Capital Humano

Maestra, no me etiquete (II)

Por Prodavinci | 20 de abril, 2009

mindsetcoverRecientemente escribimos sobre los efectos indeseables de las “etiquetas” negativas en los niños. Ahora, Carol Dweck, sicóloga de Stanford, nos advierte sobre los efectos negativos que tienen las “etiquetas” positivas (inteligente, talentoso, dotado) en los niños. De acuerdo con las investigaciones de Dweck, existen dos tipos de mentalidades: 1) los que consideran que la inteligencia y los talentos están determinados genéticamente y no pueden ser desarrollados (mentalidad fija) y, 2) los que consideran que con esfuerzo y constancia puede mejorarse en cualquier aspecto en la vida (mentalidad de crecimiento).

Las personas con mentalidad fija y que han sido “etiquetados” positivamente, tratan de demostrarle al mundo que efectivamente son inteligentes o talentosas.

Pero lo hacen de una manera muy particular y con consecuencias negativas: evitan someterse a nuevos desafíos con el fin de eludir la posibilidad de fallar y perder la condición de “inteligente”. Las personas con mentalidad fija tienen muy poca capacidad para manejar las fallas y el fracaso, elementos naturales en la vida de los seres humanos y necesarios para el aprendizaje y el crecimiento.

Las personas con mentalidad de crecimiento entienden que sus cualidades básicas pueden ser desarrolladas mediante el esfuerzo y el aprendizaje. Buscan experiencias que impliquen desafíos con el objeto de que sus aptitudes evolucionen a un nivel superior. Dweck ha encontrada una relación directa entre este tipo de mentalidad y lo que comúnmente llamamos éxito.

La investigación de Dweck resalta la importancia de los padres y los maestros en la formación del tipo de mentalidad de los hijos y alumnos. Cómo se felicita a un niño puede ser determinante en su formación. Ante un buen resultado en un examen, un padre o maestro dispone de dos tipos de reacciones con consecuencias muy diferentes: a) Excelente nota, qué inteligente eres! (explicación que promueve el desarrollo de la mentalidad fija) y 2) Excelente nota, todo el estudio y esfuerzo que le pusiste a la materia se reflejó en el resultado, sigue así! (explicación que promueve la mentalidad de crecimiento).

Los niños también aprenden de cómo los padres y maestros explican el éxito o el fracaso de otras personas. Por ejemplo, decir que Rafael Nadal o Michael Jordan destacan en sus deportes porque fueron dotados con un gran talento natural contribuye con la formación de la mentalidad fija, a diferencia de una explicación del éxito de ambos atletas en la que se haga énfasis en la constancia y el esfuerzo que requirieron para alcanzar el éxito (lo cual es cierto, como ambos atletas han narrado).

Dweck no sugiere que cualquier persona puede ser un Mozart o Einstein. Su mensaje principal, más bien, es que mientras una persona no aplique todo el esfuerzo y constancia posible a una actividad nunca sabrá hasta donde puede llegar, y, para ello, se requiere poseer una mentalidad de crecimiento.

Enlaces relevantes:

Libro de Carol Dweck (inglés)
Artículo de Carol Dweck (The secret to raising smart kids)

Prodavinci 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.