escuchar?

Me vienen de primeros Mario Vargas Llosa, Umberto Eco, Jorge Luis Borges. De los Venezolanos empiezo por Germán Carreras Damas, tanto por el valor de su obra para entender nuestro pasado como por su vigencia para entender la cultura democrática venezolana actual. Si se trata de escuchar, siempre me parece única y excepcional la combinación de inteligencia y buen humor propia de Pedro León Zapata.

HT: Sonia Parisca de Blanco

Prodavinci 

Comentarios (2)

Carlos Chacón
31 de mayo, 2009

He tenido la oportunidad de trabajar apoyando a empresas a definir sus agendas de proyectos de tecnología, y en el desarrollo de esas asesorías se percibe la carencia de propósitos estratégicos en materia de innovación en las empresas, independientemente de su tamaño y la estructura de capital, salvo contadas excepciones. Sin embargo, hemos encontrado que en varias de ellas se realizan interesantes proyectos de innovación en procesos y mejoras en sus productos y servicios que si bien no son valorizados por la alta gerencia como iniciativas de carácter tecnológico, sí corresponden a esa conceptualización. Hablan en prosa y no lo saben, Moliere dixit. Entre los retos que esta situación plantea está en que las escuelas de gerencia y quizás también en la formación universitaria se incorpore el desarrollo y estudio de metodologías para la determinación de las necesidades tecnológicas de las empresas y el consiguiente diseño y ejecución de planes estratégicos de innovación. La premisa de esta necesidad es que prácticamente todas las organizaciones tienen un alto potencial de innovación y que esta les será una condición cada más más necesaria para la sostenibilidad de sus negocios, sea que estén en el campo de los servicios o de la manufactura.

Rosa
1 de junio, 2009

Uno de los problemas a los que se enfrentan nuestros países es la escasez de data en lo que respecta a ciencia y tecnología, a pesar de los esfuerzos del RICYT y de los ministerios de ciencia y tecnología de los países latinoamericanos todavía nos hace mucha falta obtener información para poder entender los procesos innovadores. Una de las preguntas que a mi me parece mas interesante de la investigación donde participa Juan Carlos Navarro es si las empresas se encuentran en sectores económicos en donde la innovación es secundaria. En Venezuela por ejemplo, hay pocas industrias intensivas en ciencia y tecnología, en contraste con Brasil donde hay industrias intensivas en C+T como la farmacéutica, la aeronáutica, y la de las tecnologías de la información. Seria interesante contrastar las empresas de estos países y observar cuales son las tendencias de innovación.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.